26 de septiembre de 2015

Un disparo en el desierto

Este relato fue premiado el 13 de octubre de 2015 como "Relato de oro" en el concurso "Relatos de cowboys - El extraordinario Oeste" organizado por "El Círculo de Escritores". Podéis ver el premio clickando aquí. Espero que disfrutéis del relato, el cual empieza a continuación.



Un disparo en el desierto

De lo que se siembra se recoge.

Y en la existencia de Shane “La Parca” Wallace, los méritos se iban acumulando para recoger algún día un vendaval de dolor y sufrimiento. El revólver de Shane aún estaba humeante tras haber sido disparado, y los buitres empezaban a acechar a la víctima del disparo.

La vida en los polvorientos desiertos del oeste se resumía así: muerte, animales carroñeros, y enormes rocas que si hablaran serían confidentes de demasiadas muertes a punta de pistola. Sin lugar a dudas, muchas de esas confesiones tendrían a Shane como autor de las muertes. Era incapaz de recordar la razón por la que había cometido su primer asesinato, pero desde aquel bautismo de muerte que le había convertido en un demonio en la tierra, la lista de víctimas no había dejado de crecer. Eso había hecho que casi todo el mundo le temiera, desde campesinos a prostitutas, pasando por agentes de la ley y otros forajidos. Incluso en los tiempos en que había actuado con una banda de forajidos, ellos habían acabado abandonándole, temerosos de no ver un nuevo amanecer si osaban contradecirle.

Shane únicamente había encontrado una persona que no le tuviera miedo, Richard Brown, un cazarrecompensas que llevaba un año tras él. Aunque se habían encontrado en más de una ocasión, no habían logrado causarse más daño que unas heridas que ahora eran cicatrices en sus cuerpos. Richard había sido un digno rival. Pero ahora se encontraba tirado y sin vida frente a Shane, y los buitres ya le estaban picoteando. Esos carroñeros habían aparecido de la nada, y estaban disfrutando del banquete. Aunque Shane disfrutaba del espectáculo, un pensamiento preocupante se repetía en su mente: él sería el próximo plato del menú. Fue entonces cuando los sucesos de las últimas horas se agolparon en su mente.

Shane se había cogido una cogorza de tintes épicos en la cantina del último pueblo donde había parado. A pesar de que su sentido de la alerta le desaconsejaba beber demasiado…se le había ido la mano con el bourbon. Y Richard le había cazado en aquella cantina, dejándole inconsciente con la culata de su revólver. Lo siguiente que Shane recordaba…era haberse despertado en el desierto, de forma distinta a otros amaneceres: estaba enterrado en la tierra, y únicamente sobresalían de ella su cabeza y su mano izquierda. No sentía el resto del cuerpo, y su boca estaba atada con un pañuelo. Richard estaba sentado frente a él con una enorme sonrisa. Fue él quien rompió el silencio, ya que Shane no podía hablar:

 - Te preguntarás por qué he decidido enterrarte aquí. Pues bien, aunque la recompensa por tu cabeza es demasiado suculenta, he decidido dejarte morir en un lugar semejante a aquellos en los que has quitado tantas vidas. Tras capturarte, te metí dentro de un saco y lo até lo más fuerte que pude con varias cuerdas, dejando únicamente fuera de él tu cabeza y la mano con la que disparas. Y esto es lo que haré Shane, voy a colocarte tu revólver en la mano, pero te advierto que sólo he dejado una bala dentro. Te sugiero que la guardes para volarte la cabeza cuando veas a los buitres rodeándote.

Richard colocó el revólver en la mano de Shane, y con una inclinación de cabeza, empezó a alejarse lentamente y riendo. Shane, enrabietado, y en un acto nefasto para sus intereses futuros, logró apuntar el revólver y volarle la cabeza a Richard. Horas después de matarle, los buitres empezaron a rodear a Shane, que intentó inútilmente suicidarse con el revólver descargado. 




60 comentarios:

  1. Excelente. Muy buena la introducción del “Cazarrecompensas” Personaje épico en las novelas del oeste. Y me ha encantado la vuelta de la historia en los últimos párrafos donde descubrimos la realidad, y la estupidez de Shane de dejarse vencer por el ansia de venganza en lugar de reservar aquella última bala para él. Ahora sufrirá una muerte lenta mientras es devorado vivo.

    Un abrazo compañero. Te espero en el Saloon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola vaquero! Efectivamente, el cazarrecompensas es un papel imprescindible en muchas historias del oeste. Qué épicos eran los duelos o los cruces de palabras con los forajidos a los que perseguían. Me alegra que te haya gustado mi aportación al género, estaba muy estimulado ante el reto. Sin lugar a dudas la venganza le ha costado cara en esta ocasión a "La Parca", que ha alargado así el dolor que tendrá su existencia.

      Ve pidiendo un bourbon compañero, y que arranque la pianola.

      Eliminar
  2. Magistral esa vuelta de tuerca que no se espera por lo inédito. Creo que es un relato estupendo.
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Saludos compañero! En muchas ocasiones, y sobretodo en el oeste, vemos que acaban ganando el bueno o el malo según sobre quien gravite la historia. Pero.. ¿y si ninguno gana? Así que me alegra haber aportado un toque distintivo a este género que tanto me atrae. Gracias por pasarte y compartir tus impresiones.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. A mi me parece que si que gana alguién...Los buitres...Jajajaja.
      Abrazos compañero...y por cierto ya tienes el bourbon en la mesa del saloon.

      Eliminar
    3. Muy cierto Oscar jaja, vaya festival van a darse ese día. Voy a por ese bourbon, un abrazo.

      Eliminar
  3. Una mala decisión que le costará mucho sufrimiento antes de morir. Me ha parecido muy original. Genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola vaquera, sin duda esa decisión, fruto de un acto impulsivo y lleno de rabia, le va a reportar un final que dados sus antecedentes... se había estado labrando. Gracias por sacar un rato para leerme y comentarme tu valoración.

      ¡Otro abrazo!

      Eliminar
  4. Este es un territorio sin ley, y por lo que veo, ha sido conquistado por el western terrorífico. Dos grandes personajes enfrentados en una lucha a muerte. Una resolución muy interesante en la que un hombre debe tomar una difícil decisión.

    Muy bueno compañero de celda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos de celda acolchada Santiago. Sin lugar a dudas, estos tipos no están predestinados a finales demasiado felices por los caminos que escogen. Me alegra haber podido aportar un toque diferencial en el final, sobretodo dándole a la historia unas gotas de terror.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Me hiciste recordar a una pelicula que vi con mi abuelo hace muuuuuuchos años, tenia una escena parecida a la que describes. Si no me equivoco el heroe era un ciego.
    Me gustó mucho el relato, mucho suspenso y una escena clasica de cowboyada, el ambiente perfecto y los buitres, bueno a los buitres solo queda decirles :"servido".
    Saludotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, así que sin tener sospecha alguna, te he hecho aflorar un recuerdo de la infancia, eso está bien :) Creo que el final tenía muchas papeletas para gustarte, me gusta que así haya sido. Toda la razón, los buitres se dieron un atracón y aún les quedaba el postre...

      ¡Otro saludo vaquera Mendiel!

      Eliminar
  6. Pobre hombre, claro que el otro también es pasto de los buitres. Aquí no sale nadie con vida. Muy buen relato José Carlos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mercedes, en este caso, nadie gana (o como dijo Oscar, ganan los buitres). Casi siempre salen el bueno o el malo indemnes, salvo en este caso :) Me alegra que te gustara. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Una decisión motivada por el odio que le costó un gran sufrimiento. Terrible final. Excelente relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirna, bienvenida por la burbuja, creo que es tu primer comentario en este blog :) En efecto, el odio y la impulsividad de su acto le serán premiados a Shane con un final duro, pero merecido por la vida que ha llevado. Gracias por leerme y dedicarme unas palabras.

      ¡Otro abrazo!

      Eliminar
  8. Ya lo dices en la primera frase del relato... "De lo que se siembra, se recoge", síntesis perfecta de la esencia westerniana del texto. Y tras una excelente introducción, magnífica presentación de los personajes y puesta en escena, nos revelas una genial historia donde "bautismo de muerte convierte en demonio al hombre"... Dos cowboys se enfrentan a sus propias decisiones, solo los buitres carroñeros disfrutarán de la venganza y la maldad que imperan en estos dos pistoleros faltos de moral y cordura. Muy grande, José Carlos.
    ¡Abrazo, Compañero de Celda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vas a sacarme los colores vaquero! Esa frase inicial se me grabó a fuego en la mente cuando me enteré de lo del concurso del oeste, y me pareció perfecta para iniciar el pistoletazo de salida. Es una gran satisfacción leer por tus comentarios que he logrado retrotraerte a esa época y caracterizar a estos polos opuestos (ya sabes que con el límite impuesto de palabras es un reto enorme contar lo necesario). Esos buitres van a darse un gran homenaje, si tuviera línea directa con Morricone le pediría algún tema para cerrar el círculo tras las últimas palabra... :P Gracias por pasarte y compartir tus impresiones.

      ¡Otro abrazo Compañero de Celda!

      Eliminar
  9. Muy buen relato, con ese final inesperado y demoledor.
    Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MªJesús, bienvenida por la burbuja :) Me alegra que el final haya sido de tu agrado, con estas cosas uno nunca sabe qué recepción tendrá el modo en que se remata la faena :)

      ¡Otro saludo!

      Eliminar
  10. HOLA JOSÉ HERMOSO MICRO RELATO, ESTA LLENO DE VISUALIZACIÓN, QUE LLEVA LA MENTE DEL LECTOR HASTA EL MISMO DESIERTO Y DEJAS VER LA ESCENA, EN VIVO Y EN DIRECTO, ES COMO EL DISPARO DE Shane, EXCELENTE TRABAJO AMIGO. FELICIDADES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mario. En primer primer lugar, bienvenido al blog. Una de las intenciones al escribir la historia era poder acercar ese desierto a toda persona que me leyera. Me alegra haberlo logrado, y si encima todo el conjunto te ha gustado, no se puede pedir más en lo que a ti respecta.

      ¡Gracias por la felicitación y un saludo!

      Eliminar
  11. Sencillamente grandioso, José Carlos!! Creo que reune todos los ingredientes para ser calificado así. Tensión, una ambientación estupenda, una gran historia y capaz de enganchar desde la primera línea. Has demostrado que estos duros asesinos del Oeste siguen teniendo su tirón... Enhorabuena!!

    Un abrazo y feliz tarde de domingo!!













    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Julia. He intentado meter en la coctelera los ingredientes que sabiamente has mencionado, y que conforman elementos clásicos de este género. Estos tipos duros al final tienen muchas veces los finales que se merecen por la vida que eligen. Gracias por pasarte a leerme :)

      ¡Otro abrazo y feliz domingo!

      Eliminar
  12. Vaya final más escalofriante. Vaya manera de morir. Horrible.
    ¡Mucha suerte!
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sue. Sí, es un final que se ha ido labrando "La Parca" con sus actos, y por ello bien merecido aunque como dices escalofriante. Estos buitres...

      ¡Gracias, suerte a ti también y otro abrazo!

      Eliminar
  13. Me encanta, sobretodo el final. :) ¡Suerte, compi!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Soledad! Falta que te animes tú también a presentar algo al concurso. Si es que en el oeste puede pasar de todo :P

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  14. ¡Ay! El Final... Ese Final tan directo que haces que te quedes con cara de O.o en plan "¡Oh! ¿Oh? ¡Qué pava, joder!", porque es tan directo que no te das cuenta en sí... Es abrupto y árido con lo va a ser la futura tumba del Prota...
    ¡Realmente Bueno! ¡José Carlos! ¡Muy Bueno!
    La forma en que vas hilando cada acontecimiento, rememorando esa borrachera infernal que termina siendo la verdadera Parca ;P
    ¡Me encanta lo del la última bala!
    ¡Super Besines! ^w^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Campanilla! Pues te confieso que aunque era el final que tenía pensado sí o sí para la historia, no sabía cómo iba a ser recibido por la gente que me leyera, y es muy agradable ver tantas críticas positivas a pesar de la crueldad del final.

      Por otra parte, me anima también ver que te ha gustado la forma de unir la escena final tras el paso intermedio por la situación que dio paso a ella. Cada bala vale su peso en oro en esta historia, no cabe duda, y hasta la Parca acaba necesitándola...

      ¡Besos!

      Eliminar
  15. Que buen post, me gustó la historia y el ambiente que tiene. Seguiré visitando tu blog.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a la burbuja, siempre es un placer escribir y leer a nuev@s visitantes. Si además te ha gustado la historia, no se puede pedir más para tu primera visita. Espero que lo que vayas explorando del blog sea de tu agrado.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  16. Me ha encantado. Yo lo describiría como un wéstern Tarantinesco. El inicio con esa frase que resume toda la historia, la descripción del malvado Shane, y luego la del cazarrecompensas, la situación en la que se encuentra, con el cadáver de Richard y luego el cómo se ha llegado a esa situación. Una estructura inteligente, que nos mantiene pegados a las letras aunque sepamos como ha acabado todo... aunque no cómo va a acabar. Finalmente desvelas lo sucedido y en la horrible situación en la que se encuentra Shane por la estupidez de sus actos, por su afán vengativo y ansias de matar. Una escena que he vislumbrado a la perfección y me encantaría ver en una peli.
    En sescientas palabras (más o menos), has creado dos personajes bien definidos.
    Un abrazo, Compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Ricardo, teniendo en cuenta la gran película que rodó Tarantino en su primer western, es todo un halago que veas mi relato de esa forma. Esa frase inicial se me metió en la cabeza y era una de las cosas que sentía la necesidad de escribir sí o sí. Shane merecía un final acorde con su paso por la vida, de eso no cabe duda. Y como has podido ver, al final me ha salido una narración con una estructura similar a la historia del espejo. La foto final sin duda ayuda a sentir como muy real el final que acontece, sólo faltaría poder oír un repetido "clic" del revólver al quedarse sin balas.

      Como has dicho, crear en 600 palabras una historia e intentar definir bien a los personajes, ha sido todo un reto, me alegra ver que te he gustado la experiencia en este desierto :) ¡Otro abrazo!

      Eliminar
  17. Muy buen relato y muy original. Mucha suerte :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Raquel! Gracias por pasarte a leer el relato, por compartir tu opinión, y por desearme suerte :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  18. original y cargado de fuerza. Lo que hace no usar el cerebro... Muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paola! Bienvenida a la burbuja literaria :) Pues sí, a veces hay actos impulsivos que tienen su importancia en momentos clave. Una pena para Shane que lo descubra un poco tarde...

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
  19. Vaya tipo tonto, que muerte aún más horrorosa por saciar su sed de venganza.
    Original y bien contada, felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Conxita, sin duda este es un tipo de persona que se deja guiar más por las emociones que por la razón, y en este caso sufrirá las consecuencias. Me alegra que te haya gustado, gracias por leerlo y comentar :)

      Eliminar
  20. Emocionante relato en el que al final ambos terminan siendo víctimas de sus malas decisiones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Felipe, efectivamente las malas decisiones de cada uno alimentan sus distintos finales, y "La parca" tendrá tiempo de recordar su error y a sus víctimas mientras muere lentamente.

      Un saludo.

      Eliminar
  21. Excelente!!! Me ha dado escalofríos ese final. Muy bueno, José!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Federico! Hace poco por curiosidad releí el texto, y aunque al principio la última foto no me convencía mucho, pienso que lejos de no ser idónea, ayuda mucho a aumentar la tensión. Gracias por pasarte y comentar.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  22. Una trama muy bien llevada, conteniendo la tensión narrativa hasta ese final original e inesperado y que nos deja con la duda de que habríamos hecho cada uno de nosotros en lugar del protagonista ¿venganza o muerte rápida?. Gran relato José Carlos, merecedor de ese primer premio. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, bienvenido a al blog :) Gracia por tu comentario y por verme como justo ganador del concurso del oeste :) La verdad es que es una de las ideas, dar que pensar sobre las 2 elecciones posibles. Es cierto que lo fácil (y posiblemente lo más idóneo) es guardar la bala para el final, pero algunas personas no soportan que se rían de ellas y se dejan llevar por la furia y tensión del momento. Como viste, Shane pertenece a este segundo grupo jeje.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  23. Narrativa impresionante, calidad unica, hiciste que con cada palabra se fueran pasando las imágenes en mi mente, relato buenísimo y el final es verdaderamente magistral no es un final de plástico sino verdaderamente como salido de la boca de un revolver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola y bienvenido al blog Anto. Es la primera vez que leo un comentario tuyo por aquí y la verdad, es un placer enorme que me dediques tan buena crítica. Aunque el western me gusta mucho en cuestión de cine y series, no había escrito nada sobre el género hasta este relato. Me supuso un gran reto transmitir las emociones o la historia del protagonista y su rival, y me alegra haberlo logrado. Estamos acostumbrados a que en estas historias siempre gane el bueno o el malo, así que me dije... ¿por qué no perder los dos?

      Un saludo y espero volver a leerte Anto.

      Eliminar
  24. Bueno, primero de nada darte la enhorabuena por el premio. Lo cierto es que el relato lo merece. Primero porque está muy bien escrito, con el tono y ritmo perfectos para la historia que cuentas. Tiene esa cadencia que le va al género. Segundo, porque hablas de personajes. Para mí es lo más importante en una narración, crear personalidades únicas. Es cierto que tienes poco tiempo para desarrollarlos, pero veo que con alguna pincelada ya has dibujado a Shane, haciendo que podamos tenerle cierta empatía.
    Y tercero, el final es muy bueno. En un relato corto, el final suele ser muy importante, y tú logras darle un giro muy interesante a la par que realista.
    Genial compañero. Veo que pisas muy fuerte en esto. ¿tendremos que llamarte a partir de ahora J.C. Shane?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandro, gracias por felicitarme. Aunque el género me gusta mucho, no había escrito nada al respecto, y no sabía si las ganas de estrenarme aquí me jugarían una mala pasada, pero me alegra leer tantas opiniones buenas como la tuya. Es cierto que desarrollar los personajes es parte importante de la narración. En cuestión de microrrelatos o relatos cortos, hay que intentar echar el resto en los personajes o en la historia, aunque lo idóneo es lograr el equilibrio.

      Aunque el final lo tenía más claro que el desarrollo antes de escribir el relato, pensaba en el golpe de efecto de que nadie saliera ganando aquí (salvo los cuervos como decía Oscar en un comentario).

      Estoy compartiendo en poco tiempo más historias de las que imaginaba al abrir el blog, y es muy alentador todo el apoyo y ánimo que estoy recibiendo. Bueno, mientras no me pase al lado oscuro y me gane un final rodeado de cuervos, podrás llamarme así en alguna ocasión jaja.

      ¡Un abrazo y vuelve pronto a las letras en tu blog!

      Eliminar
  25. Por más que te lea, creo que jamás dejarás de sorprenderme. He leído con música del oeste que, sin lugar a dudas, le ha venido que ni pintado. Al menos desde mi punto de vista jeje. Me ha gustado mucho, me he metido dentro de la historia, he sentido que estaba en el desierto donde tantas muertes había propiciado Shane, y en la taberna donde cometió el peor error de su vida. Me ha recordado a aquellas películas del oeste en las que el mejor pistolero de todo el lugar terminaba mal, pero no sin antes de llevarse por delante una vida más. No puedo decir nada negativo porque no lo hay.

    Es el mejor relato que he leído *-*, no me extraña que ganaras el primer puesto del concurso ;)

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola pistolera, me alegra mucho seguir sorprendiéndote. Siempre hace más absorbente la lectura elegir una música acorde, y poder ver imágenes que hagan referencia al texto, así que bien hecho por tu parte el escoger música del oeste :)

      Como has comprobado, Shane tenía más que ganado su mote, e incluso en su último día de vida, y dejándose llevar por un impulso fatal, acabó con otra vida. Has hecho bien en recordar esas películas, donde esta gente hace méritos para tener el tipo de finales que tiene.

      Un placer leerte tan buena opinión de la historia y de las sensaciones que te ha despertado. ¡Un saludo!

      Eliminar
  26. Un relato que no traslada al lejano oeste. El final inesperado pero autentico. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El oeste es un género que me encanta en cuanto al cine, pero no me había atrevido a escribir nada al respecto hasta que participé en un concurso, y fue una experiencia muy divertida. De hecho volveré a escribir más historias de ese género :) Me alegra que el final te gustara.

      ¡Un saludo pistolera!

      Eliminar
  27. Muy buen relato. Merecedor sin duda de haber ganado el concurso. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arecibo, gracias por tus palabras. Fíjate que haberme estrenado en un género como este que me gusta ya era un premio, pero ganar el concurso ya fue genial. ¡Un saludo!

      Eliminar
  28. Don Jose Carlos, debo felicitarlo: en pocos párrafos logra describir una larga pero apasionante y, la vez, salvaje historia de aventuras entre dos grandes pistoleros; me quito el sombrero tejano de mi cabeza en reverencia a tanta calidad. Y lo más espeluznante del caso es que ocurre en los últimos instantes de vida de dos individuos de mal vivir y la enseñanza es esta: lo que siembras tú cosechas, por muy hábil y tramposo/a que seas. Es un placer haber recibido una crítica favorable a mi historia de parte de usted. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tan gentiles palabras Alberix, es un placer haberte sorprendido gratamente :)

      Lo cierto es que la idea de plasmar esta historia que me vino a la mente fue la que has resumido, y no es otra que el hecho de que lo que se siembra se recoge tarde o temprano, da igual quien seas. Además, el salvaje oeste no se ganó ese apelativo por nada, así cada individuo obtiene un final su pase a la otra vida de un modo acorde a sus méritos.

      Te saludo con el sombrero y si vuelves a escribir un western será un placer leerlo, hasta pronto.

      Eliminar
  29. Estimado primo José, qué buen relato. Me encantó. Ese final es asombrooso y deja al lector con la boca abierta: es inesperado y perfecto. Muy boludo Richard.
    Ahora bien, si es este un microrrelato, los míos de ciento cuarenta palabras ¿qué son?, ja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Raúl, gracias por pasarte y compartir tus gratas impresiones. La verdad es que cuando escribí el final supe que era la mejor forma de rematar la faena, el broche de oro que merecía el personaje por ruin, asesino y malvado.

      Fíjate que llevo un tiempo guionizando este texto para convertirlo en cómic, y ojalá logre con mi compañero dibujante el que nos lo publiquen :)

      Sobre tu pregunta...jajaja, también son microrrelatos hombre, ya sabes que en el fondo la extensión varía, y muchas veces nosotros les ponemos la etiqueta al comparar el número de palabras con otros relatos más extensos que hayamos publicado. De hecho también puedes encontrar en el blog micros con un límite parecido al que mencionabas :) ¡Otro saludo!

      Eliminar

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones del relato. De igual modo, te animo a compartir este relato con más gente para que llegue lo más lejos posible. La mayor parte de las imágenes usadas proceden de la web Pixabay, y se retirarán si el autor lo considerase oportuno y me lo comunicara.