27 de enero de 2024

Reseña de Bogavante Johnson. La justicia de la pinza entra con fuerza en el Hellboyverso

¡Saludos! Dentro de mi exploración del Hellboyverso, me van quedando menos cómics y personajes por leer del material que se ha ido publicando en nuestro país. Aunque quienes lleváis tiempo en esto sabéis que es una tarea que nunca acaba. Pero le tenía muchas ganas a Bogavante Johnson por el componente pulp y aventurero del personaje. Por eso os iré analizando aquí los diferentes tomos de su serie individual, publicados, como no podía ser de otra manera, por Norma Editorial. 


Uno de los personajes más peculiares de este universo expandido de Hellboy es el Bogavante Johnson, que tiene un carácter marcadamente pulp, y elementos que, como dije en su día cuando reseñé "Hellboy: Integral 2" donde aparecía por primera vez, me hacen pensar en personajes como El Hombre Enmascarado y La Sombra. Eso sí, de un tiempo a esta parte, también lo asociaría con otro tipo de héroes como por ejemplo el Rocketeer por su aspecto, o con Batman por la forma en que a veces aparece y desaparece ante la gente, o incluso la base de operaciones que tiene. Tal como decía antes, el Bogavante, creado por Mike Mignola, se estrenaba en el mundo de Hellboy con "El gusano vencedor", aunque cuando la leí en su día, ya sabía que había varias aventuras suyas publicadas en solitario. Esto no me extrañó, pues es conocido el hecho de que en el Hellboyverso cualquier personaje o mención de una historia que aparezcan incluso en una viñeta, pero parezcan interesantes, pueden tener desarrollo en el tiempo.

Hay que mencionar por último que, aunque en las adaptaciones al cine de Hellboy dirigidas por Guillermo del Toro no apareció el personaje, sí lo hizo en la versión dirigida por Neil Marshall en 2019. No deja de sorprenderme que no se explore este universo en el campo audiovisual mucho más, pues la Abe Sapien, la AIDP, Bogavante Johnson o Sir Edward Grey tienen calidad de sobra para que sus propias historias también lleguen a la pequeña o gran pantalla esté o no presente Hellboy. En cualquier caso, es un misterio que a saber si algún día se resolverá.  

En cualquier caso, y como decía antes, iré apilando aquí las reseñas que haga de los diferentes tomos del personaje en la medida en que los vaya leyendo.



¡Aquí llega la pinza! Es solamente una de las frases que podemos asociar a la entrada en escena del Bogavante, quien lleva una dura guerra contra los criminales, como podréis leer en las páginas de complemento que vienen al final de algunos capítulos. Será así como podamos descubrir un poco sobre la carrera del personaje, así como sobre las historias que se escribieron sobre él en este universo ficticio, derivando algunas en películas (de mala calidad eso sí). No es moco de pavo, habida cuenta de que estamos ante uno de los héroes de Hellboy.

¿Qué historia nos encontraremos en este primer tomo? Comparto la sinopsis del mismo:

"Uno de los personajes secundarios más carismáticos del cómic americano debuta con sus propias aventuras.

Te presentamos a Bogavante Johnson. Después de años a la sombra de Hellboy y la AIDP, el hombre que en Hellboy se enfrentaba a gánsteres y amenazas paranormales, por fin cuenta con su propia serie. 

Con el estilo pulp que le caracteriza, en este volumen podremos ver cómo el conocido justiciero de la pinza ajusta las cuentas a nazis, científicos locos y monstruos de otras dimensiones."

El primer punto de interés de este cómic se centra en la armadura de vril, que recuerda a la que llevara Iron Man en sus primeras historias (Mignola confiesa en las notas del contenido extra que la armadura original de Iron Man le gusta), y que yo ya conocía porque en su día me leí el cómic "Sledgehammer 44", donde se narraban hazañas del tipo que llevara esta armadura en la Segunda Guerra Mundial. Pues bien, la trama arranca cuando un tipo, portando la armadura, llega a una casa. Poco después aparecerá el Bogavante, para advertirle de que está en peligro y, casi sin lugar al respiro, entrará en escena una especie de simio gigantesco con el que tendrá que combatir el justiciero. Posteriormente, el Bogavante y el hombre de la armadura se esconderán en la base secreta del primero, si bien el héroe buscará respuestas sobre un amuleto que dejó el simio en la refriega. A partir de ahí, averiguará que quienes están detrás de la armadura, son una especie de tribu muy antigua, con el poder de que algunos de sus miembros se transformen en otra cosa. 


Con los avances de la trama, el hombre de la armadura contará la historia de que él únicamente era un sujeto de pruebas para las investigaciones de un doctor llamado Gallaragas, a su vez asistido por la hija de éste. Los villanos entraron en escena, y la armadura debía ser ocultada. Pero tanto el doctor como su hija están capturados por los que serán los principales villanos del Bogavante en esta historia. Primero se enfrentará a ellos en un edificio, y posteriormente en un almacén. En uno de los combates entrará en liza alguien afectado por la tecnología vril, y además veremos quién está entre bambalinas orquestando todo, que no es ni más ni menos que un personaje muy conocido para quienes hemos leído AIDP. 

Para hablar de los autores, ya sabéis que siempre empiezo por el guionista. Mike Mignola no necesita presentación, ya no por su carrera en general, sino además por ser el creador del Hellboyverso. Así que ha sido natural que él se ocupara de escribir la primera aventura en solitario del Bogavante. Desde el principio se nos ofrece una trama sencilla, pero altamente entretenida. Aquí vemos cosas como la guarida del Bogavante o la cuadrilla de tipos que le asiste en sus misiones, y también se nos permite saber más del personaje con las cosas que se cuentan y la información extra al final de algunos capítulos. Además, para quienes tenemos ya cierto bagaje con este mundillo, es genial ir reconociendo cosas como la armadura o el villano que hay entre bambalinas. En resumen, tenemos un cómic de trama simple pero buen ritmo y que ofrece entretenimiento pulp del bueno. El protagonista no necesita ser un tipo expresivo para tener carisma, y verle combatiendo a nazis y monstruos hace que uno se divierta y se le pase la lectura en un suspiro. 

El apartado gráfico está a cargo de Jason Armstrong (en nuestro país se ha publicado poco de él, alguna grapa en "Robin" o "The Spirit"). Este artista tiene un trazo que es bastante deudor del trabajo de Guy Davis, quien estuviera largo tiempo en AIDP. En ese sentido, sus dibujos tienen un aire a los del anterior artista, y también se nota la influencia de Mike Mignola por el uso de los claroscuros en algunos pasajes. Es un estilo que combina bien con este tipo de historias, y que me ha dejado buen sabor de boca. 

El color recae en alguien tan indispensable en este universo como es Dave Stewart, sobre el que he hablado tantas veces que difícilmente diré algo que no haya mencionado ya. Stewart realiza su habitual buen trabajo, teniendo en cuenta que la mayoría de colores aquí son de tonalidades oscuras, salvo en momentos puntuales en que hay más vivacidad. 

¿Merece la pena el tomo? Tenía pocas dudas al respecto antes de leerlo, pero siempre es agradable saber que la intuición no siempre falla, y que estamos ante un buen cómic. Es una tarjeta de presentación notable para un personaje carismático como el Bogavante, y me deja con bastantes ganas de leer su siguiente aventura. El cómic tiene un buen ritmo y no dejan de pasar cosas, por lo que se lee en un suspiro, y sirve para sentar las bases del mundo del Bogavante, como por ejemplo mostrar la galería de secundarios que imagino que le acompañarán en más de una ocasión, o el modus operandi del héroe, toda una leyenda en el mundo criminal de la ciudad de Nueva York.



En el primer tomo de la serie teníamos una interesante y disfrutable carta de presentación del personaje, al que se nos describía en algunas páginas que contaban su historia, como una especie de azote del crimen en la ciudad de Nueva York en la década de los 30. Pues bien, en esta ocasión la trama está ambientada en una época anterior a la primera aventura, y asistimos precisamente a los primeros tiempos en los que el Bogavante impartía su particular justicia en la ciudad. 

¿Qué historia nos encontraremos en este segundo tomo? Comparto la sinopsis del mismo:

"El regreso del justiciero de la pinza.

Una extraña horda de indios americanos está sembrando el terror en un barrio de Nueva York y el justiciero de la pinza, Bogavante Johnson, parece saber quién está detrás de estos extraños sucesos. 

Pero todo se complicará con la llegada de una intrigante pareja venida de muy lejos."

Comienza el cómic con la aparición de un grupo de indios de aspecto fantasmal que están atacando a la gente, y ahí tendremos una primera aparición del Bogavante. Al día siguiente, cuando la policía encuentre los cuerpos de los indios, descubrirá que son soldados de la mafia caracterizados de esa forma. Pero lo más curioso para ellos, será el hallazgo de una marca con forma de pinza en la frente de los cadáveres. Por otra parte, está el personaje de Cynthia, una periodista que cubre el suceso, y que no descansará hasta averiguar qué está sucediendo. Eso le llevará a descubrir que muchas pistas apuntan a un importante capo mafioso de la ciudad, tras el cual está precisamente el Bogavante. 


Poco a poco, el gánster se verá acorralado por el Bogavante y su gente, tras lo cual, siguiendo la sugerencia de uno de sus empleados, pedirá ayuda a una peculiar pareja que posee poderes sobrenaturales, y que precisamente apareció en "El origen de la Llama Negra". Así que sí, para los veteranos del Hellboyverso o de AIDP... ¡Llama Negra ha vuelto! Estamos ante un villano clásico de este universo que se ha enfrentado a numerosos personajes, siendo el Bogavante el siguiente en esa lista. Así pues, la entrada en escena de Llama Negra y su acompañante femenina, la cual tiene poderes mágicos, complicará las cosas para el Bogavante y su gente a la hora de acabar con el capo mafioso. La vida de la mujer periodista estará en peligro, y la seguridad de la ciudad también estará en peligro. ¿Quién saldrá victorioso? ¿Qué personajes morirán y quienes vivirán para seguir luchando un día más?

Para hablar de los guiones, hay que mencionar que están al frente de ellos Mike Mignola, y John Arcudi (habitual del Hellboyverso con trabajos en "AIDP" o "Abe Sapien"), quienes han trabajado mucho juntos, lo cual redunda en un correcto trabajo incluso en sus obras de menos calidad respecto a otras. En el caso que nos ocupa, nos entregan un guion que, sin ser el colmo de la originalidad, y pese a tener una trama simple, es altamente entretenida. Como los acontecimientos están bien gestionados a lo largo de los cinco episodios del cómic, el ritmo narrativo se hace intenso en varias ocasiones y se lee todo con fluidez y rapidez. Se podría decir que el Bogavante es rock&roll y, aunque sea un tipo de pocas palabras, es un hombre de acción. En lo que a mí respecta, me gustan mucho este tipo de tramas, porque me permiten desconectar de otras más complejas, largas y pausadas del Hellboyverso, y un tipo como el Bogavante me despierta bastante interés. Por lo tanto, estamos ante un cómic poco original pero bastante dinámico y entretenido. 

Se ocupa del dibujo Tonci Zonjic (ha participado en obras como "¿Quién es Jake Ellis?" o "Revientacráneos y el Chico Esqueleto"?). No había leído nada ilustrado por él, pero me ha sorprendido gratamente su trabajo aquí, ya que tiene un dibujo con algunos toques cartoon, buen trabajo de detalle, y un manejo competente para todas las escenas de acción. El tono visual aquí es menos mignoliano que en el primer tomo, pero no importa porque es igual de válido y disfrutable. Las apariciones de Llama Negra son igual de imponentes que en otros cómics dibujados por distintos autores, y eso me gusta, ya que es un villano recurrente en este universo y debe intimidar visualmente. Y por los tipos de planos visuales y las pocas viñetas por página, la lectura se hace muy amena. Por lo tanto y en resumen, Zonjic hace un notable trabajo teniendo en cuenta la propuesta gráfica que presenta, y sobre la cual sabremos más en el contenido extra. 

En el color repite Dave Stewart, con otro trabajo bastante bueno, donde destacan los contrastes de colores en escenas como la aparición inicial de los indios, o los momentos en los que Llame Negra está presente y haciendo demostración de sus poderes. 

¿Merece la pena el tomo? Si os gustó el primer tomo de la serie, fácilmente os dejará las mismas buenas sensaciones este segundo. El Bogavante es puro pulp y acción, y en ese sentido no defrauda, pues sus peripecias se leen rápido y son algo a agradecer para alternar con otros personajes diferentes del Hellboyverso. Por mi parte lo recomiendo, porque quería desconectar con esta lectura y sabía que tenía muchas papeletas para pasármelo bien. Y por último pero no menos importante, estoy con ganas de leer el siguiente, del cual os hablaré cuando suceda. 



Los tomos anteriores habían sido buena toma de contacto con el personaje, su entorno, la galería de personajes secundarios, y permitían hacerse una idea de lo que uno podía esperar de la cabecera de este personaje tan parco en palabras como es el Bogavante Johnson. Como si se tratase de una especie de Batman por su cinturón de accesorios y otras cuestiones, lo que nos espera en este tercer tomo es una muestra de todo lo que el personaje puede dar, pues es una especie de grandes éxitos por su naturaleza de recopilatorio de historias cortas. 

¿Qué historias nos encontraremos aquí? Comparto el texto editorial al respecto: 

"Nuevas historias del héroe pulp creado por Mike Mignola.

Nazis en zepelines, demonios invocados, monos con pistolas y dioses egipcios… 

A todo eso y mucho más es a lo que debe enfrentarse Bogavante Johnson en la mística y peligrosa Nueva York de los años 30. La justicia llega en forma de pinza."

En este cómic hay cinco historias cortas protagonizadas por el justiciero de la pinza. Abre la recopilación una trama en la que un grupo de nazis que van a bordo de un zepelín pretende cometer un atentado de tipo biológico sobre Manhattan. Como en las primeras páginas se puede ver de forma notable los efectos de dicha arma... el daño que estos tipos podrían causar sería enorme, pero el Bogavante estará en el interior de dicho transporte aéreo para intentar impedir que se cometa el atroz crimen sobre los habitantes de Manhattan. La siguiente historia, que es la que da título al tomo, tiene que ver con unos cadáveres en descomposición que aparecerán en la vida de un tipo al que sigue el Bogavante, mientras que también tiene relación con lo que sucede un hombre mayor en silla de ruedas. ¿Qué une esos cadáveres con el tipo al que sigue el Bogavante, y todo esto con el hombre mayor?


El capítulo intermedio es el más corto del tomo, y en él veremos a un capo mafioso que, tras haberse librado de acabar en la cárcel, será perseguido por el Bogavante, quien ya se habrá ocupado del personal de seguridad que hay en la casa del villano. Ahora bien, el tipo, para intentar hacer frente a al justiciero de la pinza, experimentará una transformación peculiar a raíz de un pacto con un ídolo de piedra. El siguiente arco argumental tiene que ver con el Loto Azul, y con una espía japonesa que es algo así como una especie de leyenda urbana, pues posee poderes mágicos y tiene un ejército de monos adiestrados para causar el mal allá donde vaya su ama. El Bogavante se verá implicado por lo tanto en una trama con dinero de por medio, correos atacados, brujería y muerte y destrucción. Queda la última aventura para el personaje, que le llevará a enfrentarse a una secta que ha robado una momia que formará parte de un ritual, y se desatará un caos inesperado cuando fuerzas poderosas entren en juego mientras el justiciero intenta salvar el tipo. 

El equipo guionista es el mismo del tomo anterior, es decir, el formado por Mike Mignola y John Arcudi, que tantas otras veces han trabajado juntos en muchas obras del Hellboyverso. No voy a descubriros nada nuevo de este dueto bien engrasado en el oficio de contar historias interesantes y de calidad en este universo. Basta decir que algo que habitualmente es necesario como es el desarrollo de personajes, aquí es inexistente, pero no importa porque lo importante es que, al ser episodios breves de las peripecias del Bogavante, lo primordial es que entretengan, haya acción y una buena trama. Y hay de todo eso sin lugar a dudas. Al ser un recopilatorio de episodios, es una buena manera de estrenaros con el justiciero de la pinza, o bien una forma de seguir disfrutando de cuanto puede ofrecernos. Como es lógico, habrá historias que os gusten más que otras, o bien os habría gustado más desarrollo, pero en mi modesta opinión, cada trama tiene el desarrollo justo y necesario, y ayuda a que se lean del tirón por su dinamismo. Por lo tanto hay un notable trabajo de los guionistas, ya que no cuentan nada nuevo, pero lo hacen tremendamente entretenido. 

En la terna de dibujantes tenemos al ya conocido Tonci Zonjic por su trabajo anterior con el personaje, y a otros como Sebastián Fiumara (ilustrador en "Abe Sapien" o "El retrato de Dorian Gray"), Kevin Nowlan (que ha estado en series como "Hellboy" o "Tomorrow Stories"), Joe Querio (fuera del Hellboyverso destaca su colaboración en los cómics de "The Witcher") y Wilfredo Torres (destacan en su haber obras como "Jupiter's Circle" o "Superman 1978"). Cada uno tiene su estilo de dibujo, pero en esencia se mantiene un patrón común en lo visual, lo que hace que haya coherencia en ese aspecto, y no estemos ante una especie de Frankenstein que se note a la legua que es un recopilatorio de historias sin nada en común salvo el protagonista. Tengo mis preferencias sobre qué autores me han gustado más, pero en líneas generales he disfrutado del trabajo de todos, que mantienen un diseño similar tanto del aspecto del Bogavante, como de los entornos en los que se mueve y de las amenazas que afronta. La acción está bien plasmada y no hay nada que chirríe en exceso.

El color está a cargo del habitual Dave Stewart en casi todas las historias, y de Nowlan en la ilustrada por él. Mantengo lo dicho sobre la coherencia visual en los estilos de dibujo, pues se mantiene aquí en cuanto a las paletas de colores, y el buen hacer de Stewart hace que su labor parezca invisible, pero suma mucho al valor de una obra de este tipo. 

¿Merece la pena el tomo? Personalmente me ha encantado, y diría que es el mejor tomo de los tres que llevo leídos hasta la fecha del personaje. El hecho de que sean historias cortas en lugar de una sola que abarque todo el cómic hace que podamos ver al Bogavante en más de un fregado, y haciendo frente a una interesante variedad de amenazas, pudiendo sacarle mayor partido al justiciero de la pinza. Veo esta lectura recomendable tanto a fans del personaje, como a quienes no hayan leído nada de él antes, pero sí tengan curiosidad y quieran estrenarse. 



Tras el enormemente disfrutable tomo previo de historias cortas del justiciero de la pinza, llega una nueva trama que se extiende por varios episodios. Y aquí vienen a desarrollarse algunas cosas que ya se iniciaron anteriormente, concretamente en los tomos segundo y tercero. 

¿Qué historia tendremos aquí? La sinopsis de la editorial nos avanza lo siguiente:

"¡Dad caza al Bogavante!

Se desata el caos en un combate de lucha libre cuando El oso ruso y El enano demoníaco empiezan a matar a todo el que se pone por delante. Una masacre que será la antesala de una ambiciosa serie de atracos a bancos. 

Bogavante Johnson, nuevo objetivo del jefe de policía de Nueva York y de la columnista del Herald Tribune Cynthia Tynan, deberá investigar estos crímenes con el riesgo de pagar un alto precio por su vida de justiciero."

Uno de los personajes que ya había aparecido anteriormente era la periodista Cynthia Tynan, que lógicamente empieza a sentirse atraída por el Bogavante, escribiendo algunos artículos sobre él, teniendo en cuenta que ya lo conoció en persona, así como a alguno de sus ayudantes como Bill. En esta ocasión, ella empieza a redactar una serie de artículos que permiten a la opinión pública saber más sobre el justiciero de la pinza, aunque eso no va a ser precisamente bueno para el héroe, que por distintas razones sufrirá el acoso de la gente y de las autoridades policiales. Además de esto, otro personaje del tomo segundo volverá a la escena, el mafioso que se libró de ser ajusticiado por el Bogavante, y que en este tiempo que ha tenido de calma, ha prosperado.




Por otra parte, el Bogavante tendrá que hacer frente a otras amenazas. Al inicio del tomo, un combate de lucha libre acabará en tragedia cuando los dos contendientes enloquezcan y comiencen a asesinar gente del público. Estos dos personajes, como si de un dúo diabólico se tratase, causarán el caos en la ciudad y llegará un momento en el que el Bogavante y los suyos conozcan las razones de su comportamiento. Relacionado con eso habrá otros personajes cuyas motivaciones para causar el mal irán detallándose a lo largo del cómic, y que tienen vinculación con sucesos de una de las historias cortas del tercer tomo. 

Sobre los autores, el equipo creativo es el mismo del segundo tomo de la serie, lo que significa que la dupla guionista es la de Mike Mignola y John Arcudi. Ellos ofrecen una trama sin mucho descanso, que sigue destilando encanto pulp, y se mueve sobre los mismos elementos ya familiares del universo del Bogavante. El hecho de que se arroje a la opinión pública y a los policías sobre el justiciero es algo que se agradece para darle un poco de frescura a la serie, y a su vez me ha hecho recordar un poco más las cosas en común con Batman (especialmente el de los primeros tiempos en que la gente o le temía o estaba en contra de él). El ritmo narrativo es el adecuado y los guionistas, que ya tienen bien cogido el ritmo al personaje, saben lo que se hacen. Es cierto que el tomo estaría un escalón por debajo del anterior, pero sí que es muy disfrutable y mantiene la serie en un notable nivel teniendo en cuenta lo que puede ofrecer. 

El ilustrador es nuevamente Tonci Zonjic, cuyo trabajo vuelve a ser muy bueno, manteniendo ese toque cartoon que tan bien le sienta a las aventuras del Bogavante. Además siguen estando muy bien gestionadas por él las escenas de acción, que es otro punto fuerte del cómic. Escenas como el combate de lucha libre, la persecución de los luchadores, o el combate en una ciudad en maqueta, son un buen ejemplo de la forma en que Zonjic trabaja estos aspectos. Es cierto que los guiones ayudan, pero el trabajo del ilustrador en las páginas hace que sea mucho más ameno leer el cómic. Por no repetirme en cosas ya mencionadas en otras veces del artista, resumo de forma notable su aportación. 

Y el color de Dave Stewart, para ser escueto y tampoco repetirme, está a su habitual buen nivel, siendo un socio más que válido para los lápices de Zonjic. 

¿Merece la pena el tomo? Sin lugar a dudas. Es cierto que el Bogavante es un tipo que habla poco y es menos expresivo que una pinza como la de su traje, pero eso no quita el hecho de que me lo paso bastante bien siguiendo sus aventuras, y que supone un elemento necesario y diferente dentro del Hellboyverso que me alegro de estar leyendo en su serie propia. Recomendable si ya estáis en la colección desde el principio, ya que, para seguir bien algunos hilos de la trama, es mejor que conozcáis unas cuantas cosas que se han venido desarrollando desde, al menos, el segundo tomo. Por lo que a mí respecta, que no deje de hacer acto de presencia la justicia de la pinza. 

23 de enero de 2024

Reseña de El Sexto Revólver: Integral 6. El final del camino para los Seis y la última batalla

¡Saludos desde el lejano y salvaje oeste! No me cansaré de decir cuánto me gusta el western, un género que tiene mucho que ofrecer en cualquier vertiente en la que se quiera contar una historia. He leído y reseñado westerns de todo tipo en este espacio, y en esta ocasión vengo a seguir hablando de una colección que lleva ya un tiempo publicándose en nuestro país, y que me encanta. Voy a hablaros de "El Sexto Revólver: Integral 6" de Norma Editorial.


Fue allá por el 2010 cuando, a través de Oni Press, comenzaron a publicarse las grapas de esta colección ya terminada en la actualidad, y que han llegado por primera vez a España en 2022 gracias a Norma Editorial. Éste es ya el quinto tomo integral, que reúne los números 48 a 50 de la colección, más las miniseries de tres números "El Valle de la Muerte" y "Polvo al polvo". Por lo tanto lo que tenemos reunido aquí es el final de la serie principal, más estos dos complementos, centrándose uno en una historia protagonizada por unos indios que intentan evitar la destrucción del mundo, y el otro en contar la forma en que Billjohn intenta salvar por todos los medios posibles a su hija enferma. No sé cómo va el proyecto que había de hacer una serie de televisión de estas colección de cómics, pero pase lo que pase, y aunque ha tenido momentos altos y algunos bajones, ha merecido y mucho la pena leer todo este material. 


Quienes me conocen, ya sea en mayor o menor medida, saben bien el aprecio que le tengo al western. Es un género que me apasiona, y disfruto enormemente cuando veo algún producto audiovisual, o bien tengo un cómic entre manos. Si encima se trata de una obra que, cogiendo lo mejor del western, le añade elementos de otros géneros como pueden ser la fantasía o el terror (más que nada por el diseño de la galería de villanos que porque me asuste en sí alguna escena), pues lo que tenemos entre manos ya no es que sea un caramelo, sino que es toda la maldita tienda de chucherías. Con esa mentalidad me acerco a cada nuevo tomo de "El Sexto Revólver", sabiendo que por un lado o por otro, me lo voy a pasar en grande. Si tengo que empacharme de aventuras junto a personajes como Drake Sinclair, Becky Montcrief, Gord Cantrell, Kirby Hale o incluso la momia de Asher Cobb, pues lo haré con sumo gusto, pues esto es un espectáculo para quienes amamos este tipo de universos en las viñetas.

¿Qué autores han participado en esta serie? Siguen al frente los creadores de la misma, el guionista Cullen Bunn (autor entre otras obras de "Harrow County" o "Lucky Devil") y el ilustrador Brian Hurtt (conocido por dibujar en "Gotham Central" o "Queen & Country"), a los que se suman Tyler Crook (que ha colaborado en "AIDP" y es el creador de "Los Cazadores Solitarios"), la dibujante A.C. Zamudio (ha estado en "Death follows" o en "Shadow Roads"). Con ellos repite al color Bill Crabtree (que ha participado en el universo "Hellboy", y trabajó largo tiempo coloreando "Invencible"), más la aportación de Ryan Hill (entre otras series de cómic ha estado en "Rick y Morty" o en "Juez Dredd"). La traducción al castellano es de Alberto Díaz y la realización técnica de Gaizka Medrano.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis nos avanza esto: 

"El épico final de la trepidante serie de western fantástico creada por Cullen Bunn y Brian Hurtt. Las puertas del Armagedón se han abierto y el mundo que conocemos ha sido destruido. Ahora, Griselda y sus secuaces están cruzando el Reino de la Muerte para encontrar el Taller del Diablo. 

A la zaga le van Drake Sinclair y Becky Montcrief, en su intento de detener a la Bruja gris antes de que tome el control del Taller y recree el mundo según sus deseos. ¡Viejos amigos, y antiguos enemigos, reaparecerán en este apocalíptico final de El sexto revólver! 

Adicionalmente, dos historias complementarias: el viaje de los chamanes y guerreros de las cuatro tribus a la puerta del Reino de los Muertos para evitar la llegada de Los Seis; y la historia de Billjohn y su hija Sally."

No está de más recordar en este punto que Drake y Becky habían perdido los Seis recientemente, cayendo dichas armas en manos de los villanos de la función. La Bruja Gris, junto al General Hume, capitanean una expedición que irá al mismo Infierno, y querrán llegar al punto donde podrán recrear el mundo como deseen. Huelga decirlo, pero si esto sucede, la humanidad se verá abocada a un mundo oscuro, y es la razón por la que Drake y Becky intentarán por todos los medios evitar eso. Se va gestando la última gran batalla, en la cual se dirimirá el destino del mundo y la realidad. ¿Qué bando vencerá? ¿Quién logrará usar el poder de los Seis y rehará todo a su manera, para bien o mal?

Como la resolución de la serie principal es de tres capítulos, una vez que todo llega a su final, lo siguiente que viene en el tomo son dos miniseries complementarias, pero que cronológicamente no están ni siquiera cerca de la batalla final por el destino del mundo. La primera de estas historias se centra en una de las amenazas que iba a hacer peligrar a toda la creación, y que afrontaron diferentes tribus indias, las cuales mandaron a varios equipos para trabajar conjuntamente y lograr salvar la papeleta. A dicha expedición se unirá el vigilante de los cruces de caminos, y también algún que otro personaje que ya vimos en la serie principal. En su travesía se enfrentarán a deformidades humanas, criaturas de ultratumba, y tendrán que hacer cuanto sea posible para lograr el objetivo final, que no es otro que salvar a la humanidad.



La última miniserie se centra en la figura de Billjohn, el que fuera compañero inseparable de Drake Sinclair durante gran parte de la serie principal, y que, una vez que murió, siguió presente a menudo gracias al poder del revólver que resucitaba a los muertos (aunque no volvían a ser idénticos a su versión viva, pues eran como criaturas de barro). En este caso, la trama se ubica muy atrás en el tiempo, antes incluso de que empezara la búsqueda de los Seis, si bien Drake y Billjohn ya se conocían. Lo que se nos cuenta es que Billjohn, que es viudo, tiene una hija pequeña que está enferma. Él intentará curarla de su mal de cualquier forma posible, ya implique esto intentar hacerse con el arma que resucita a los muertos, o conocer a una integrante de un circo ambulante que presume de ser inmortal. Esto hará que el protagonista tenga que actuar de forma un poco distinta a como suele ser, en pos de lograr que su hija no fallezca y le deje sumido en la tristeza. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Bunn escribe los números restantes de la serie principal y la historia de Billjohn, mientras que Hurtt se ocupa de la trama de los indios. No voy a engañaros, precisamente el trabajo de Hurtt no me ha gustado, y por primera vez me he encontrado con un contenido que no me ha gustado en los seis tomos de "El Sexto Revólver", y es porque la trama no me ha despertado prácticamente ningún interés, a pesar de que sí tiene buen ritmo narrativo esa miniserie. No sé si ha influido la elección de personajes o el hecho de que encajen esta trama en el último tomo sin que haya relación temporal con el final de la historia de los Seis, pero no puedo decir que el trabajado del ilustrador como escritor me haya entusiasmado. Respecto a Bunn, mantiene el buen nivel que ha tenido durante toda la serie, aunque es cierto que, para ser la batalla final, me esperaba algo más épico, ya que ha habido escenas de combate más impactantes en los primeros tomos. No obstante, acaba su historia, y elabora una buena miniserie sobre Billjohn. 

Sobre los ilustradores, destaca una vez más el buen hacer de Hurtt, que imprime dinamismo y acción en la batalla final, y sigue teniendo un trazo detallado y bien trabajado, manteniendo buen nivel de detalle. Si "El Sexto Revólver" ha sido un pepino de lectura, en parte ha sido gracias a la excelente labor de Hurtt. Y no menos disfrutable ha sido el habitual trabajo de Crook, quien hace composiciones de página donde hay pocas viñetas, pero que hacen que la lectura sea muy amena y donde los planos visuales están bien escogidos. Sobre la labor de Zamudio, su trazo se asemeja al de Hurtt, y en la historia de los indios ha estado a buen nivel.

Y en cuanto al color de Crabtree y Hill, ambos artistas han realizado una más que satisfactoria labor, logrando lo que debe ser habitual en un cómic, que es que el color no desentone sino que complemente y perfeccione el dibujo. 

¿Merece la pena el cómic? Si llegamos aquí es porque queremos ver el final, y en ese aspecto, MERECE LA PENA ASISTIR A LA CONCLUSIÓN DE ESTA MEMORABLE SERIE que mezcla western, fantasía, aventura y hechicería, y da toneladas de acción. Personalmente el viaje hasta este tomo y su resolución ha sido tiempo bien invertido, y me queda el regusto de que, aunque la colección ha tenido en algún momento bajones (lógicos en una colección de cierta extensión). Si sale adelante la serie la veré encantado. 

Sobre la edición de Norma Editorial, es en cartoné y tiene mucho contenido extra, incluyendo las habituales portadas, bocetos y demás. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!