16 de mayo de 2022

Reseña de otras historias del universo de Hellboy.

¡Saludos desde el mundo de la investigación de lo paranormal! Tiempo atrás, ya avisaba en otra de mis reseñas sobre mi firme intención de comenzar a elaborar una guía de lectura de Hellboy en este 2022. Y desde que me puse a leer las historias de la criatura creada por Mike Mignola, he sentido una poderosa atracción que me ha hecho no solamente devorarlas con frenesí, sino también disfrutar de cuantos productos derivados han ido surgiendo a raíz de la serie de Hellboy y su universo, los cuales ha ido publicando Norma Editorial.

En ese sentido, al mismo tiempo que he ido analizando diferentes aventuras de Hellboy, he repetido eso mismo con las publicaciones de la AIDP, la agencia a la que pertenecía éste, y que, tras su marcha, tenía muchas cosas que contar con un rico grupo de personajes. No lo voy a negar, me lo estoy pasando en grande, y prueba de ello es que no tenía bastante con estas dos colecciones, sino que también quiero hincarle el diente a diferentes productos y miniseries surgidas de este universo donde todo está conectado. 

Es así como me surgió el deseo de ir recopilando en esta misma entrada algunas de esas lecturas que, por su extensión, o por ser productos únicos, no pueden ser considerados colecciones como tal, pero no por ello carecen de interés. A medida que vaya leyendo diferentes obras de este tipo, podréis encontrar aquí las valoraciones que haga de las mismas. 


La primera vez que me encontré con este personaje fue gracias al tercer integral de Hellboy, concretamente en la historia "La oscuridad llama", que supuso su debut en este universo. Koshchei, bajo el control de la Baba Yaga, tenía la misión de acabar con Hellboy, que le arrancó un ojo a la bruja, razón por la que ésta le odiaba con todas sus fuerzas. Pues bien, en el enfrentamiento entre Koshchei y Hellboy surgió algo parecido al respeto mutuo, pues realmente no luchaban por un desprecio entre ellos, sino que, por diversas circunstancias, eran marionetas del destino más que otra cosa. 

El personaje de Koshchei me dejó muy buen sabor de boca, y, con ganas de saber más sobre él, me alegró ser conocedor de que existía esta miniserie, donde se narra su vida desde que empezó a cambiar todo, siendo un simple mortal, hasta que se enfrentó a Hellboy como ser que ya no podía morir. Y lo mejor de todo, es que esta historia será contada por el propio protagonista mientras se toma algo en una taberna del infierno junto a Hellboy.

Antes de hablar un poco más de la obra, os comparto la sinopsis de la misma:

"Nuevos secretos del universo de Hellboy.

El enviado por la Baba Yaga a matar a Hellboy en La oscuridad llama, Koshchei el Inmortal, es un personaje con un pasado trágico. 

Ahora, le cuenta su pasado y el origen de su inmortalidad al que fuera su enemigo, allí donde ambos estaban destinados a reencontrarse: una taberna en el Infierno."


El primer capítulo de los seis que componen la obra, me ha parecido una delicia por la gran cantidad de información que se maneja (gran parte de ella del enfrentamiento con Hellboy), y la forma tan dinámica de narrarla. Bastan pocas páginas para ver a Koshchei y Hellboy en una taberna del Infierno mientras toman algo y hablan, y no son necesarias muchas más para que el propio Koshchei comience su relato de vida. Consciente desde temprana edad de que lo suyo era ser un guerrero, el personaje sufrirá varios cambios a lo largo de su existencia, que le llevarán de ser un simple mortal de carne y hueso, a convertirse en alguien imposible de morir. 

Además de sus propios cambios fisiológicos, aquí se cuenta cómo se gestó el vínculo entre el propio Koshchei y la Baba Yaga. Pero hay mucho más en esta historia, pues a fin de cuentas, y aunque apareciese como un villano por primera vez, no era difícil entrever que Koshchei no era tan malo, sino alguien a quien la vida le ha llevado por diversos caminos, la mayoría de los cuales han borrado un poco todo lo humano y bondadoso que pudiera haber en él tiempo atrás. El personaje relatará por tanto toda su vida hasta el encuentro con Hellboy, y lo hará provocando todo tipo de reacciones de su compañero, pues hay cabida no solamente para cosas buenas, sino también para pasajes violentos, oscuros, y macabros, que moldearon lo que llegó a ser esta figura inmortal. Entre dragones, muertos que vuelven a la vida, hijos de vacas, mercenarios, ovillos mágicos, criaturas oscuras y otras muchas cosas, el protagonista pasará por muchas situaciones que no aburren en ningún momento. Y quedará hueco para que se comparta algo más de información, explicando cómo llegó al Infierno. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Estando al frente de los guiones Mike Mignola (creador de Hellboy y arquitecto de su universo expandido), siempre hay asegurada una coherencia argumental que conecta cada obra con otras, como ha sido el caso. Además, Mignola aborda la trama de esta miniserie con muy buen ritmo, mostrando acertadamente diferentes fases en la vida de Koshchei, pues prácticamente cada capítulo muestra una faceta distinta del mismo. Aprovechar la presencia de Hellboy para mostrar esa especie de camaradería que ha surgido entre él y Koshchei ha sido todo un acierto, como también aprovechar dicho encuentro para repasar la vida del último. Así que me ha encantado nuevamente la labor de Mignola. 

Y qué decir del apartado gráfico, a cargo de Ben Stenbeck (muy ligado al Mignolaverso participando en "Baltimore" o "Cazador de brujas"), salvo... ¿Cómo demonios he tardado tanto tiempo en conocer a este dibujante? El arte de Stenbeck, que me recuerda mucho al de Duncan Fegredo en la serie de Hellboy, es una delicia, ideal para el toque oscuro y de fantasía un tanto macabra que es esta historia. El trazo es limpio, poderoso, atendiendo tanto al detalle en cada viñeta como a las expresiones de los personajes, sin olvidar el buen retrato visual en los diferentes pasajes de violencia y muerte, muy presentes en la vida de Koshchei. En resumen, una maravilla el dibujo. Y no menos grande es el color de Dave Stewart, un pedazo de colorista que por suerte lleva muchos años vinculado al Mignolaverso. 

¿Merece la pena el cómic? Fans de Hellboy, esto DEBERÍA SER LECTURA OBLIGATORIA. Es cierto que su alcance se limitará a quienes sigan este universo, pues fuera de él esta obra es puede generar un interés menor. No obstante, hay bastante resumen de lo visto en la serie de Hellboy, y un lector novato no tendrá problemas para seguir el hilo. Lo único que sí conviene advertir, es que, por una serie de detalles que se revelan en el último capítulo, sí sería conveniente leerse antes "Hellboy en el Infierno" para no hacerse un spoiler. Por lo demás, obra muy disfrutable, cuya edición de Norma es de tapa blanda, pero trae de extras los habituales bocetos, diseños de personajes y comentarios de los autores.