29 de abril de 2021

Reseña de Los niños de la Resistencia 1: Primeras acciones. La llegada de la guerra y sus efectos en la infancia de los protagonistas

Saludos a todo el mundo. Con la reseña de hoy vuelvo a hablar de un cómic ambientado en la época de la Segunda Guerra Mundial, como ya hice con los análisis de "Champignac - Enigma", "El flautista de Arnhem", o "Lucca". Cada obra de las mencionadas tenía algún elemento que, al margen del contexto histórico, la diferenciaba de las demás. Y aquí sucede lo mismo, pues los protagonistas son un trío de amigos cuyas vidas cambiarán para siempre con la guerra. Por lo tanto hoy voy a hablaros de "Los niños de la Resistencia 1: Primeras acciones" de Editorial Base. 


No está de más decir que se trata de una serie abierta, pues en la fecha actual, ya hay publicados 7 álbumes en la editorial belga Le Lombard, y 6 aquí en España a través de Editorial Base. Y este primer número vio la luz en 2015, siendo publicado en tierras españolas en 2017. Pues bien, como ya avanzaba en el párrafo anterior, estamos ante una serie que tiene su ubicación histórica en el período de la Segunda Guerra Mundial. Lo sé, a estas alturas de la película, puede que ya hayáis visto un montón de documentales, series o películas ambientadas en la misma época. Quizás incluso andéis saturados de lectura de estas características, ya fuera en formato cómic o libro. Pero "Los niños de la Resistencia" nos ofrece el punto de vista de unos niños que ven cómo cambiará por completo sus vidas la irrupción de la guerra en su país, y el modo en que afectará a sus mayores y vecinos de toda la vida. 


Lo sé, no es la primera vez que se enfoca una historia bélica en unos protagonistas jóvenes, de apenas 13 años en este caso. Pero ver las cosas a través de sus ojos siempre es diferente a hacerlo desde los de una persona adulta. En especial en temas como la guerra, que implica una maduración muy rápida para las generaciones más jóvenes que deben vivirla y sufrir sus efectos. En ese sentido, y como podéis leer en el apartado de extras, la intención de los autores es narrar esta historia como si de un diario se tratase, ya que fueron muchos los niños y adolescentes que escribían un diario íntimo durante la guerra; como ejemplo tenéis el famoso diario de Anna Frank. Y además de esto, otra de las intenciones es contar los primeros pasos que los protagonistas dan para ir formando parte de lo que podría llamarse una resistencia al ejército invasor/opresor, también conocida en esta caso como Resistencia interior francesa. Porque sí, aunque no eran casos muy numerosos, sí que existieron niños que ayudaron a la Resistencia, aunque fuera con tareas poco peligrosas pero sumamente útiles. 

¿Qué autores han creado esta serie? Como guionista está Vincent Dugomier (ha escrito alguna historia para "Benito Sansón", y es creador de "The Omniscients"), mientras que del dibujo y el color se ocupa Benoît Ers (conocido por "Les démons d'Alexia", donde repitió como compañero de Dugomier). Se trata por lo tanto de autores que han colaborado bastante y que conforman un buen equipo creativo. La traducción al castellano es obra de Carles Estrada Casabona. 

¿Qué historia nos encontraremos aquí? Dejo aquí la sinopsis de la editorial:

"Es cierto que, como decía mi padre, nos habían dado una buena torta… La mañana del 10 de mayo de 1940, llegó la guerra.

Rápidamente, sobrevino el desastre. El 22 de junio, se firmó el armisticio con Alemania. Habíamos sido derrotados.

Fue el verano de nuestros 13 años, los míos y los de mi amigo Eusèbe.

Y no estábamos dispuestos a resignarnos."

Como ya se menciona, tras la firma del armisticio entre Francia y Alemania, el país galo, presidido por aquel entonces por Philippe Pétain, fue ocupado por los alemanes. Eso generó una situación en la que tan solo medio país se podía considerar libre para los franceses, lo que se llamó la Francia de Vichy, al ser esta localidad la que funcionó como sede del gobierno galo durante la Segunda Guerra Mundial. Pues bien, la ficticia localidad de Pontain l'Écluse, donde transcurre la mayor parte de este cómic, estaba dentro de la parte del país ocupada por los nazis.

Y es ahí donde arranca todo, con la presentación de François y Eusèbe, dos amigos que se encuentran jugando, y que ven llegar a las tropas nazis que ocuparán Pontain l'Écluse. A través de François, veremos que él no está dispuesto a darle importancia a la aparición de los alemanes, pues lo mejor es hacer como que no existen, para no alimentar su sensación de superioridad al ocupar un país derrotado en combate. Aunque Eusèbe tardará algo más en imitar la forma de actuar de su amigo, también terminará haciendo lo mismo. Pero esto solamente es el principio, pues no hay que olvidar que los soldados han llegado para ocupar la localidad, y además hacer lo que les venga en gana fingiendo ayudar a los franceses. Y por lo tanto, François y Eusèbe irán haciendo más cosas para intentar animar a su pueblo a levantarse contra los invasores.


Por último pero no menos importante, estos amigos no estarán solos, pues a ellos se unirá Lisa, una chica que ha aparecido en el pueblo sin su familia y huyendo de los nazis. Así que, mientras François, Eusèbe, y las familias de éstos intentan ayudar a Lisa a encontrar a sus padres, le darán cobijo. Eso irá provocando que Lisa cada vez vaya siendo más partícipe de la labor de sus nuevos amigos. Y no quiero contaros más de la trama, el resto es mejor que lo vayáis descubriendo si le dais una oportunidad a esta lectura. Vaya por delante que estamos ante un cómic que, además de narrar las vidas de los protagonistas, nos permite ver diferentes episodios derivados del armisticio, como los éxodos de población que venía huyendo de los nazis a raíz de la ocupación de sus distintos países o localidades, o bien la hostilidad que los invasores empleaban contra toda persona que fuera una enemiga del Reich. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Una de las cosas que más me ha gustado del trabajo de Dugomier como guionista, es que se nota que se ha documentado y preparado bien antes de ponerse a contar esta historia. En el apartado de extras lo podréis ver mejor, porque habla de muchas cosas sobre la concepción del cómic, pero también de la época histórica que retrata. Al margen de eso, me ha gustado la manera en la que van evolucionando los protagonistas, en especial François, por ser quien más cosas vive, y quien más dudas va teniendo continuamente sobre lo que está bien o mal, y la bondad o maldad de las personas. Son cosas que denotan la rápida maduración que está viviendo el personaje, y por extensión Eusèbe y Lisa, cuyas vidas también están cambiando para siempre. Por otra parte, la narración tiene buen ritmo y sabe dosificar bien lo que cuenta y la manera de hacerlo. Queda por lo tanto una más que aceptable labor de Dugomier.

Por otra parte, y analizando la labor del ilustrador Ers, tiene un trazo sencillo pero lleno de detalles y atractivo a la vista. Ers logra dotar a todos los personajes de bastante expresividad, lo que en un caso como éste es importante, dado que los niños están viviendo situaciones nuevas y duras para ellos, y por lo tanto son los más sensibles a todo lo que sucede. Además de lo anterior, el dibujante realiza muy buen trabajo en las distintas situaciones que se ven a lo largo del cómic, dando una sensación de que sea éste y no otro estilo el que mejor encajaría con el guion. 

Y sobre el color, teniendo en cuenta que lo aplica a los dibujos el propio Ers, se nota que ha elegido las mejores tonalidades para complementar su trazo. Por lo tanto, no hay mucho que decir al respecto, salvo que el uso del color es acertado y suma y no resta al producto. 

¿Merece la pena el cómic? Como inicio de una serie abierta SÍ, me parece una más que interesante manera de dar el disparo de salida. No hay que olvidar que de momento no se sabe cuántos álbumes tendrá esta serie, por lo que mi valoración gravita sobre lo que me ha parecido este primer tomo como cómic y como inicio de la colección. En esa tesitura, la lectura ha merecido la pena y me ha sorprendido gratamente, porque no estoy muy acostumbrado a leer un cómic ambientado en este período histórico cuyos protagonistas son niños. La historia, aunque queda claro que seguirá, tiene calidad por sí misma y no perdéis nada por darle una oportunidad a este primer tomo.

Respecto a la edición de Editorial Base, es de tapa dura y contiene como extra un interesante y extenso dossier escrito por el guionista, donde nos habla de la inspiración para este cómic, y además analiza ese período histórico y el papel de la Resistencia en la Segunda Guerra Mundial. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima!

28 de abril de 2021

Reseña de Imbatible 1: Justicia y verduras frescas. Una divertida e ingeniosa lectura que revitaliza las historias con superhéroes

¡Saludos y sed bienvenid@s a una nueva reseña! Aunque en este blog prácticamente no hago reseñas de cómics de superhéroes, sí que soy un aficionado a ese género. Pero he de confesar que a veces, en especial con el cómic americano, necesito descansos cada cierto tiempo por saturación, porque al final siempre es lo mismo. Y hace poco llegó a mis manos el álbum que voy a reseñaros hoy, publicado en el mercado franco-belga, que me ha encantado por su originalidad y su manera de jugar con las páginas y las viñetas, ya que se sale de los estándares del cómic. Así que voy a hablaros de "Imbatible 1: Justicia y verduras frescas" de Editorial Base. 


Como sucede con muchos personajes interesantes y conocidos del cómic franco-belga, Imbatible vio la luz en 2013 en "Le Journal de Spirou", y se fueron publicando historias muy cortas del personaje en dicho medio. Pues bien, la editorial Dupuis sacó en 2017 un primer álbum recopilatorio de esas pequeñas aventuras, y en 2019 llegó a España a través de Editorial Base. Además, en 2020 "Imbatible" recibió el premio al mejor cómic juvenil en la Feria de Bolonia, compitiendo con más de 1800 libros de unos 41 países. Ahí es nada. No tengo ni idea de cómo serían las obras finalistas de dicho certamen, pero no tengo ninguna duda de que este cómic se merece este premio y cualquiera otro que le puedan conceder, porque es una auténtica pasada y no ha dejado de sorprenderme página a página. Y como ya habréis podido apreciar por mi experiencia con el género de los superhéroes, eso no es fácil. 


Es cierto que, si veis el estilo sencillo de dibujo que hay aquí, a caballo entre el cómic franco-belga clásico y el cartoon, lo fácil es pensar que esta lectura está dirigida a un público infantil, o que incluso las historias están concebidas para los más pequeños de la casa. Pero que eso no os confunda, ya que "Imbatible" es un personaje que pueden disfrutar lectoras y lectores de todos los rangos de edad. Es cierto que la narración es sencilla y puede seguirla y entenderla fácilmente cualquier persona. Pero creo que, precisamente para la gente veterana con los cómics, conocer las andanzas de Imbatible puede suponer un soplo de aire fresco, por la manera en la que su creador saca partido de las reglas del género de superhéroes, pero también por cómo concibe gráficamente todas las aventuras protagonizadas por esta persona que, al margen de tener habilidades especiales, solamente intenta vivir su vida como cualquier ciudadano convencional. 

¿Qué autores han participado en este tomo? Para empezar nos encontramos a su creador, Pascal Jousselin (ilustrador en "Colt Bingers: Saison One" que también participó en "L'atelier Mastodonte"), quien se ocupa tanto de los guiones como de la ilustración. Le acompaña la colorista Laurence Croix (conocida por ejercer este mismo trabajo en varios tomos de "Spirou y Fantasio" o en "Tyler Cross"). No tengo constancia de que estos dos artistas hubiesen colaborado hasta esta obra, pero eso ha importado poco, ya que el resultado de su trabajo conjunto me ha parecido fantástico y muy elegante en la ejecución de su propuesta gráfica. Por otra parte, la traducción al castellano corresponde a Albert Vilardell.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? Aunque este un recopilatorio de muchas tiras del personaje, la sinopsis es la siguiente: 

"¡Imbatible al rescate! ¡El único y verdadero héroe del cómic ya está aquí, allí y en todas partes!

No es un superhéroe normal. Tiene el poder de atravesar el tiempo, el espacio … ¡y la página! 

¡Un poder que utilizará para frustrar planes tortuosos de los malos de todo el mundo! 

Pero, ¿cómo se lo hará el Imbatible? Será un viaje salvaje, eso seguro..."

Como puede apreciarse desde las primeras páginas, Imbatible es el único verdadero superhéroe del mundo del cómic. Vaya por delante que es el eslogan que acompaña al personaje, pero sí que me parece muy acertado para definir a alguien cuyos poderes trascienden las viñetas, permitiéndole estar aquí, allí o en donde sea menester para anticiparse a los desastres que sucederán e intenta evitar. Además, una cosa que queda clara con facilidad, es que Imbatible, al margen de ser un superhéroe, es un ciudadano normal que tiene sus rutinas, como ir a comprar al mercado, cocinar, comer en casa de su abuela los domingos, y otras cosillas del estilo. Pero eso no quita el hecho de que sea un vecino con ganas de ayudar a la gente que está en peligro, cuando algún villano entra en acción, o bien necesita una mano para salir de un apuro. Porque es entonces cuando sus habilidades son más necesarias que nunca.

Si los poderes de Imbatible le permiten hacer lo que quiera para ayudar a los demás, lo mismo puede aplicarse respecto a algunos personajes que desfilarán por estas viñetas. Es cierto que hay un científico loco que, sin tener poderes, sí que intenta en varias ocasiones dominar el mundo y causar destrucción, pero además de este hombre, Imbatible conocerá al aspirante a superhéroe Tudí, y también al criminal conocido como "El Bromista". Respecto a Tudí, es un joven que, aunque sigue yendo al colegio, quiere hacer prácticas de superhéroe con Imbatible, y aprovechar sus habilidades, las cuales le permiten manipular o coger objetos ubicados en cualquier parte de una viñeta, y soltarlos donde le plazca. Y sobre "El Bromista", es una especie de Joker con poderes que le permiten traspasar las viñetas, haciendo que sea extremadamente difícil enfrentarse a él si no se conocen sus puntos débiles. 


A lo largo de las casi 50 páginas de este álbum, hay historietas de diferente extensión. Es cierto que predominan aquellas que empiezan y acaban en la misma página, aunque hay algunas que abarcan varias páginas o están dividas en dos capítulos, pero en cualquier caso, sea cual sea la extensión, se aprovechan igualmente los poderes de Imbatible para deleite del lector. Como ejemplo tenemos la manera en la que Imbatible viaja a cualquier lugar, que es a través de la línea telefónica; basta que en otro lugar haya una persona sujetando un teléfono para que el superhéroe pueda aparecer ahí. Pero ojo, también puede visitar un lugar mientras alguien lee una historia sobre esa localización. Hay muchas más formas de mostrar el modo en que Imbatible hace uso de las viñetas. Puede ver lo que sucede en el futuro o enviarse mensajes a sí mismo para no olvidarse de cosas que debe hacer. Especial mención merece una página en la que, mediante el uso de un arma de destrucción por el científico loco, queda afectado el margen de una página, con las consecuencias narrativas que tiene para todos. Y así todo el álbum, que es un auténtico festival de cómo aumentar hasta límites insospechados el potencial de una página de cómic.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? He ido mostrando mis cartas pronto, y no necesitáis los poderes de ver el futuro de Imbatible, para saber que la labor de Jousselin como guionista y dibujante ha sido deliciosa y altamente satisfactoria. Como confesaba inicialmente, en el género de los superhéroes, en especial el del cómic americano, llega un punto en el que me termino saturando por la falta de originalidad y frescura al narrar las historias de los personajes, sobre los que parece que muchas veces ya está todo lo interesante contado. Pero he aquí que "Imbatible" ha sido una lectura que he disfrutado una barbaridad, ya que viene a reafirmar lo que llevo bastante tiempo pensando, y es la inmensa calidad creativa que hay en el cómic europeo, que para mucha gente sigue siendo un tanto desconocido. Por eso, y como guionista, Jousselin está estupendo en todas las historias. 

Y como dibujante su labor también es de alto nivel, ya que, a pesar de tener un trazo sencillo y con toques de cartoon, las ilustraciones juegan una baza fundamental para complementar lo que nos proponen los guiones, y ambos aspectos se fusionan de una más que acertada manera, brindando páginas y páginas de disfrute visual. Se hace una continua demostración de que se puede aprovechar todo el espacio disponible, y que las viñetas no tienen por qué contener acciones aisladas unas de otras, aunque pertenezcan a una misma escena que avanza o retrocede. Además, es muy divertido ver las reacciones de la gente cuando Imbatible desaparece y reaparece, similares a las de un espectador sorprendido ante un gran truco de magia. 

El color de Croix se amolda perfectamente al estilo gráfico de Jousselin, por lo que no encuentro nada que objetar a este apartado.

¿Merece la pena el tomo? Nos ha fastidiado... claro que SÍ. Se trata de un conjunto de historias ingeniosas y divertidas que nos permiten conocer otra manera de aprovechar los poderes de un personaje. Considero "Imbatible" recomendable para todo tipo de públicos y cualquier rango de edad, porque es de esas lecturas que te deja con una sonrisa continuamente. Además, lo recomiendo especialmente para gente aficionada a escribir guiones de cómic o hacer ilustraciones, ya que es un perfecto manual de cómo experimentar narrativamente para contar de manera distinta una historia.

Respecto a la edición de Editorial Base, es de tapa dura, y aunque no contiene ningún extra, no lo he echado en falta por lo bien que me lo he pasado con las aventuras de este peculiar superhéroe. Hasta la fecha hay editado un segundo álbum de "Imbatible" aquí en España, que espero leer y reseñar en el blog. Dadle una oportunidad a este personaje que merece y mucho la pena. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima!

26 de abril de 2021

Reseña de Lucky Luke 8: Un cowboy entre algodones. Un viaje a Luisiana en la época de las plantaciones

¡Un saludo desde las polvorientas tierras del salvaje oeste! Tengo el gusto de compartiros mi primera reseña de un cómic de Lucky Luke, personaje del que no había leído nada hasta la fecha, a pesar de que me encantan los cómics y el western, y tarde o temprano esto debía suceder. Así que subid a vuestros caballos y preparaos para el viaje, que voy a hablaros de "Lucky Luke: Un cowboy entre algodones" de Ediciones Kraken. 


Y al ser la primera reseña que hago de este famoso personaje, toca hacer un pequeño recorrido por su vida editorial. Lucky Luke, el hombre que dispara más rápido que su sombra, fue una creación de Maurice de Bevere (1923-2001), cuyo alias artístico era Morris. Este vaquero vio la luz por primera vez en 1946, concretamente en el "Almanach 47 de Spirou", y nació como un homenaje y a la vez una parodia de las aventuras del lejano oeste. Hay que decir como dato curioso que, mientras Morris vivía y se encargaba de dibujar las historias de su personaje, uno de sus compañeros creativos más famosos fue el guionista René Goscinny, conocido mundialmente por ser el co-creador de "Astérix el Galo" junto con Albert Uderzo. Pero claro, no fue el único guionista que acompañó a Morris, pues en la larga vida editorial que ha tenido y sigue teniendo Lucky Luke, sus historias han estado elaboradas por muchos artistas, tanto antes como después del fallecimiento de Morris. Eso nos trae aquí, a una de las dos líneas editoriales que publica Ediciones Kraken, llamada "Las aventuras de Lucky Luke según Morris", que son nuevas historias del personaje siguiendo la esencia de su creador. Y aquí tenemos este tomo, publicado en 2020 por Lucky Comics, que ha llegado a España en este 2021.


Y como sucede con personajes tan importantes en la historia del cómic europeo como Lucky Luke, hay que decir que no solamente ha tenido presencia en las viñetas, sino que el vaquero ha protagonizado películas de animación y acción real, ha vivido a su vez aventuras en series de dibujos animados, e incluso en el mundo de los videojuegos. Esto lo comento porque al final, incluso para quienes no hayan leído nunca un cómic de Lucky Luke, la figura sí que les resultará conocida, como también su inseparable caballo Jolly Jumper, o sus rivales más habituales, los hermanos Dalton. Estamos por lo tanto ante un personaje que ha trascendido en el tiempo y es muy conocido, y cuyas aventuras, si bien están encuadradas en el género del humor, son aptas para todo tipo de públicos. Y como pasa en casos como el del cómic que os reseño hoy, tenemos además apariciones de personajes históricos, y sucesos de la misma índole. Eso es algo que confiere un sabor especial a las lecturas, que además de mecanismo de evasión, proporcionan información de interés, como presentarnos a la histórica figura de Bass Reeves, el primer marshal de color, o hablarnos de cómo era la Luisiana de la época de las plantaciones, tiempo después de que se hubiese abolido la esclavitud. 

¿Qué autores han participado en este tomo? Como guionista tenemos a Julien Berjeaut, más conocido como "Jul" (que ha participará en el próximo tomo de "Iznogoud", y ya colaboró en "La gallerie des ilustres"). A cargo de las ilustraciones está Hervé Darmenton, cuyo alias es "Achdé" (ha participado con diversos roles en "C.R.S = Détresse, y como escritor en "La Esmeralda"), mientras que del color se ocupa Mel. Hay que añadir que este trío ya ha colaborado antes en un par de historias más de Lucky Luke. Y por último, traduce al castellano Carlos López Ortiz. 

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis oficial es la siguiente:

"Después de París, ¡Lucky Luke parte a Luisiana!

En “Un cowboy entre algodones”, nuestro héroe tendrá que luchar contra la injusticia con la ayuda de un viejo amigo.

Esta vez, una viuda rica y admiradora de las hazañas de Lucky Luke, le ha legado una importante plantación de algodón de en Luisiana.

Allí tendrá que luchar para ganarse la confianza de sus aterrorizados empleados negros, y dividir su herencia entre ellos.

Un objetivo para el que recibirá la ayuda de la comunidad local y de…¡los Dalton!"

Aunque Lucky Luke se encuentra de vacaciones, disfrutando de unos días de calma y tranquilidad, eso cambiará pronto. Tras encontrarse con su viejo amigo Bass Reeves, que lleva a los Dalton a la cárcel, Lucky Luke recibirá la visita de un notario, quien le comunicará que, tras la muerte de Constance Pinkwater, una adinerada viuda, el vaquero es el heredero de todos los bienes de la fallecida. La razón de que Lucky Luke sea el heredero sin conocer de nada a la mujer, viene motivada por el hecho de que ella era una auténtica aficionada a seguir las aventuras del protagonista, y por lo tanto le incluyó en su testamento como beneficiario de su herencia. Eso provocará que el nuevo rico deba ir a Luisiana, donde la mujer poseía una enorme plantación de algodón.

Una vez que Lucky Luke y su caballo Jolly Jumper lleguen a Luisiana, no tardarán en darse cuenta de que, lo que en apariencia es un lugar bonito que conocer, esconde en realidad cosas turbias, pues, a pesar de que ya había sido abolida la esclavitud, las personas de color siguen siendo tratadas y vistas como esclavas en aquella zona del país. Y aunque la intención del pistolero es repartir la herencia y las tierras entre las familias que viven en ellas y trabajaban para la fallecida, pronto se dará cuenta de que la cosa no es tan sencilla de resolver como él creía. Lucky Luke conocerá, muy a su pesar, a personas de lo más detestables, que no le permitirán concederle ningún beneficio a las familias de la plantación.


Así que una de las cosas que más podrá verse en esta historia, es el tema del racismo existente en la época y en aquella parte de los Estados Unidos. Y eso es algo de lo que ya le había advertido Bass Reeves a Lucky Luke en su encuentro. Aunque hay que tener en cuenta que, por la extensión que tienen este tipo de álbumes, tampoco se puede profundizar mucho en el tema si se quiere contar una historia para el personaje principal. Esto lo digo por si hay personas a las que les parezca un tanto light o superficial el retrato que los autores hacen del racismo. Además de abordar el tema de las plantaciones, también tendrá su presencia en estas páginas el Ku Klux Klan. Si le sumamos a eso el hecho de que aparezca Bass Reeves, que fue el primer marshal de color nombrado al oeste del Misisipi, con un historial de detenciones de más de 3.000 criminales, considero bastante interesante todo lo que este álbum ofrece como nota histórica, además de como ficción en lo que a Lucky Luke respecta. Y eso hace que mi primera lectura de este personaje haya sido una grata sorpresa. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Respecto al guion de Jul, considero que elabora una historia interesante, donde se hace un pequeño retrato de la época, mediante la narración de una aventura para el personaje, que desconoce cómo funcionaban las cosas en aquella parte del país. Los momentos cómicos están mayormente protagonizados por los hermanos Dalton, aunque también habrá algunos causados por otros personajes. El ritmo narrativo es bueno y no me ha resultado nada pesado de leer el álbum, que prácticamente me leí de un tirón. Así que considero que Jul hace un buen trabajo.

En cuanto al dibujo de Achdé, el autor tiene el trazo característico de este tipo de historias franco-belgas, y no es muy diferente del que podéis ver en otras historias de Lucky Luke. Eso puede ser algo bueno o algo malo según lo que esperéis encontrar, pero en mi caso en particular, este estilo clásico de ilustración nunca me disgusta, y siempre lo termino disfrutando. Especial atención merece una página donde tiene gran presencia un fenómeno de la naturaleza que prefiero no desvelar. Por lo tanto, Achdé también realiza un trabajo de valoración positiva.

Respecto al color de Mel, mantengo lo que decía en el párrafo anterior, en el sentido de que también es el tipo de color que uno suele encontrarse tanto en este tipo de cómics como en las aventuras del personaje, y complementa bien el estilo gráfico.

¿Merece la pena el tomo? No hará falta que me apunten con un revólver para decir que SÍ, sin lugar a dudas. Es cierto que puede no ser el mejor tomo para comenzar a leer al personaje, porque implica que uno conozca un poco de su universo, pero desde luego que es una opción más que interesante para disfrutar de las aventuras de Lucky Luke y saber un poco más de la historia de los Estados Unidos, aunque sea algo que posiblemente ya supierais de antemano. En cualquier caso, el cómic es entretenido y simpático de leer, y deja un buen sabor de boca. 

Como comentaba al principio, este octavo álbum pertenece a la línea "Según Morris", que son nuevas aventuras de Lucky Luke siguiendo la esencia de su creador, y por lo tanto es una más que interesante opción si queréis introduciros en el universo del personaje con publicaciones recientes, ya que esta línea comenzó hace algunos años y tiene apenas un par de décadas de existencia. El tomo contiene como extras un par de textos dedicados a Morris y a Bass Reeves. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima y tened cuidado con los peligros del salvaje oeste!

24 de abril de 2021

Vida y muerte en el espacio

Un ligero temblor en la nave fue la señal de que estaban abandonando el planeta Morback, conocido desde hace dos años como el “Vergel de los Muertos Vivientes”. La capitana Bricia Cranston, tras comprobar que salían sin problemas del campo gravitatorio del planeta, dejó que su co-piloto Sherby Wondal se ocupase del resto de la maniobra para volver al espacio. Sería entonces, una vez en órbita, cuando ella tendría que encargarse personalmente de manejar la nave, ya que Morback estaba fuertemente vigilado por la Federación de Planetas Unidos, y la única opción viable de entrar y salir sin ser vistos, escapando a los escáneres de las naves de la Federación, requería poner en práctica la pericia que Bricia, como ex-piloto de cazas de combate, tenía en su haber.

Mientras Sherby se ocupaba de todo, Bricia usó su intercomunicador para hablar con Jelko, Parek y Krestic, sus hombres de armas, que en aquellos momentos estaban vigilando el cargamento de la nave. Por el momento los muertos vivientes no daban demasiados problemas, pero era lo lógico, teniendo en cuenta que hasta una veintena de aquellos comecerebros estaban atrapados en un tanque metálico que emitía descargas eléctricas a quien tocara sus paredes. Con cargas como aquellas, no había que andarse con tonterías.

Bricia no había estado muy convencida ni antes ni después de aceptar aquel encargo, y únicamente su necesidad de conseguir una buena suma de dinero había decantado su decisión. Pero claro, eso no implicaba sentirse bien consigo misma. A fin de cuentas, desconocía las razones por las que el millonario que le había encomendado aquella misión, podría necesitar un pequeño grupo de zombies, pero su instinto le decía que no serían para nada bueno.

Y era lógico, ya que, desde que un grupo de mineros reventó en las minas de Morback una bolsa de gas venenoso, aquel planeta había sufrido lo indecible, viendo casi exterminada su población por la conversión de los mineros en zombies a raíz de inhalar aquel gas, y la posterior infección que transmitieron a cuantos habitantes pillaban a su paso, fueran humanos o alienígenas. La cosa se desmadró tanto que, para cuando la Federación entró en acción y logró evacuar a lo que quedaba de población sana, declaró el planeta en cuarentena, estacionando allí un contingente de vigilancia para no dejar entrar o salir a nadie, quedando los zombies atrapados. Claro que, como en todas las cosas, siempre hay una manera de llegar a donde uno quiere. Y nadie sabía qué motivó el hecho de que dejaran a los muertos vivientes vagando por el planeta en lugar de extinguirlos, pero así se habían sucedido las cosas.

Bricia no era ni mucho menos la primera persona que iba a capturar zombies allí, y precisamente por las experiencias de otros pilotos, ella ya sabía cómo debía manejar la nave para evitar los escáneres y el control de la Federación. Y pensando en eso, llegó el momento en el que la capitana debía ocuparse de manejar su nave. Tras darle las órdenes pertinentes a Sherby, Bricia agarró bien los controles, y dio el aviso a la tripulación para que se agarrasen a lo que tuvieran a mano, pues el viaje iba a ser movidito hasta salir de la zona. Y vaya si lo fue, mucho más que para acceder a Morback. De hecho, Knighter, el mecánico, tuvo que trabajar bajo mucha presión para conseguir toda la potencia extra que la nave necesitó para salir del control de la Federación.

***

Cuando la nave de Bricia aterrizó en el planeta Treniac, su anfitrión, el magnate Prendal, tenía todo preparado para sacar la carga con seguridad, y un numeroso ejército de soldados supervisó el traslado de los zombies a las dependencias asignadas para mantenerles encerrados. Jelko y Parek los acompañaron, y Krestic se quedó vigilando a su capitana. Mientras tanto, y sintiéndose muy complacido, Prendal felicitó a Bricia por su labor y dio inicio a una conversación:

- Me habían hablado maravillas de ti, y me alegra comprobar que no eran alabanzas sin fundamento.
- En una profesión como la mía, señor Prendal, la reputación lo es todo- respondió con firmeza Bricia, que seguía sin fiarse de aquel hombre-. Y procuro llevar a término todos los encargos que acepto.
- Esto lo demuestra, sin duda- Prendal señaló con una de sus manos hacia el lugar donde se dirigían sus soldados con los zombies-. Y pienso darles buen uso.
- Lo único que le aconsejo, si me permite el atrevimiento, es que controle la forma en la que los utiliza. No olvide que esas criaturas extinguieron casi toda la vida de un planeta.
- Lo sé, precisamente me interesan por eso- y en el rostro de Prendal se dibujó una sonrisa que heló la sangre de Bricia-. Tengo algunos problemas entre manos, y esas aberraciones serán un arma poderosa para apoyar mis argumentos.
- Bueno, a partir de ahora la responsabilidad del uso que se les dé, es suya.
- Me alegra que lo vea así, ahí están sus honorarios- y Prendel señaló hacia una mesa que había cerca de ellos, sobre la cual se encontraba un cofre metálico-. Me he tomado la libertad de incluir un extra para que usted y su tripulación guarden silencio sobre este encargo. ¿Me comprende?
- Sí, sin ningún problema- Bricia se acercó al cofre y lo abrió para comprobar que todo estaba en orden-.
- Pues entonces, ya no hay nada más que tratar. Les deseo un buen vuelo.
- Gracias- cuando Jelko y Parek regresaron, Bricia les indicó con un gesto de cabeza que cogieran el cofre-. Y recuerde, tenga cuidado con esas criaturas.
- Lo tendré- Prendel esperó a que sus visitantes estuvieran entrando en su nave-. Y aunque no lo tenga, ¿quién va a detenerme ahora?

Bricia no pudo escuchar la malévola risa de Prendel, pero de todas formas ella seguía sin estar del todo tranquila con aquello. Una vez estuvieron tanto ella como el resto de sus hombres dentro de la nave, comenzó a pulular por su cabeza una inquietante preocupación... ¿habría hecho lo correcto aceptando aquel encargo? Jamás en su vida había visto tanto dinero como el que estaba a buen recaudo dentro del cofre, pero... ¿en serio iba a dejar en manos de aquel tipo un ejército de zombies? Sherby le habló y la sacó de sus pensamientos. Ella respondió de forma automática, ordenándole salir del planeta. Mientras la nave ascendía por los cielos... su cabeza no dejaba de darle vueltas a lo mismo. ¿Por qué se había quitado de forma tan liviana su responsabilidad al dejarle claro a Prendel que, en adelante, él sería responsable del uso que le diera a su nueva adquisición?

***

Pasaron un par meses, y Bricia se enteró del terrible uso que Prendel le había dado a los zombies. La información la había obtenido en “Wallander’s”, la taberna más popular del pequeño planeta Trinium, donde solían reunirse mercenarios, cazarrecompensas y demás buscavidas de la galaxia. Bricia ni siquiera estaba en aquel lugar para averiguar aquello, sino para disfrutar junto a su tripulación de una buena comilona tras otro trabajo reciente culminado con éxito. Pero entre las muchas conversaciones que tenían lugar allí, la capitana captó parte de una que abarcó toda su atención, provocando que abandonara la mesa donde estaba sentada para escuchar más atentamente. Un alienígena mercante le estaba relatando a un pirata una tragedia acontecida en Treniac.


Por lo visto, una horda de zombies había aparecido en aquel planeta, causando muerte y destrucción en una región poblada por ganaderos. Prácticamente la mitad de la población de allí había sido asesinada, y la otra mitad convertida en muertos vivientes. Tras algunas semanas, la horda zombie había sido aniquilada gracias a la aparición de los ejércitos de la Federación, que habían colaborado con diferentes milicias de Treniac formadas para la ocasión. Bricia sintió una punzada en el corazón, y tuvo el presentimiento de que Prendel seguramente estuvo tras alguna de esas milicias. Por descontado estaba el hecho de que hubiera dado aquel uso a los zombies, pero la pregunta pertinente entonces era... ¿por qué habría atacado esa región ganadera? Él debía ser de los tipos más ricos del planeta, y hasta donde Bricia sabía, la ganadería no era precisamente uno de los negocios más rentables por aquel sistema solar. ¿Qué motivo habría tras aquella tragedia? ¿Se trataría de alguna sangrienta artimaña de Prendal para apropiarse con el tiempo de aquella región? ¿O simplemente estaría enfrentado con esa gente? Una cosa era segura, y es que Bricia quería averiguar más al respecto, por eso puso al día a su tripulación, y viendo que todos se sintieron abatidos por la noticia, les propuso volver a Treniac. Debían hacer algo, a fin de cuentas, fue su responsabilidad llevar aquella carga tan peligrosa allí.

***

Bricia se sentía totalmente desolada cuando logró hablar con algunos supervivientes de la masacre de Treniac. Era irónico, habían sobrevivido menos personas que zombies había dejado ella en manos de Prendal. De boca de una de las personas que salvaron la vida de milagro, supo que Prendal llevaba mucho tiempo intentando comprar los terrenos de aquella zona de ganaderos. Ante la persistente negativa de éstos, el ricachón fue probando diferentes sistemas de extorsión con ellos, que iban desde sabotear sus cosechas y robar algunas de sus reses, a dar palizas a personas. Pero los ganaderos, y Bricia se sintió extrañamente orgullosa, no se dejaron amedrentar, manteniéndose firmes en su negativa a vender. Prendel era muy rico, pero en Treniac no se podía comprar a todo el entramado de autoridades locales para intentar ninguna triquiñuela por esa vía, así que, sin tener el respaldo de la ley, ni la seguridad de que le apoyarían en cualquier contienda con los ganaderos, Prendal había ido demasiado lejos con la adquisición de los zombies que dejó a su libre albedrío en aquellos terrenos que tanto se les resistían. El resto... era fácil de imaginar. Ahora que los supervivientes habían iniciado su peregrinación para marcharse de allí, él había ganado.

Cuando terminó de hablar con los ganaderos supervivientes, Bricia y su tripulación se dirigieron a la hacienda de Prendal. Aquella sabandija recibió con una enorme sonrisa a la mujer que le había ayudado involuntariamente a masacrar a sus enemigos. De no ser por Knighter y Sherby, que la agarraron fuertemente, la capitana habría saltado a la yugular de Prendal. De haberlo hecho, los mercenarios que había en los alrededores la habrían matado, tanto a ella como al resto de su tripulación. Jelko, Parek y Krestic no paraban de mover sus armas apuntando en todas direcciones, nerviosos por sentirse ampliamente superados.

- ¿Viene a felicitarme por el uso que le di a los zombies?- dijo Prendal con tono de satisfacción-.
- Maldito desgraciado, si llego a saber lo que iba a hacer...
- ¿Qué, no habría aceptado el encargo? Por favor, usted y su banda de andrajosos personajes no son más que muertos de hambre que necesitan de gente como yo para subsistir. Le ofrecí una gran cantidad y usted aceptó, así de simple.
- ¿Así de simple? - Bricia casi consigue soltarse de los brazos de Knighter y Sherby-. ¡Ha matado a gente! ¡Criminal!
- ¿Qué yo he matado a alguien? Han sido esos zombies los que han asesinado y convertido a esos ganaderos.
- Manejados por usted, canalla.
- Ja, ja, ja. ¿Cuándo me dejó la carga qué se pensaba, que iba a jugar a las casitas con ellos?
- Lo que no pensé es que masacraría a parte de este planeta. ¡Y además se sentiría orgulloso Prendal!
- Bueno, si quiere hacer algo de justicia para sentirse mejor, vaya a los tribunales y denúncieme- en aquel momento, Prendal señaló a Bricia con una de sus manos-. Pero no obvie el hecho de que usted me facilitó el cargamento de zombies, extraído de una zona vigilada por la Federación. Adelante, denúncieme a las autoridades.
- Esto no quedará así, ¿me oye?
- Si quisiera, podría matarla aquí mismo- y Prendal señaló en todas las direcciones donde sus hombres estaban posicionados y apuntando con sus armas a Bricia y los demás-. Lárguese de mi propiedad, y no se le ocurra volver, sabandija espacial.
- Vámonos Bricia- Sherby apretó uno de los hombros de su capitana-, no merece la pena.
- Está bien, nos largamos de esta cloaca.
- Que tengan buen viaje- Prendal dedicó una última sonrisa a sus huéspedes, que ya iniciaban la retirada hacia su nave.

Bricia no logró calmarse ni siquiera cuando su nave salía del planeta. Aquello no podía quedar así. No debía. Pero... ¿qué iba a hacer? Cuando pensaba que estaba superada por la situación, una idea sobrevino a su mente. La expuso al resto de su tripulación, y viendo que nadie ponía objeciones al respecto, pusieron rumbo a Morback.

***

Por segunda vez en pocos meses, Bricia había vuelto a Morback para atrapar un nuevo cargamento de zombies. La diferencia es que esta vez lo había hecho gratis, con la única finalidad de usarlos contra Prendal. Gracias a Jelko, Parek y Krestic, se le había implantado un pequeño explosivo a cada una de las capturas. Bricia no quería provocar otra tragedia en Treniac, por lo que iba a limitar el radio de acción de sus nuevos amigos. Su plan era soltarlos sobre los dominios de Prendal, y dejar que camparan a sus anchas por allí, mientras que Bricia se mantendría sobrevolando la zona, para disfrutar así del espectáculo. ¿Era un mal plan? Posiblemente. ¿Era inmoral? Era cuestionable. ¿Le apetecía llevarlo a cabo? Sin lugar a dudas.

Cuando la nave regresó a Treniac, Bricia y Sherby aterrizaron en una zona algo alejada de los terrenos de Prendal. La idea era contar con el mayor porcentaje posible de factor sorpresa, para lo cual transportarían a los zombies, que seguían atrapados en un contenedor, en un vehículo de carga, dirigiéndose toda la tripulación de la nave hacia una zona idónea para abrir el contenedor. Cuando alcanzaron una porción de terreno fuera de la vigilancia de los sistemas de seguridad de Prendal, Jelko y Krestic abrieron el contenedor, azuzando con pistolas eléctricas a los zombies para ponerles en la senda que terminaría llevándolos a la casa principal del ricachón. Era un momento arriesgado del plan, pues existía la posibilidad de que los muertos vivientes se dispersaran por todas partes, pero Sherby había aportado una idea a ese respecto. No dejaba de ser alocada, pero... ¿acaso no lo era todo aquello?

Así que, armado con una pistola de bengalas, Sherby, que sostenía que los zombies se sentían atraídos entre otras cosas por los objetos brillantes, disparó varias bengalas en dirección hacia el edificio principal donde habían tenido sus anteriores encuentros con Prendal. Y los zombies siguieron la estela de humo, intentando encontrar el punto donde la bengala comenzaba su descenso en el cielo. Al cabo de un rato, Bricia y los demás escucharon unas pequeñas alarmas ubicadas en distintas partes de los terrenos de Prendal, y supieron que la cosa iba bien. Era el momento de regresar a la nave para disfrutar del espectáculo.


Por primera vez desde que había comenzado todo aquel asunto, Bricia y sus chicos se sentían felices, aunque la culpa de ese sentimiento la tuviese el placer sádico que experimentaban observando a los zombies acabar con los hombres de Prendal. Éste, que se había ido escudando en diferentes mercenarios para mantenerse a salvo de los atacantes, se estaba quedando sin lugares para protegerse. Presa de un terror palpable desde la distancia, había terminado metiéndose en el interior de su casa. Bricia desconocía si allí tendría algo parecido a una habitación blindada, pero poco importaba viendo que los zombies que todavía seguían en pie, se habían dirigido hacia ese mismo edificio tras acabar con el resto de mercenarios.

Ahora solamente quedaba una cosa por hacer, y la capitana apretó con satisfacción el botón que accionaba los explosivos insertados en el cuerpo de los muertos vivientes. La explosión hizo arder hasta los cimientos toda la zona, alcanzando el fuego varios kilómetros a la redonda. Para curarse en salud, no habían querido usar cargas explosivas pequeñas, y era una decisión de la que Bricia se alegraba. Así no habría lugar posible para salir indemne de aquello.

Cuando fue seguro bajar a inspeccionar, Bricia y sus tres hombres de armas se aseguraron de que no quedara nadie ni nada con vida en los terrenos de Prendal. Se acercaron hasta donde el fuego les permitía, pero les bastó para comprobar que allí no quedaba más vida presente que la suya. El edificio principal estaba totalmente derruido, y la capitana dudaba de que Prendal siguiera vivito y coleando. Poco después emprendieron el regreso a la nave, para marcharse de aquel planeta al que, en la medida de lo posible, Bricia no esperaba volver jamás. Y aunque no dejaría de aceptar trabajos en el futuro, sí que esperaba cambiar dos cosas: el juzgar mejor a sus próximos clientes, y no ver nunca a más muertos vivientes.

22 de abril de 2021

Reseña de The Unknown: El diablo hecho carne. Un nuevo y último misterio que deberá resolver Catherine Allingham

¡Saludos a toda persona amante de los misterios! Hace poco tiempo tuve el placer de leer el primer tomo de una historia de investigación con toques sobrenaturales, cuya protagonista poseía una de las mentes más despiertas y analíticas del mundo. Pues bien, tanto aquel personaje como el de su ayudante me gustaron, y me alegré al saber que se había publicado un segundo y último tomo, y es precisamente de esta lectura de la que voy a hablaros en esta ocasión. Así que aquí vengo a compartir mis impresiones tras leer "The Unknown: El diablo hecho carne" de Aleta Ediciones. 


Antes de nada, y por si queréis poneros al día sobre esta serie, podéis leer aquí la reseña del primer tomo. Pues bien, fue entre 2009 y 2010 cuando vio la luz una nueva entrega de las investigaciones de Catherine Allingham, la investigadora más famosa del planeta, poseedora de un intelecto similar al de Sherlock Holmes. Nuevamente fue la editorial americana BOOM! Studios quien hizo la primera publicación, llegando a España en el primer tramo de 2021 a través de Aleta Ediciones. Se da la circunstancia de que el tomo anterior salió en nuestro país en 2015, pero han tenido que pasar seis años para que podamos ver la conclusión de las andanzas de la protagonista. No ha sido por lo tanto un camino de rosas el que ha vivido "The Unknown" para ser publicada íntegramente aquí, pero sí que ha habido un final feliz y ya podéis disfrutar de las dos partes de esta serie que no volverá a tener más entregas por las razones que os contaré a continuación


El hecho de que no haya publicados más que 8 números de grapa de esta serie, no se debe a que se vendiera mal en el mercado americano, o a la baja calidad del producto. Por desgracia, el motivo de que no haya más historias de Catherine Allingham y James Doyle, fue la muerte del dibujante Minck Oosterveer, que perdió la vida en 2011 como consecuencia de un accidente de moto. Posteriormente, el guionista Mark Waid decidió que no habría más historias con estos personajes. Y honestamente, en una industria como la del cómic americano, donde a veces la muerte de los artistas no detiene el funcionamiento de la maquinaria en una serie o colección, me parece una decisión muy elogiable la que tomó Waid. Es cierto que en el octavo y último número hay pistas de hacia dónde habría avanzado la narración en nuevas entregas, y por lo tanto no queda cerrada del todo la serie, pero respeto totalmente la decisión del guionista de no seguir sin su compañero artístico.

¿Qué autores hay tras esta obra? Aunque ya los he mencionado, Mark Waid es el guionista, (autor entre muchas otras obras de "Daredevil: La sonrisa del diablo" o "Heroes Return. Capitán América: Servir y proteger"), y su compañero a los dibujos es Minck Oosterveer (conocido por "Ruse" o "Storm"). No era la primera vez que estos artistas colaboraron juntos, pues también lo hicieron en la mencionada "Ruse", y en la anterior parte de "The Unknown". Y lo habrían hecho en más ocasiones de no ser por la tragedia ya mencionada, a juzgar por las palabras de Waid en una entrevista que viene en el apartado de extras. Como colorista, en esta ocasión tenemos un mayor protagonismo de Andrés Lozano (colaboró en "Fábulas en Viñetas" o "Oiga mire mañana"), quien ayudó brevemente en el tomo anterior, y además también le acompaña Javier Suppa (que ha participado en "Historietas del Sótano" o en "Mi primera historieta). Repite como traductor en castellano Alberto Díaz.

¿Qué historia nos encontramos en este tomo? Adjunto aquí la sinopsis oficial:

"Un año después del misterio que cambió la vida de Catherine Allingham, la mejor detective del mundo regresa con un nuevo y escalofriante caso. 

Los residentes de Mountain Oak están apareciendo muertos, y cada víctima deja un mensaje diferente escrito en la escena del crimen.

Catherine y su nueva asistente personal, Adriana, están tras la pista, pero, ¿por qué Catherine no recuerda a su anterior compañero, James Doyle? 

Y, lo que es más extraño: padeciendo un tumor cerebral, ¿cómo ha superado su esperanza de vida de seis meses… en casi un año? ¡Descubre las respuestas en el espeluznante nuevo volumen de The Unknown!"

Por poneros en antecedentes, el misterio al que alude el primer párrafo no es otro que el hecho de que Catherine y James se encontraran con una puerta que conectaba con el cielo y el infierno. Aunque ninguno de los dos llegó a cruzarla, sí que supieron hacia dónde llevaba por boca del villano del tomo anterior, quien les habló de la finalidad de la puerta, y de la misión que dicho personaje tenía encomendada y le permitía ser inmortal mientras cumpliese su cometido. Pues bien, tiempo después de aquello, y como suele pasar en la vida de Catherine, se le plantean nuevos misterios a resolver. Aunque la novedad en este caso es que, ya desde las primeras páginas, vemos que la investigadora y James han dejado de trabajar juntos. Poco a poco se irán desvelando las razones.

En sustitución de James, a quien Catherine no recuerda por alguna razón, conoceremos a Adriana, la nueva ayudante de la detective. Juntas deberán resolver un misterio en Italia, y posteriormente irán a Mountain Oak, un lugar donde está teniendo lugar una serie de asesinatos, con la particularidad de que cada víctima deja grabado en sangre un mensaje distinto en la escena de su muerte. La parte irónica es que Catherine, cuando todavía trabajaba con James, ya comenzó a investigar lo acaecido en esa localización. Pero sucedió algo que borró de sus recuerdos toda constancia de los crímenes. Eso sí, su ex-ayudante sí recuerda haber estado en Mountain Oak, aunque también tiene lagunas de memoria a raíz de cierto suceso. Como ya podéis intuir, la historia irá resolviendo todas estas dudas que se plantean.


Si os gustó el primer tomo protagonizado por esta investigadora, éste segundo tiene bastantes papeletas para que también os sorprenda gratamente. La dinámica narrativa es similar, tanto en la presentación de diferentes misterios a lo largo de las páginas, como en la manera que tiene Catherine de enfocar cada investigación. Es cierto que aquí, por la menor presencia de James, no hay una dinámica de colegueo tan presente como había en el otro tomo, pero no es algo que considere malo, ya que tiene sus razones a tenor de lo que se va narrando. Además, y como también habéis leído en la sinopsis, aquí tenemos otro gran interrogante que pulula sobre la propia Catherine... ¿por qué sigue viviendo cuando ha pasado un año, desde que le quedaban seis meses de vida? Esto, al igual que otras cosas, serán desveladas poco a poco.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Respecto a la labor de Mark Waid con los guiones, vuelve a saber conjugar de buena manera el misterio con lo sobrenatural. Se cuenta una historia que, aunque tiene sus conexiones con los sucesos del otro tomo, también recorre su propio camino por un sendero que aborda desde otra perspectiva cosas planteadas anteriormente. El personaje de Catherine sigue siendo bastante carismático y hace honor de su famosa inteligencia, y la aparición de personajes como Adriana o el asesino de Mountain Oak le dan un plus añadido a la narración. Por cómo acaba todo, era evidente que Waid sabía por dónde iba a seguir la historia, y posiblemente habría merecido la pena. Pero al margen de eso, el guionista vuelve a hacer un buen trabajo.

Sobre el trabajo de Oosterveer, quizás está un pequeño escalón por debajo del magnífico trabajo que hizo en el otro tomo, pero sigue teniendo un estilo muy característico y reconocible, y además no se me ocurre otro trazo mejor para esta historia. Vuelve a desenvolverse bien en las escenas de pausa, pero también en las de acción, por lo que sigue siendo una apuesta segura. Me habría gustado leer más aventuras de esta serie ilustradas por él, así que fue una pena su fallecimiento. Al menos he tenido el placer de conocer su obra y disfrutarla gracias a "The Unknown". Así que, en definitiva, tenemos otro notable trabajo del ilustrador aquí. 

Respecto del color de Lozano y Suppa, se amolda tan bien al estilo de Oosterveer y a los géneros narrativos en los que se desenvuelve este cómic, que no encuentro nada que objetar y sí bastante que elogiar. Siguen estando presentes los tonos oscuros y apagados, y eso es un valor añadido en este tipo de historias.

¿Merece la pena el cómic? Desde mi experiencia lectora... SÍ. Estamos ante una buena continuación de lo que ya se contó en el tomo anterior, y la historia que se nos cuenta tiene interés y está bien trabajada tanto a nivel narrativo como visual, cosa que hace que se note esa buena sinergia creativa que tenían Waid y Oosterveer. Como ya dije en la otra reseña, si os gustan las historias de género negro, misterio o con toques sobrenaturales, aquí podéis tener una grata sorpresa si es vuestro primer acercamiento a un cómic protagonizado por Catherine Allingham, o bien la confirmación de que esta serie era buena si ya habéis leído el otro arco argumental de "The Unknown". Lo único malo es que tiene un final cerrado respecto a la trama principal, pero abierto sobre lo que habría sido la continuación. Pero a tenor de lo que sucedió con el ilustrador, espero que seáis personas comprensivas y no lo veáis como un defecto. 

Por ir terminando, y respecto de la edición, Aleta Ediciones publicó este cómic en formato rústica. En el apartado de extras tenemos nuevamente bastantes portadas alternativas, además de una pequeña entrevista del editor Joseba Basalo a Mark Waid y una dedicatoria al fallecido Minck Oosterveer. Y esto es todo por mi parte, aunque podréis leer aquí mi valoración del otro tomo de esta serie. Mientras tanto, y si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima!  

20 de abril de 2021

Reseña de The Unknown. Una investigadora privada con poco tiempo de vida deberá resolver un gran misterio

¡Saludos a toda persona amante de los misterios! Confieso que el título que he puesto para la reseña transmite más sensación de urgencia y cuenta atrás de lo que tiene la protagonista de esta historia. Pero me ha quedado una sensación tan agradable tras leer el cómic, que lo menos que puedo hacer es intentar captar vuestra atención para que podáis leer esta valoración, y, con suerte, decidiros a darle una oportunidad a este "The Unknown" de Aleta Ediciones. 


Publicado por primera vez en 2009 a través de BOOM! Studios, fue en 2015 cuando Aleta Ediciones la publicó aquí en España. He de confesar que lo primero que me atrajo de ella fue el guionista, Mark Waid, un habitual en las grandes editoriales como DC y Marvel, que en este caso escribió esta miniserie para una editorial más pequeña en comparación pero no por ello menos interesante. He disfrutado de unas cuantas etapas que Waid ha escrito de personajes de Marvel, y por ello me apetecía ver qué podía contar en un terreno diferente al habitual donde se venía desenvolviendo. Pero al margen de quién estaba como escritor, me atrajo también la trama, donde el misterio, el género negro y lo sobrenatural se entrelazan para contar una historia protagonizada por una detective privada que debe resolver un gran misterio, y a la que le quedan pocos meses de vida. 


Hace un tiempo disfruté mucho de los cómics de "Black Magick" escritos por Greg Rucka y dibujados por Nicola Scott, protagonizados también por una mujer, aunque en este caso policía y bruja. Y no han sido los únicos que, dentro del género negro y el misterio, y teniendo un personaje femenino al frente de la historia, me han sorprendido gratamente. También guardo gran recuerdo de la serie "Fatale" de Ed Brubaker y Sean Phillips, donde la protagonista se veía inmersa en un mundo macabro y de perdición. Con esos precedentes (como dato curioso, ambas obras que menciono se publicaron tiempo después a la que reseño), y deseando que mi olfato no me fallara de nuevo, me he alegrado de ver que "The Unknown" me ha ofrecido lo que intuía y bastante más. Ha habido momentos en los que incluso me he sentido como si estuviera leyendo un episodio más de "Planetary" de Warren Ellis y John Cassaday. 

¿Qué autores hay tras esta obra? Aunque ya he desvelado que Mark Waid es el guionista, (autor entre muchas otras obras de "Daredevil: La sonrisa del diablo" o "Heroes Return. Capitán América: Servir y proteger"), su compañero a los dibujos es Minck Oosterveer (conocido por "Ruse" o "Storm"), que falleció en 2011. No es la primera vez que estos artistas colaboraron juntos, pues también lo hicieron en la mencionada "Ruse", y en la segunda parte de "The Unknown". Al color tenemos principalmente a Fellipe Martins (que, aunque más experimentado en el campo de los videojuegos, participó en los cómics "Regular Show" y "Warhammer: Condemned By Fire"), echándole una mano Renato Faccini (conocido por "Rise of the planet of the Apes: Prequel" y "Vento Do Norte") y Andrés Lozano (colaboró en "Fábulas en Viñetas" o "Oiga mire mañana") en el último capítulo. De la traducción al castellano se ocupa Alberto Díaz.

¿Qué historia nos encontramos en este tomo? La sinopsis es la siguiente:

"Considerada la persona viva más lista, Catherine Allingham es la investigadora privada más famosa del mundo. 

Afectada por un tumor cerebral y con una esperanza de vida de solo seis meses, la única forma que Cat encuentra para afrontarlo es resolver el mayor misterio de todos: ¿Qué ocurre cuando morimos?

Junto a su ayudante James Doyle, un testarudo ex-gorila de bar, Cat se mete de lleno en el mundo del misterio y lo macabro."

Lo primero que vamos a experimentar en carne propia, es una de las formas en las que se manifiesta la enfermedad de Catherine, ya que de vez en cuando tiene visiones, en las que siempre divisa a una misma figura, una especie de hombre gigante con la piel del color de una tiza blanca. Me parece una buena herramienta narrativa, porque permite construir situaciones en las que uno debe decidir si lo que está viendo es real o únicamente producto del tumor de Catherine. Esto es algo que irá cobrando más importancia a medida que la narración avance, pues no siempre la protagonista tendrá a mano la medicación que toma, y que habitualmente le ayuda a controlar esas visiones.

Pero al margen de eso, estamos ante una figura que es famosa en el mundo por sus dotes investigadoras, cosa que se contrasta con el hecho de que, en plena noche, la telefoneen desde la policía para resolver un crimen. Para Catherine es un juego de niños, y hay misterios más sencillos de descifrar que otros. Sin embargo, esa primera investigación inicial, que no será de gran dificultad, le permitirá entrar en contacto con James, un gorila de discoteca con cara de bonachón, y que terminará por convertirse en ayudante de Catherine. Es cierto que la historia no aportada nada nuevo en ese sentido, ya que la pareja protagonista hace recordar fácilmente a Sherlock Holmes y el Doctor Watson por citaros el ejemplo más famoso. Pero soy un amante de las historias donde hay una buena dinámica de colegueo, estando presentes el buen rollo y el carisma entre varios personajes, y aquí he podido tener una buena ración de esa dinámica que permite que el lector pueda coger rápidamente cariño a los personajes. 


Por lo tanto, en este punto ya sabéis cuáles son dos de los ejes sobre los que orbitará la historia. Además de las visiones de Catherine y la relación de ésta con su nuevo ayudante, queda la otra baza de este cómic, que son los diferentes misterios que deberá resolver la investigadora. El principal de todos está relacionado con lo que pasa cuando morimos. Siendo consciente de que vive con los días contados, Catherine se toma como algo personal investigar este hecho, cuyo arranque en esta historia tiene lugar a raíz de un experimento llevado a cabo por una pareja de hermanos científicos. No quiero contar más, ya que la mejor manera de disfrutar de un producto como éste, es ir descubriendo poco a poco el camino por el que nos lleva la narración, que se reserva algunos ases en la manga, avanzando por derroteros que quizás inicialmente no se espere el lector. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Comenzando el análisis de los guiones de Waid, he decir que me he llevado una más que agradable sorpresa. En su faceta de narrador de superhéroes me había gustado en casi todo lo que leí, mostrando siempre un nivel aceptable. Así que tenía el interrogante de descubrir si podía contar una historia alejada del pijameo que mereciese la pena, y he podido responder a dicha cuestión. Con una pareja de protagonistas carismáticos y una dinámica narrativa que da poco pie a respirar, Waid teje una historia condimentada que toca muchos palos, lo cual, según el lector, puede suponer una virtud o un defecto. Es cierto que, como aquí hay cuatro capítulos y se exponen muchas cosas, no se llega a profundizar demasiado en ninguna, pero en mi caso eso no ha supuesto ningún problema, porque al final siempre ha estado presente la labor investigadora de los personajes, desentrañando cada misterio en el camino. Por lo tanto, Waid realiza un notable trabajo, ofreciendo un cómic que se lee de un tirón y plantea muchas cosas de interés.

Respecto al trabajo de Oosterveer con el dibujo, no tengo más que palabras buenas. Con un trazo que sienta como un guante a las historias de este tipo, el artista trabaja bien el apartado de la expresividad de los personajes, y se maneja bien en las escenas estáticas, pero también en las de acción, si bien éstas tienen menos presencia en la historia. Pero por ejemplo el segundo capítulo, que tiene una intensa escena en un tren, el dibujante realiza un trabajo muy disfrutable. También hay buen nivel de detalle en las viñetas donde no se muestran primeros planos, y eso siempre es de agradecer. Por lo tanto Oosterveer está a un alto nivel.

Queda el apartado del color, donde Martins complementa muy bien el trazo de Oosterveer. Generalmente se usan tonalidades de colores más apagadas, cosa que vuelvo a decir, en las historias de este tipo, siempre es un acierto seguro. Así que tanto Martins como Faccini y Lozano realizan una más que satisfactoria labor. 

¿Merece la pena el cómic? Lo sé, a estas alturas de la reseña sabréis que es fácil adivinar que SÍ, el cómic vale la pena. Aunque tiene elementos narrativos que ya habréis visto en otras historias, soy de los que siempre valora el hecho de que una narración esté bien aprovechada y plantee cosas que te enganchen. Este tomo no sería el último de la serie, que tiene otro más publicado, pero si por alguna razón no os termina de enganchar para leer el que falta, sí que éste primero tiene un final que puede considerarse cerrado, aunque deje entrever que fácilmente la historia iba a seguir, como así sucedió. En lo que a mí respecta, os animo a que le deis una oportunidad, ya os gusten el género negro, el misterio o lo sobrenatural, o incluso las historias bien contadas. Tiene buenos guiones y un dibujo bastante seductor, así que no os dejará indiferentes.

Por ir terminando, y respecto de la edición, Aleta Ediciones publicó este cómic en formato rústica. En el apartado de extras tenemos una introducción de Gail Simone (ha escrito entre otras obras "Dominó: Instinto asesino" y "Wonder Woman / Conan"), así como bastantes portadas alternativas. Y esto es todo por mi parte, aunque podréis leer aquí mi valoración del otro tomo de esta serie. Mientras tanto, y si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima!

17 de abril de 2021

Reseña de Cazafantasmas 2: El lugar más mágico de la Tierra. Afrontando amenazas paranormales en un parque de atracciones

Saludos desde el reino de lo paranormal. Si veis algo raro en vuestro barrio o en vuestros hogares, tened el teléfono a mano para usarlo, pues ya sabéis que están en activo los... ¡Cazafantasmas! En esta ocasión, y continuando con los sucesos de lo acaecido en el primer tomo de esta nueva serie (podéis leer su reseña aquí), vamos a seguir a estos personajes mientras continúan haciendo su trabajo de exterminar amenazas fantasmales. Y eso cobrará una nueva dimensión aquí, cuando el peculiar cuarteto deba ir a un parque de atracciones encantado. Por tanto la reseña de hoy trata sobre "Cazafantasmas 2: El lugar más mágico de la Tierra" de Fandogamia Editorial. 


Pues sí, en este segundo tomo publicado originariamente por IDW Publishing y que nos llegó a España gracias a Fandogamia Editorial, siguen las aventuras de los Cazafantasmas en el punto donde se quedó en el tomo anterior. Tras haber hecho frente a una nueva amenaza de índole gozeriana, enfrentándose una vez más al famoso muñeco gigante de los Marshmallows, estos héroes deben seguir librando batallas contra las amenazas del reino paranormal. Y no lo harán esta vez en las calles principales de Nueva York, sino en otra parte algo más alejada del mismo estado. Eso les llevará a un parque de atracciones encantado, lugar donde deberán enfrentarse a muchos peligros. Lo que viene siendo un día más en la oficina para ellos, pero no para nosotros, al menos no para quienes disfrutamos de lo lindo con estas historias sazonadas de humor y sucesos paranormales.


Una de las cosas que más me ha gustado en esta nueva entrega de la colección, es el propio parque de atracciones, que inevitablemente me ha hecho rememorar la serie de dibujos "Dragones y Mazmorras", y no porque en aquella hubiera fantasmas (sí pasaban cosas, pero más relacionadas con la magia), sino por el diseño del parque de atracciones en sí. Si a ello se le suma el hecho de que los personajes siguen mostrándose igual que en sus versiones cinematográficas, con la cohesión que eso otorga a este cómic como continuación del universo ya creado en forma de películas, todo viene a ser muy disfrutable. Y no oculto el hecho de que, como fan que soy de todo lo relacionado con los Cazafantasmas, mi opinión esté un tanto edulcorada respecto a la valoración de esta lectura. Pero realmente me lo paso en grande con estas cosas, y espero que os suceda igual si termináis leyendo estas aventuras. 

¿Qué autores han participado en este tomo? Sigue el mismo equipo creativo que en el tomo anterior. Es decir, como guionista está Erik Burnham (ha participado en "Araña Escarlata: La caza" o "Regreso al Futuro: Ciudadano Brown"), siendo el ilustrador Dan Schoening (muy asociado a obras de estos personajes como "Transformers / Cazafantasmas" o "Cazafantasmas / Tortugas Ninja"), quedando el color para Luis Antonio Delgado (que ya desempeñó este rol en "Cobra Kai: La saga de Karate Kid continúa. La historia de Johnny" reseñada en este mismo blog, o en "Underworld: Ryse of the Lycans"). Huelga decirlo, pero todos estos autores han colaborado un montón desde las primeras historias, estando bastante asociados a diferentes títulos de los Cazafantasmas, tanto en solitario como en diferentes crossovers de éstos con otras franquicias. Además, y aunque en el primer tomo ya ayudó en el diseño de los personajes y dibujó algunas páginas, tenemos aquí también la labor de Tristan Jones (que participó en "Lazarus. X + 66" y dibujó "Silent Hill: Downpour: Anne's Story"). La traducción corre a cargo de Cristian Timoneda, quien sigue logrando que la forma de hablar de los personajes guionizados por Burnham, se ajuste lo máximo posible a sus versiones cinematográficas.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis oficial es la siguiente:

"Gracias a un contrato firmado, Walter Peck ha prohibido a los Cazafantasmas aceptar cualquier trabajo en Nueva York sin su permiso expreso.
 
Pero no se rinden ante sus exigencias y consiguen una misión en Schenectady. 

Es un simple parque de atracciones encantado... ¿Qué podría salir mal?"

Para poneros un poco al día sobre la presencia de Walter Peck, este personaje, que fue un incordio para los Cazafantasmas en la primera película, ha vuelto a la palestra, ya que el Ayuntamiento de Nueva York le ha concedido permiso para controlar a los cazadores de fantasmas. Eso implica que Peck les va a poner bastantes requisitos para que éstos sigan recibiendo dinero del ayuntamiento, y a su vez decidirá en qué situaciones podrán entrar en acción. Dado que Peter Venkman es quien tiene una relación más tirante con Peck, será el que peor lleve este cambio, en especial por las exigencias físicas que deberá cumplir para poder seguir en activo. 

Al margen de eso, los Cazafantasmas deberán hacer frente a una gran manifestación paranormal que ha tenido lugar en un parque de atracciones al norte de Nueva York. A lo largo de las páginas, no solamente iremos conociendo más sobre esta amenaza y su origen, sino que también veremos al ente causante de la misma, el cual centrará su atención en uno de los Cazafantasmas por su peculiar forma de ser. Y no quiero contaros más sobre la trama. Hay que decir que Burnham, quien partió de conceptos y situaciones ya conocidas para el arranque de la colección en el tomo anterior, sigue apoyándose en algunas cosas que ya vimos en las películas, pero que ahora podemos seguir con más detenimiento. Un buen ejemplo lo tenemos en la tienda de libros raros de Ray Stantz, que ya apareció brevemente en "Cazafantasmas 2", pero que en este cómic comienza a tener su importancia, gracias a la labor de Kylie, la empleada de Ray, que le ayuda a investigar sobre fantasmas.


Al margen de eso, Burnham también nos cuenta cosas nuevas que confieren valor añadido a la lectura, para ir creando su propio camino partiendo del universo cinematográfico y el del videojuego de 2009. Si bien en el primer tomo el protagonismo, aunque repartido de forma coral, recaía un poco más sobre Ray Stantz y su importancia como vehículo para el "Destructor" de Gozer, aquí hay ocasión para que Peter Venkman e Igon Spengler tengan sus momentos de lucimiento. Además, volvemos a tener un argumento más para apreciar la aportación de Winston Zeddemore a los Cazafantasmas, ya que, sin ser ningún doctor ni profesional formado en una universidad, sí que es un hombre que siempre está atento, y con el que se puede contar en cualquier situación, lo que hace que su compañía sea muy valiosa. Por lo tanto no solamente tenemos avance de trama sino también de caracterización de personajes. Por otra parte, y relacionado con el cuarto y último número del tomo, tenemos una breve pero jugosa historia donde veremos a John Horace Tobin, famoso escritor de la guía de espíritus, en una de sus investigaciones paranormales. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? En primer lugar, y respecto a los guiones, Burnham sigue en la misma buena línea ya mostrada anteriormente. Sabe conjugar elementos conocidos de la historia de los Cazafantasmas, con otros nuevos que enriquecen la narración y nos permiten disfrutar de nuevas e interesantes historias. Sigue siendo acertado el ritmo narrativo de los capítulos, y el humor está presente en gran parte de las páginas. Al centrar los focos sobre diferentes personajes, queda clara esa sensación de que estamos ante un grupo de amigos donde todos son importantes y tienen su valía profesional y humana, por muy diferentes que sean en la manera de ser unos de otros. Así que resumiendo el trabajo de Burnham, me sigue pareciendo muy satisfactorio.

En cuanto a Schoening, sigue en muy buena forma con su labor gráfica. Su estilo cartoon encaja como un guante con la narrativa planteada, y además sigue habiendo huevos de pascua repartidos aquí y allá. Uno de ellos, relacionado con "Christine" de Stephen King, me ha encantado como fan del coche protagonista de la novela. Al margen de eso, valoro mucho el que el ilustrador siga esforzándose por trabajar al detalle cada viñeta, y ofrece un gran espectáculo visual con el parque de atracciones y las distintas manifestaciones paranormales en el mismo. Así que no puedo hacer otra cosa que elogiar el trabajo de Schoening.

Más de lo mismo sobre el colorista Delgado, que también rinde a gran nivel, quedando muy claros los momentos en los que estamos en una situación normal, de otros donde hay actividad paranormal. Y por último, Jones también hace una buena labor para contarnos en pocas páginas esa historia que ya os mencionaba antes, y que tiene importancia con el final de este tomo. 

¿Merece la pena el cómic? Como bien comenta Winston en más de una ocasión... hay que decir que SÍ. Por supuesto que merece la pena y os recomiendo este segundo tomo, porque es una lectura muy divertida y respetuosa con los personajes, y es genial disfrutar de más aventuras de los Cazafantasmas. Este tomo no es auto-conclusivo, sino que el cuarto número termina de una forma que "obliga" a conseguir el siguiente para saber cómo avanzará la trama. Pero francamente, es difícil que no queráis seguir leyendo más si disfrutáis, aunque sea un poquito, de estos cómics. Seáis fans o no de este universo, no os dejará indiferentes seguirles la pista a los Cazafantasmas.

Por último y sobre la edición, Fandogamia continúa con el formato rústica, y una buena ración de extras. Tenemos portadas alternativas, más fichas de esa guía de fantasmas ya iniciada en el primer tomo, y diseños de personajes. En definitiva, un caramelito de contenido adicional. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima y tened cuidado con cualquier presencia paranormal a vuestro alrededor!