22 de febrero de 2024

Reseña de Champignac 3: Unos átomos de carbono. Hasta la fecha, la historia con el trasfondo más triste para el protagonista

¡Hola gente lectora! Hace algún tiempo, tuve el placer de descubrir la existencia del Conde de Champignac en el mundo de las viñetas. Aunque a continuación os contaré el origen del mismo y la serie donde cobró vida, lo importante es que, con el paso de los años, dejó atrás la condición de personaje secundario para gozar de colección propia, y es algo de lo que me alegro, pues es fácil tenerle cariño tanto a él como al resto de personajes que le acompañan en sus aventuras. Y hoy os hablaré del tercer tomo de su serie, "Champignac: Unos átomos de carbono" de Nuevo Nueve.


Hay que indicar que Pacome Hegesipo Adelardo Ladislao, conocido también como el Conde de Champignac, no es un personaje que haya sido creado en este cómic como ya os anticipaba al principio. Su primera aparición tuvo lugar en 1950, en el número 653 de la revista de Spirou. Aquella aventura se extendió hasta el número 685 de dicha publicación, y todos estos episodios se recopilaron en 1951 en formato álbum con el título de "Hay un brujo en Champignac". Como curiosidad, aquel álbum supuso la primera aventura de gran extensión de "Spirou y Fantasio", y a raíz de aquello, el Conde se terminaría convirtiendo en un personaje secundario con bastante presencia en esta serie principal. Pero no os preocupéis, el cómic que os analizo hoy se puede leer perfectamente sin saber nada de esto, ya que los autores nos cuentan sucesos que le acontecen a este personaje en un período mucho anterior a que cruzara su camino con Spirou. Ahora bien, sí es recomendable leerse antes "Champignac: Enigma" y "Champignac: El paciente A", pues son las entregas anteriores de la serie, y ésta que reseño hoy retoma los hechos de la más reciente de ellas para arrancar con su propia trama. 


Este cómic vio la luz en 2023 en Dupuis, llegando ahora en 2024 a España gracias a Nuevo Nueve. Si por algo se ha caracterizado esta serie hasta ahora, además de por mostrarnos diferentes pasajes de la vida del Conde de Champignac cuando era más joven, ha sido por convertirle en una especie de Forrest Gump, en el sentido de que ha estado presente en sucesos históricos, influyendo a veces para que estos se produjeran, o bien siendo testigo privilegiado de ellos. Si en el primer tomo su papel era clave para ayudar a desencriptar mensajes cifrados gracias a la máquina Enigma, en el segundo estuvo metido de por medio en una trama donde se narraban los primeros usos de la metanfetamina para el combate militar, y donde además fue a Alemania a intentar rescatar a unos amigos investigadores secuestrados, enterándose además de los intentos alemanes de crear una bomba atómica. Como podéis ver, ha estado en embolados de todo tipo. Y en este caso su presencia será importante a la hora de que sea creada la píldora anticonceptiva, necesaria para reducir la sangría de muertes que sufren mujeres que quieren abortar, y mueren en las operaciones. 

¿Qué artistas hay al frente de este cómic? En el apartado narrativo tenemos a "Beka" (que ha colaborado en la serie "Casacas azules" o en "El corazón de hojalata"), que es el pseudónimo que utiliza la pareja de guionistas conformada por Bertrand Escaich y Caroline Roque. Al dibujo está David Etien (conocido por ilustrar "Chito Grant" y "Los Cuatro de Baker Street"). Ha sido la tercera colaboración del dueto escritor con Etien, y viendo el resultado de las obras anteriores, estaba claro que la buena sinergia creativa se había ganado a pulso la oportunidad de seguir adelante en esta colección. La maquetación está hecha por Celia González Bandera, y la traducción del tomo corre a cargo de Lorenzo F. Díaz.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis es la siguiente:

"Otoño de 1951. Margaret Sanger, una americana un poco excéntrica llega al castillo de Champignac. Esta pionera en planificación familiar se enteró de la investigación de Pacome sobre la anticoncepción.
 
El conde decide acompañarla a Boston para encontrarse con los responsables de un laboratorio capaz de desarrollar esta píldora milagrosa.

Pero a los dos pioneros de la ciencia les esperan muchos obstáculos. Una fascinante aventura histórico-científica donde el Conde de Champignac demuestra una vez más que estuvo implicado directa o indirectamente en todos los descubrimientos e invenciones del siglo XX."

Una de las grandes sorpresas que me he llevado con este tomo ha tenido lugar al inicio. Teniendo en cuenta que Champignac y su novia Blair habían sido los protagonistas de los dos álbumes precedentes, ver al principio de este que la mujer muere ha sido inesperado. Especialmente, teniendo en cuenta que en las últimas páginas del segundo tomo se insinuaba que ella podía estar embarazada. La idea de que de ese hilo saliera la próxima historia era evidente, pero en su momento no podía ni imaginar que los tiros irían por este camino. La muerte de Blair, aunque me ha supuesto un chasco porque era un personaje importante de la serie, ha sido el catalizador para la trama del resto del álbum. 

Esto es así porque Blair efectivamente estaba embarazada, pero no quería ser madre (al menos no mientras durase la guerra y ella no sintiera que realmente deseaba serlo), por lo que se marcha de Bletchley Park para abortar. El mazazo para Champignac, que no pudo evitarlo a pesar de que tampoco quería ser padre, llegará cuando le enseñen el cadáver de Blair, que murió mientras le practicaban el abordo. Como consecuencia de ello, se producirá uno de los momentos más tristes en la vida de Champignac, que le marcará para siempre, lo cual se demuestra cuando la trama salta varios años en el tiempo, y el personaje, ya más anciano, sigue añorando a Blair. Pero no todo ha sido luto, pues también ha estado trabajando en una píldora anticonceptiva para que haya menos muertes cuando una mujer no quiere ser madre, como en su día le pasó a Blair. 


Lo que hará que Champignac salga de casa y vaya a otro país será la entrada en escena de Margaret Sanger, mujer que destaca por ser pionera en el tema de la planificación familiar, y que ha acudido a la casa del conde para pedirle ayuda a la hora de encontrar alguna medicación anticonceptiva. Como Champignac ha estado trabajando en ello desde la muerte de Blair, y podrían estar en juego las vidas de muchas mujeres que han quedado embarazadas pero por diversas razones no quieren tener a los bebés, tanto el protagonista como Margaret irán a los Estados Unidos. Concretamente acabarán en Boston, que es donde la mujer quiere presentarle unos amigos suyos a Champignac, ya que estos tipos han estado investigando también para encontrar algún medicamento anticonceptivo. Lo que los protagonistas no esperan es que empiecen a seguirles dos hombres que parecen querer impedir, a toda costa, que todas las mentes científicas se reúnan para poner en común sus hallazgos. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Lo que me pasó con la labor de Beka en el tomo anterior fue que, a pesar de gustarme lo que contaban, realmente no tenía sensación de que los personajes tuvieran una auténtica dificultad para lograr sus fines (o al menos, no la esperable para quienes se infiltran en la Alemania nazi). En este tercer tomo esa percepción ha mejorado, ya que los personajes no tendrán todo de cara precisamente para que se produzca esa deseada reunión en los laboratorios de los amigos de Margaret. Tanto ella como Champignac deberán dar esquinazo una y otra vez a esas personas que les siguen, y eso le imprime buen ritmo a la segunda mitad del cómic, ya que en la primera el ritmo es más pausado porque los acontecimientos así lo demandan. No estoy muy conforme con la decisión de los guionistas de acabar con Blair dada su importancia en la serie, pero entiendo que para la trama de este cómic, era necesario algo así a la hora de justificar lo que viene después. Champignac tendrá sus peores momentos aquí en lo que va de serie, y como muestra de ello hay algunas páginas de fundido en negro tras la muerte de Blair, la cual seguirá presente en la vida del protagonista aunque hayan pasado los años. Por lo demás, los tiempos narrativos están bien llevados, me gusta el tema elegido en esta ocasión para ver qué contaba el dúo guionista, hay alguna que otra sorpresa aguardando a Champignac al final de la historia, y se puede decir que la serie sigue gozando de buena salud. 

El dibujo de Etien sigue en su excelente línea, como ya venía demostrando el artista en los tomos anteriores. Me han resultado simpáticas las escenas con animalillos al principio por la expresividad de los mismos en los primeros planos, y la historia está ilustrada a muy buen nivel. Se mantiene el alto nivel de detalle y el buen manejo de la gestualidad y movimientos de los personajes, que transmite dinamismo en las ocasiones en que es necesario. Al hilo de esto, también se desenvuelve muy bien Etien en esos pasajes más frenéticos en los que los personajes están jugando al juego del ratón y el gato con sus perseguidores. Sin querer reincidir en las virtudes de Etien que ya destaqué tiempo atrás, me ha vuelto a dejar muy buena sensación leer otra obra suya.

El color sigue también esa buena línea, jugando un papel necesario en esas ocasiones en que las páginas tienen unos colores más sombríos por la tristeza que se percibe en ellas o que se está gestando. Que algunas páginas estén en negro puede parecer un error de imprenta, pero son síntoma del luto que debe llevar Champignac. 

¿Merece la pena el cómic? Desde mi punto de vista SÍ, SIEMPRE QUE TE GUSTARAN LAS OTRAS ENTREGAS, ya que esto es más de lo mismo en el buen sentido, pues no cambia mucho el esquema narrativo, pero la obra funciona. No es necesario que seáis conocedores del mundo de Spirou y Fantasio para leer esta colección, pues se disfruta sin necesidad de ello. Para los amantes de la bd les dará un buen entretenimiento y es un tipo de lectura recomendable para que la nuevas generaciones se enganchen a personajes de largo recorrido en el mundo del cómic pero que no habían tenido serie propia hasta hace unos años. 

La edición de Nuevo Nueve es de tapa dura como las otras, y no tiene contenido extra. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!