7 de marzo de 2022

Reseña de Criaturas. El apocalipsis llega a nuestro mundo y trae niebla, monstruos y zombis

Saludos desde un refugio oculto en las entrañas de la ciudad. Aquí estoy a salvo para poder hablaros de esta serie que nos va a narrar cómo un nuevo apocalipsis sacude nuestro mundo. Como mi primera toma de contacto con esta colección ha sido por su primer número, y no da la sensación de ser precisamente el inicio de la historia, sino un episodio de tanteo del terreno, voy a optar por ir comentando aquí qué me parecen los distintos tomos que se vayan publicando de "Criaturas" de Nuevo Nueve. 


Resulta curioso el hecho de que en este espacio, y sin ser yo precisamente un fanático de Lovecraft, haya reseñado (y disfrutado también claro) ya muchos cómics que beben claramente de las creaciones del famoso escritor de Providence. Por citar solamente unos ejemplos, me he encontrado estos vestigios "lovecraftianos" en las historias cortas y trágicas de "Íncubos", los misterios de "The Unknown", e incluso en las selvas vietnamitas a través de "Vietnam Horror". Todo esto viene a colación de que, aunque inicialmente pueda no parecerlo, en "Criaturas" es evidente el influjo de toda esta mitología. 

Por otra parte, y como detalle curioso, está la circunstancia de que la niebla tiene cierto peso en lo que sucede a lo largo de esta historia, lo cual me lleva a rememorar dos películas de idéntico nombre, "La niebla", pero tramas totalmente opuestas. Una de ellas la dirigió y co-escribió en 1980 mi admirado John Carpenter, y en ella se nos contaba cómo un pueblo pesquero era asediado por una niebla que, como podéis imaginar, no traería nada bueno, pues estaba relacionada con una tragedia sucedida tiempo atrás. La otra película es de 2007, fue dirigida por Frank Darabont y adaptaba (aunque me parece una tomadura de pelo su tramo final) una historia de Stephen King. Aquí la niebla servía como preludio de la aparición de unos extraños monstruos que iban acabando con todo a su paso. Pues bien, en esta serie de cómic se podría decir que la niebla presente aquí cumple una función a caballo entre los dos ejemplos anteriores. Una cosa es evidente, cuando entre en escena... es mejor estar a cubierto de ella.

Y una vez mencionada la influencia de Lovecraft y la presencia de la niebla, queda hablar del otro elemento destacable de la serie: los niños. Porque son precisamente un grupo de niñas y niños los que tienen el protagonismo desde el principio, al ser de los escasos supervivientes de la tragedia que no solamente ha arrasado con la ciudad de Nueva York, sino que ha dejado convertidos en poco más que zombis a los adultos, quienes conservan parte de sus recuerdos, pero obedecen a un orden superior a ellos que los domina como el pastor a su rebaño. En este sentido, y publicada también por Nuevo Nueve, me he acordado de "Kidz", donde un grupo de jóvenes han logrado sobrevivir a una hecatombe en el mundo, y subsisten como pueden entre muertos vivientes. 

En aras de realizar el análisis más compacto y coherente posible de esta serie, iré añadiendo aquí mi reseña de los diferentes tomos que vayan saliendo publicados por Dupuis, y que lleguen a España a través de Nuevo Nueve. 


El equipo creativo al frente de esta serie es el conformado por el guionista Stéphane Betbeder (con obras en su haber como "Dr.Watson - El gran hiato" o "Santuario Redux"), mientras que de toda la parcela visual se ocupa Jean François Bergeron (autor completo en "Broadway" e ilustrador en "Brocéliande"), más conocido como Djief. Traduce al castellano Lorenzo F. Díaz. 

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis del tomo dice lo siguiente:

"Nueva York, en un futuro apocalíptico cercano. Reina el caos y una extraña niebla ha cubierto la ciudad, convirtiendo a las personas que la inhalaron en zombis.

Unos años después del desastre un pequeño grupo de niños sobrevive en este universo donde pululan los enemigos, primero los no-muertos ávidos de azúcar, luego los hombres con cabezas de pulpo, Yog-Sothot, a quien muchos evocan con terror, sin mencionar a los otros supervivientes, todos los cuales compiten por los escasos recursos.

¿Cómo ha llegado el mundo hasta esta situación? ¿Qué son estas criaturas? ¿Qué quieren? ¿Podemos derrotar a estas monstruosidades?"

No os voy a engañar, pues la lectura de las primeras páginas, a pesar de conocer la premisa argumental, me hicieron sentir como en una de esas ocasiones en que uno se pone a ver una película que lleva un rato empezada, y tienes la certeza de haberte perdido algo importante. Esto viene a colación de que desde el principio, ya se muestra una Nueva York devastada y casi despoblada de seres humanos que conserven todavía el total dominio de su mente y sus acciones. En ese sentido, toman protagonismo un grupo de niños, supervivientes de la tragedia que asoló la ciudad, pues la mayoría de adultos parecen muertos vivientes por cómo actúan. Poco a poco se van dando algunos datos para saber cómo se ha llegado a esta situación, empezando por algunas revelaciones de lo que sucede cuando hay niebla, y el efecto que produce en quienes acaban envueltos en ella.


Otra cosa que aparece desde las primeras viñetas, es una especie de criatura que intenta llegar a un niño pequeño que duerme en su habitación. No se trata de un niño normal y corriente, pues de alguna manera, ha conseguido una especie de poder que, además de debilitarle cuando lo usa, le convierte en claro objetivo de las criaturas que reinan en la ciudad. No se revela mucha información sobre ellas, aunque sí podemos ver de qué son capaces cuando aparecen en escena. No obstante, no será hasta el tramo final de este tomo cuando sepamos más sobre la naturaleza de quien está tras los sucesos que han convertido Nueva York en una ciudad que, lejos de permanecer siempre despierta, parece sumida en una auténtica pesadilla. 

Respecto del trabajo de los autores, y empezando por Betbeder, me ha parecido un tanto arriesgado empezar a contar una historia yendo directamente a una situación intermedia, consecuencia de un desastre que, aunque seguramente cuente en otro tomo, puede sacar a más de una persona de esta serie. Es evidente (y no porque en el lomo del álbum figure el número uno), que estamos ante una serie que tendrá varias entregas, y que ésta objeto de reseña es solo la primera toma de contacto, por lo que habría estado mejor narrar más sobre cómo se produjo esta situación apocalíptica, para tener más opciones de enganchar lectores. Ahora bien, al margen de esa apreciación personal, la narración es buena, no se hace pesada, y hay un buen acercamiento inicial a los diferentes personajes de la historia, permitiendo conocer un poco de cada uno. Está claro que este tomo es una semilla que se planta y tiene que ser regada y cuidada para que termine dando un fruto, pero, con sus virtudes y defectos, Betbeder me ha dejado con ganas de saber qué más puede contarme en el siguiente álbum.


Hay un gran trabajo de Djief en el apartado gráfico, pues el artista tiene un trazo de corte claramente europeo, pero se aprecia también cierto toque cartoon. Esto permite que los personajes sean bastante expresivos, pero también se nota que Djief se toma su tiempo en trabajar las viñetas, porque tienen buen nivel de detalle, y eso siempre se agradece. En todo momento uno tiene la sensación de que estamos en una ciudad que ha sufrido una hecatombe, y así es más sencillo meterse en la historia. Sobre el color, juega un papel importante el hecho de que hay varios tipos de iluminación en función de si hay o no niebla, y, una vez aparece ésta, se producen diferentes cambios de color que revelan el gran trabajo de Djief en este apartado, logrando una sensación más inmersiva con los fenómenos atmosféricos que suceden en la ciudad. 

¿Merece la pena este primer álbum? Con sus aspectos buenos y malos, ES UNA LECTURA ENTRETENIDA, que no os va a cambiar la vida ni os contará nada que no hayáis leído antes, pero cumple su función de entretener. Al ser el primer número de la serie y no tener un final cerrado, sino que deja a las claras que esto es únicamente un aperitivo de lo que vendrá, no os será difícil decidir si continuar o no la serie, por lo que no perdéis nada por darle el beneficio de la duda. 

Sobre la edición, es en el habitual formato en cartoné de Nuevo Nueve, con páginas de calidad y sin contenido extra. A medida que salgan más tomos en castellano iré actualizando esta entrada para ponerlos aquí. ¡Hasta otra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones al respecto. De igual modo, te animo a compartir este texto con más gente para que llegue lo más lejos posible.