15 de septiembre de 2022

Reseña de Canto: La saga. Una historia protagonizada por un ser de pequeña estatura pero gran valentía y corazón

¡Un enlatado saludo! Si me veis caminar con lentitud, es debido al hecho de ir dentro de esta pesada armadura medieval para protegerme de los peligros del camino. Como ya vengo haciendo en otras ocasiones, me dispongo a hablaros en una misma entrada de algunas lecturas que haré de una saga de cómic, con la finalidad de que podáis tener una información más compacta y continua sobre las diferentes entregas de la misma que vaya leyendo. Y aquí os iré hablando de "Canto", publicada por Tengu Ediciones. 

Canto 1: Si tan solo tuviera un corazón

Llega un punto en que tenemos que plantearnos lo siguiente... ¿Cuándo deja de ser algo una sorpresa, si continuamente se hacen las cosas bien y se convierte en una costumbre? Esto es algo aplicable a la editorial Tengu Ediciones, que ha crecido una barbaridad en lo que llevamos de 2022, merced a un más que interesante catálogo. Hay otras dos colecciones de la editorial que os recomiendo encarecidamente, una llamada "La máscara de Fudo" (la cual he analizado para "La Comicteca"), y otra que es "Kids with Guns", la cual está reseñada en el blog.

Tuve una curiosa interconexión de ideas con la lectura de este tomo. Por una parte, la estética de Canto, el personaje protagonista, me hizo recordar al héroe del mítico juego "Ghost 'n Goblins", en especial a los escasos momentos en que el caballero del videojuego iba con una armadura metálica. Canto lleva siempre una armadura, pero no tiene corazón, ya que le fue extraído, y en su lugar posee un mecanismo de relojería que hace dicha función. Es decir, a él no le sale disparada ninguna parte de la armadura como al personaje del videojuego, pero sí que le fue suprimido su órgano más importante. Otra de las cosas que me vino a la mente fue la relación de otro videojuego, "Medievil" con la trama. En aquella aventura de PlayStation, su protagonista debía enfrentarse a un malvado hechicero que había logrado gobernar el reino mediante la magia, y algo similar ocurre en este cómic.

Antes de seguir, os comparto la sinopsis editorial:

"Esclavizados por generaciones, los habitantes del pueblo de Canto tenían corazones hace tiempo. Ahora, en su lugar, portan relojes. Se les ha prohibido el amor y, sin embargo, Canto está enamorado de una mujer de hojalata. 

Cuando los capataces que los esclavizan averían el reloj de ella hasta el punto de lo irreparable, Canto se embarca en un viaje asombroso por un mundo extraño y fantástico para devolverle su corazón. 

A medida que avanza se irá enfrentando a criaturas aterradoras y hará improbables aliados: ¿será capaz de vencer a la misteriosa figura que se ha llevado sus corazones para salvar a la mujer a la que ama?"


La historia de Canto tiene un poco de todo. Una de las primeras cosas que se nos hace saber, es que Canto no es el único ser que lleva siempre una armadura, pues hay muchos más como él, que además carecen de corazón, ya que alguien se lo extrajo a todos. Sin corazón, dependen de la fiabilidad y duración de su reloj interno, pero igualmente morirán y verán su final mucho antes de lo que lo harían si poseyeran su órgano interior.

Canto y su raza son esclavos al servicio de unas criaturas crueles que les obligan a trabajar duramente. Un día, la mujer de hojalata que Canto ama, empezará a tener problemas con su reloj interno. Canto, dolido por pensar que a su amada le queda poco tiempo de vida, no se resignará a perderla sin luchar, y emprenderá una aventura que le llevará muy lejos de los lugares que ha conocido durante su vida. Y no descansará hasta encontrar alguien que pueda ayudar a salvar la vida de su enamorada. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? El guionista es David. M. Booher (conocido por "Alien Bounty Hunter" o "Rain"). Su labor es disfrutable, y aunque no es lo más original que vayáis a encontraros, sí que se lee con facilidad y la narrativa está bien cohesionada. También hay un buen manejo de los tiempos narrativos de la historia, que a veces es de cocción lenta, pero cuando toca mete sus acelerones. Una de las grandes influencias del autor fue "El maravilloso mago de Oz", y eso se nota fácilmente porque Canto irá encontrándose con diferentes personajes durante su epopeya, tal como le sucediera a la archiconocida Dorothy en su paso por Oz. Descubrirá más sobre quién maneja los hilos en su mundo, y sabrá más cosas respecto a la esclavitud a la que él y su pueblo están sometidos desde hace mucho tiempo. Lo que no puedo desvelar, es si Canto logrará salvar a su amada, pero sí que la respuesta está en este primer tomo.

Del dibujo se ocupa Drew Zucker, del que no he encontrado otras obras previas. Tiene un buen diseño de personajes, y también del mundo de fantasía donde se mueve Canto. Aunque eso sí, el ilustrador tiene un trazo un tanto sencillo, que quizás no combinaba demasiado bien con el tipo de historia que se cuenta aquí, digna de un dibujo de más categoría. El gran problema que le he detectado a Zucker, es un abuso constante de los primeros planos, cuando precisamente tiene más capacidad para lucirse en páginas doble o viñetas donde opta por otros encuadres de escena. Ahora bien, a pesar de lo comentado, Zucker realiza un trabajo pasable. No pasará a la posteridad, pero tampoco debería ser defenestrado.

El colorista es Vittorio Astone (del que guardo buen recuerdo por "Costas salvajes", y que ha participado en "Le Fay". Astone realiza una labor notable, confiriendo a la obra ese toque a historia de fantasía y magia con la disparidad que hay en las paletas de colores presentes durante todo el tomo.

¿Merece la pena el cómic? Es un PRIMER TOMO DISFRUTABLE, que sirve bien para introducirse en esta nueva colección y el mundo que presenta. No es muy original, no tiene el mejor dibujo, pero... tiene cosas para enganchar y que se disfrute, y deja con ganas de más. Al menos a mí me ha dejado así el cuerpo. He estado leyendo que hay una adaptación cinematográfica en marcha, y, llegue o no a buen puerto, tiene mucho potencial para disfrutarse también en ese formato. Por lo demás, y sobre la edición de Tengu, es en tapa dura, y como contenido extra trae un interesante texto escrito por el guionista, y una amplia galería de portadas.