26 de noviembre de 2022

Reseña de Broken eye. Historia de un personaje cuyo ojo le permite ver sucesos del pasado

Un saludo desde la fría y lluviosa ciudad de Liverpool, donde transcurre la historia objeto de reseña. Ya debéis saber a estas alturas que me gustan entre otras cosas, las tramas donde hay cierto componente fantástico que no hace sino más interesante lo que se cuenta. Un buen ejemplo de ello se da en "Broken eye" de Aleta Ediciones. 


Llevo ya un tiempo alabando la forma en que Aleta Ediciones se ha recuperado de la inminente desaparición a la que estaba encaminada, gozando cada vez de mejor salud. Parte del mérito lo tiene el hecho de que, junto a publicaciones de otros mercados como el americano realizada por autores foráneos, en Aleta sigan sacando de vez en cuando obras hechas por artistas nacionales, aunque éstas hayan visto la luz previamente en el mercado extranjero. Fue en este mismo 2022 cuando la miniserie de cuatro números de "Broken Eye" apareció bajo el sello americano Scout Comics en el formato grapa. Y ojo, porque unos cuantos meses después ha llegado su edición española en forma recopilatorio (antes que en USA), en lo que es una apuesta segura por Aleta, que ya trajo hace tiempo "Buyan: La isla de la muerte", otra obra de los mismos guionistas. 


Me ha sucedido algo bastante curioso mientras leía este cómic, y es que el apartado gráfico me ha recordado mucho a otra historia que contiene la palabra "broken" en su nombre, como es la aventura gráfica "Broken Sword", una de mis favoritas desde la infancia. A día de hoy las aventuras de George Stobbart ya cuentan con unas cuantas entregas, pero es cierto que, por distintas razones, guardo un especial cariño de las dos primeras partes de la saga "Broken Sword". Quizás eso ha permitido que, sin pretenderlo inicialmente, haya leído la obra objeto de reseña (que nada tiene que ver en la trama con el juego) con la percepción de que podía tener delante una película de animación, o incluso una aventura gráfica de ordenador. Sea como fuera, ya podéis ir intuyendo que el cómic me ha gustado, tanto en su apartado gráfico como en el narrativo, aunque sobre eso hablaré más detenidamente en la recta final de este análisis. 

¿Qué autores han participado en esta obra? Como guionistas tenemos a los hermanos Martín y Xabier Etxeberría (ambos han formado equipo en otros cómics como "7 nudos" o "Buyan: La isla de la muerte"), mientras que el apartado gráfico corre a cargo de Iñaki Arenas Adarraga (que realizó como autor completo "Vector"). La traducción corre a cargo de Joseba Basalo, y la realización técnica es para Gaizka Medrano, un habitual de la editorial.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis detalle lo siguiente: 

"Seamus Young es un joven huérfano que trabaja descargando basura en los muelles de Liverpool a principios de los años setenta.

Su situación empeorará inesperadamente cuando encuentre una mano cortada flotando en el río, ya que se verá inmerso en una conspiración criminal que involucra al IRA.

Y todo por un secreto: Seamus tiene un ojo roto con el que puede ver el pasado."

Ya podéis ver por la página que hay justo al lado, que la historia arranca justo donde nos menciona la sinopsis, en los muelles de Liverpool. Aquí será cuando aparezca por primera vez Seamus Young, un joven muy particular con un ojo de cada color, y que trabaja descargando basura. Su vida no es especialmente deseable, pues además de ese trabajo, malvive en un piso donde la desidia y el abandono de las tareas domésticas hacen poco apetecible siquiera entrar a visitarlo. Pero Seamus tiene algo que le hace especial: un ojo que le permite ver escenas del pasado cuando toca algunos objetos. 

Esto cobra importancia cuando, en uno de esos días de descarga de basura en los muelles, Seamus encuentra una mano humana flotando sobre el agua. Poco a poco se irá viendo en el cómic a quién pertenecía, y por qué motivo le fue arrancada. Esto ya será el punto de conexión con otros elementos de esta obra, como la presencia de algunos militantes del IRA irlandés, o directamente algunos mafiosos que están siendo investigados por la policía y la justicia inglesa. 


La obra se centra principalmente en el personaje de Seamus, pero hay una galería de secundarios que ayuda a que la trama avance al principio de diferentes formas, para hacerlo finalmente de una forma coordinada, debido al hecho de que todo estará relacionado. Así tenemos a un activista del IRA que acaba de salir de la cárcel, y tiene poco tiempo de disfrutar de su libertad, pues enseguida debe cumplir una misión. También hay un policía deseoso de poder echarle el guante a un mafioso francés, y un juez que tiene ese mismo deseo, pero necesita que haya pruebas sólidas para descargar el peso de la justicia sobre esa amenaza. No faltarán elementos femeninos, representados por una madre que debe sacar adelante a su hijo pequeño (a pesar de tener un trabajo mal visto por su situación y siendo católica), y una joven que cruzará su camino con el de Seamus, y que intenta ayudar a la gente en una mala situación. Todo se irá entrelazando poco a poco, pero para saber el cómo no os queda otra que leer el cómic.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Respecto a los guiones, los hermanos Etxeberría escriben una historia que no tiene nada que no se haya visto antes, pero está bien hilvanada y entretiene, lo cual ya es positivo. El uso del poder de Seamus no está muy presente en la historia, pero sí aparece lo suficiente para que resulte natural y no forzado, dejando con ganas de ver más sobre ello y especialmente saber el cómo consiguió esa habilidad. Aunque el IRA tenga presencia en la historia, es bastante liviana y alejada de temas políticos, cosa que me ha gustado, porque no ralentiza el avance de las tramas. Por otra parte, y tal y como pasó en la obra de los Etxeberría, al final la historia queda cerrada en parte, si bien se dejan puertas abiertas a lo que pueda venir después (que espero que haya más miniseries aunque haya que esperar un tiempo), aunque algunos de esos interrogantes puede intentar resolverlos la persona lectora tirando de imaginación. En resumen, hay una historia que entretiene, se lee rápido, y me ha dejado con ganas de más, lo que reafirma la buena labor en los guiones. 

El dibujo de Arenas me ha gustado bastante, pesando el hecho de que, como comentaba anteriormente, enseguida me hizo rememorar aquella aventura gráfica a la que tanto aprecio le tengo, y por ende ha influido en que el trazo de Arenas me haya dejado bastante satisfecho. En más de una ocasión he tenido la sensación de estar viendo una escena de animación más que una simplemente ilustrada en papel, y me ha permitido sacarle un poco más de partido a la lectura de la obra. Las composiciones de página son en su mayoría sencillas, pero destacan esos momentos en que Seamus está viendo el pasado, donde también juega un gran papel el color aplicado por el propio Arenas, ya que para esos flashbacks el uso de los colores luce más. La expresividad de los personajes está bien lograda, y en líneas generales repito lo dicho, me quedo contento con el dibujo y el color. 

¿Merece la pena el cómic? No hace falta tener un ojo especial para decir que ASÍ ES, ES UNA BUENA LECTURA, realizada por un equipo de artistas nacionales que tuvieron que publicarla primero en el extranjero, pero ahora tienen su momento merecido de protagonismo en nuestro país con este tomo. Si os gustó "Buyan: La isla de la muerte", es una buena oportunidad de repetir experiencia lectora con los mismos guionistas y Aleta Ediciones. Lo único malo de este cómic, es que se queda el final abierto aunque se cierren partes importantes de la trama. Ahora bien, es una buena excusa para desear que tarde o temprano aparezca una continuación. 

Por lo demás, la edición de Aleta es en formato de tapa dura, y como contenido extra trae las portadas de los diferentes capítulos de la miniserie recopilada. Esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra y leed mucho!

19 de noviembre de 2022

Reseña de Lord Gravestone: La saga. Una más que apetitosa historia en lo visual y lo narrativo, con criaturas de la noche y maldiciones vampíricas

¡Un saludo criaturas de la noche! Para nadie es un misterio el hecho de que las historias protagonizadas por vampiros sean populares. Desde la aparición del Drácula de Bram Stoker en adelante, tanto el campo de las letras como el audiovisual han ofrecido incontables historias protagonizadas por estos seres no muertos. En este mismo espacio, sin ir más lejos, he reseñado varios cómics con Drácula de protagonista, ya fuera en la adaptación de la película de Coppola realizada por Roy Thomas y Mike Mignola, como en la versión de Fernando Fernández (mucho más fiel a la novela de Stoker).

Y aquí me encuentro ahora, dispuesto a ir compartiendo mis impresiones de "Lord Gravestone", una nueva serie que publica Tengu Ediciones (y que previamente ha ido saliendo en Editions Glénat), donde se presentan entre otros elementos a los vampiros, esos seres que tanta fascinación terminan despertando siempre, y que tanto juego dan en un terreno como el de los cómics. 


Hay que decir que en las historias de vampiros, y teniendo en cuenta lo que contaba antes sobre la enorme cantidad de series, películas, libros o cómics que han visto la luz al respecto, es difícil sorprender. Una cosa es que algo rompa los esquemas por lo visual, porque las imágenes siempre atraen al principio, cuando una persona está curioseando antes de comprar o leer un cómic. Pero claro, también es importante que la trama pueda tener sus elementos de interés, y, en el caso que nos ocupa, y aunque me adelante un poco al decir esto, puedo deciros que este primer tomo me ha sorprendido muy gratamente por la historia y el enfoque.

¿A santo de qué comento lo anterior? Tiene que ver con uno de los ejes sobre los que orbita el cómic, y que hace referencia a la forma en que un ser vivo pasa a convertirse en un vampiro. Habitualmente asociamos el hecho de que la mordedura es lo que provoca el resto, y no es algo erróneo. Pero hay algo más que se tiene que producir de forma previa, y que condiciona la transformación al hecho de que sea el mismo vampiro que inició el cambio, quien debe morder a la víctima para que se inicie la conversión definitiva. Si no se produce primero lo que en la obra se llama el "beso rojo", cuando una persona es mordida sin más, muere. Si se da dicho beso la persona se inicia un cambio, que cristalizará cuando luego reciba el mordisco. Y este enfoque, que no es precisamente novedoso pero sí atrayente, es una de las cosas que me ha enganchado a la serie. 

¿Qué podemos esperar de este primer tomo? La sinopsis nos dice lo siguiente: 

"John Gravestone, el único hijo de un cazador de vampiros muerto en batalla, prometió desde el principio vengar a su padre y continuar con su trabajo. Por ahora, la educación austera impuesta por su tío aún no le ha permitido cumplir su promesa. 

Pero estaba escrito que el heredero de la lápida seguiría los pasos de su padre y un día se enfrentaría a los mismos demonios que él. Además, cuando la extraña Camilla von Holbein, poderosa striga y enemiga jurada de su familia, resurge del pasado, John finalmente puede abrazar su destino. 

Un destino digno de la leyenda que lleva su nombre. Un primer ciclo en tres actos con una atmósfera oscura y gótica, Lord Gravestone mezcla escritura moderna y fábula vampírica inspirándose en las fuentes del género."


El tomo muestra en sus primeras páginas lo que será la vida de Gravestone más adelante, llena de dolor, maldición y monstruos. Se verá a John, el pequeño Gravestone, junto a su madre, acompañados de una monja, mientras intentan escapar de una jauría de lobos. La madre estuvo rezando antes, ya que su marido debe hacer frente a una serie de peligros que forman parte de día a día, y sobre los cuales se nos hablará ya avanzada la trama. Pues bien, cuando los personajes están huyendo, se producirá una escena que inevitablemente, me hizo pensar en uno de mis personajes favoritos del cómic de superhéroes, Puño de Hierro, pues Danny Rand, el hombre tras la máscara, presenció cómo unos lobos atacaron a su madre, tal como le sucederá al pequeño Gravestone. Poco después de esa escena, el tiempo avanzará.

La mayor parte de este primer tomo mostrará a John Gravestone ya de adulto, si bien se reparte el protagonismo entre él, su tío Teófilo, y la pareja de vampiros formada por el príncipe Aqueronte y Camilla Von Holbein. Por una parte, John intentará cumplir su destino y relevar a su padre como cazador de monstruos, mientras vive un romance con una mujer llamada Mary. Teófilo, que vive en Roma y se dedica a formar a nuevos cazadores de monstruos, será pieza clave a la hora de conocer la existencia de los vampiros antes mencionados, muy peligrosos para cualquier ser humano convencional. A medida que este primer tomo avance, se narrará más sobre la época en la que Teófilo y el padre de John, Luther, intentaron dar caza a Aqueronte y Camilla, dando como resultado la cacería una maldición que recaería sobre la estirpe Gravestone en adelante. Y así, entre enfrentamientos con criaturas de la noche, un personaje buscando ser el heredero digno de su apellido, romance y violencia, transcurre esta historia.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? El guionista, Jérôme Le Gris (con obras publicadas como "El Dios Serpiente" o "La edad perdida"), teje una historia que, a pesar de transitar por elementos más que conocidos para quienes tenemos ya un bagaje con las lecturas vampiriles, engancha y es muy disfrutable. A lo largo de las páginas he tenido esa sensación constante de estar ante una trama plagada de erotismo, acción, aventura y tragedia, y en una obra de esta índole, es justo lo que quería, y lo que me ha hecho sentir altamente satisfecho con la lectura. Que Le Gris haya querido alterar un poco el convencional modo en que una persona se convierte en vampiro me ha gustado, porque no redescubre nada, pero deja claro que no tiene interés por contar una historia tirando de clichés fáciles. El ritmo narrativo está muy bien gestionado, habiendo momentos para todo tipo de escenas habituales del género, se dedica tiempo al desarrollo de personajes, y no tengo más que palabras positivas para Le Gris. 

Respecto al apartado gráfico, Nicolas Siner (que ya había trabajado con Le Gris en "Horacio de Alba") se ocupa del dibujo y el color, realizando una labor sobresaliente. Nada más empezar la obra hay una página doble que es una declaración de intenciones, pues en el cómic va a tener un gran peso el diseño de escenarios, y la expresividad de los personajes. Me encanta el arte de Siner diseñando los diferentes escenarios en los que transcurre la historia, y en más de una ocasión me ha hecho recordar a la saga de videojuegos de Castlevania, sensación que se reforzaba cada vez que veía a los vampiros en acción. Aunque sea reincidir en esto, tan importante me ha parecido en un cómic como este que la historia merezca la pena, como el hecho de que las localizaciones en las que transcurre todo ayuden a crear una atmósfera oscura y deprimente, evocando esas películas de monstruos ambientadas en la época victoriana. El color es otra delicia, ya que resalta las virtudes del trazo del propio Siner, y aunque la tendencia es que sean tonalidades más apagadas, no deja de haber momentos para que otras más luminosas también tengan su presencia. 

¿Merece la pena el cómic? Queda por ver el nivel de la obra completa, PERO ES UN PRIMER TOMO FANTÁSTICO para adentrarse en la historia que se nos propone. La narrativa es dinámica, el apartado gráfico un caramelo, y la escena final deja con los dientes largos, pues lo que necesité en el momento en que acabé la lectura era tener a mano el segundo tomo. Obra recomendable a todas luces a quienes gusten de las historias de vampiros, de género oscuro o fantástico, o simplemente a quienes deseen disfrutar de un producto bien hecho. La edición de Tengu es muy bonita y de tapa dura. No esperéis mucho para hincarle el colmillo a esta obra. 

6 de noviembre de 2022

Reseña de Los demonios de Alexia. El difícil equilibrio que supone ser una bruja y también una exorcista

Un saludo desde el interior del C.R.P.S (en castellano el Centro de Investigación de Fenómenos Sobrenaturales), una de las instituciones más importantes del mundo para analizar y combatir diferentes amenazas paranormales. En esta ocasión mi objetivo es analizar de forma completa otra de las joyitas publicadas en España por Nuevo Nueve, que llegará en dos tomos integrales, los cuales iré reseñando según salgan. Así pues, aquí encontraréis mi valoración de "Los demonios de Alexia". 


Una de las primeras razones que me hizo interesarme por esta obra, fue gran parte del equipo creativo, conformado por el guionista Vincent Dugomier, y el ilustrador Benôit Ers, a quienes les tengo cariño por su fantástico trabajo en "Los niños de la Resistencia", colección que está reseñada en mi blog en todos los volúmenes publicados en España. Conocedor de lo que esta pareja artística pudo ofrecerme en su serie ambientada en la guerra, tenía bastante curiosidad por saber de qué eran capaces a la hora de meterse en un universo muy distinto, con sucesos paranormales, ciudades místicas e investigación de misterios. 

Pero además de lo anterior, otro aspecto que hizo crecer mi interés por esta obra, es que es bastante anterior en el tiempo a "Los niños de la Resistencia", por lo que suponía una oportunidad interesante de leer algo perteneciente a otra época de sus carreras. La primera historia de Alexia, la protagonista, vio la luz en el número 3368 de la revista Spirou, donde se siguieron publicando aventuras del personaje. Fue hacia el 2004 cuando apareció la editorial Dupuis, quien comenzó a publicar en álbum la cabecera, que hasta entonces había salido de la manera en que os contaba. Ya en el 2018 llegó el primer volumen integral, que recopilaba los cuatro primeros álbumes, y constituye el primer ciclo argumental de Alexia. Y en octubre de 2022 es cuando ha aparecido en España ese primer integral, gracias a Nuevo Nueve. 

Como el segundo integral ya salió hace tiempo vía Dupuis, y la serie está completa, la podréis encontrar reseñada aquí en la medida en que estén en España los dos integrales publicados.


El equipo creativo al frente de la obra es el formado por los mencionados Dugomier y Ers, a quienes les acompaña la colorista Scarlett Smulkowski (con obras en su haber como "Ars Magna" o "M.O.R.I.A.R.T.Y: Imperio mecánico"). Traduce al castellano Lorezon F. Díaz y se ocupa de la maquetación Mercedes Martín de Miguel. 

¿Qué historia nos encontraremos aquí? Dejo aquí la sinopsis: 

"El Centro de Investigación de Fenómenos Sobrenaturales es una institución discreta cuya misión es luchar contra los fenómenos ocultos que se manifiestan en todo el planeta. El día que la joven Alexia llegue al centro, su vida se volverá al revés. 

Exorcista principiante pero talentosa, no puede controlar sus poderes, que se convertirán en su principal herramienta de trabajo. ¡Pero también es en la fuente de sus problemas!

Rodeado por los mejores especialistas en ciencias ocultas, nuestra heroína dirigirá investigaciones policiales reales. 

En ellos los delincuentes clásicos son reemplazados por las fuerzas del mal. Para luchar mejor contra sus enemigos, Alexia tendrá que ir a Yorthopia, un país mítico que reúne todo el conocimiento oculto."

He de confesar que, para quien no me conozca demasiado o no haya visitado mi espacio de reseñas en demasiadas ocasiones, me gustan mucho las historias con toques paranormales, y donde también hay elementos de magia y brujería entre otras cosas. En ese sentido, y una vez que he leído este primer integral, me queda una sensación de haber disfrutado una historia muy apañada, que me recuerda en algunos aspectos a las aventuras de Hellboy y la AIDP en lo referente a que exista una agencia en la que hay agentes destinados a investigar diferentes cosas y sucesos. Pero este cómic también me ha hecho pensar en otras lecturas como "Black Magick" o "The Unknown", donde se cuentan las andanzas de personajes femeninos que investigan sucesos sobrenaturales, teniendo todo un toque mágico y brujeril sí, pero también policíaco. 


Lo anterior no lo digo para venderle la moto a nadie mencionando cómics suculentos de leer, sino por compartiros ciertas comparativas que me ha deparado la lectura de las aventuras de la exorcista Alexia (que posteriormente descubrirá que también es una bruja). La primera historia del tomo es una muy corta, de pocas páginas, que permite ver en poco espacio de todo lo que es capaz Alexia, un personaje que se implica en lo que hace y no abandona fácilmente cuando se mete en cualquier embolado. Ahora bien, una vez terminado ese episodio, ya sí se inicia el primer álbum de larga extensión, que sirve para presentar al C.R.P.S, así como a sus agentes e instalaciones, y otros personajes que formarán una parte importante del devenir de Alexia. 

Una vez que la exorcista acepte unirse al C.R.P.S, no tardará en tener que hacer frente a su primer misterio paranormal, pues una momia que se expone en el edificio de la agencia comenzará a transformarse físicamente, y eso estará relacionado con los asesinatos de una especie de perro salvaje por la zona. Luego habrá tiempo para un misterio relacionado con un árbol usado por antiguos druidas, así como ver la existencia de un cementerio embrujado. Pero lo importante será saber que existe un lugar llamado Yorthopia, donde se encuentra todo el conocimiento mágico y oculto que hay, pero que es de difícil acceso. ¿Logrará Alexia llegar a ese lugar, en especial si hay que atravesar una zona de desastre mágico conocida como la zona 85?

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Los guiones de Dugomier están bien elaborados, ofreciendo interesantes misterios que tendrá que resolver Alexia junto a otra gente del C.R.P.S, aunque al margen del suceso de turno, haya una trama río de fondo, que cada vez irá teniendo más peso en la obra. El desarrollo del personaje de Alexia es interesante, ya que poco a poco se desvelarán más detalles de su pasado, así como de su herencia mágica y lo que ello supondrá. No es el único personaje que tiene sus momentos de desarrollo, pero sí el que más me ha gustado. El ritmo narrativo en las historias es adecuado, de ritmo lento en la mayoría de ocasiones, pero que acelera cuando debe hacerlo. Y otro detalle que me ha gustado, aunque esté mal decirlo, es que, como pasa en AIDP, la esperanza de vida de la mayoría de personajes es escasa, por lo que no sabes con quién encariñarte, pues podría espicharla en poco tiempo. Ese toque mortal hace que la obra tenga su toque oscuro y le sienta bien. Así que he disfrutado del trabajo de Dugomier.

En cuanto al apartado visual de la obra, hay que decir que Ers realiza un notable trabajo, con un trazo que hace que uno se percate fácilmente de que estamos ante un cómic franco-belga bien dibujado, con dinamismo y carisma en sus personajes. Es cierto que me gusta un poco más su trabajo en "Los niños de la Resistencia", que es posterior en el tiempo, y donde se nota que su estilo estaba más refinado, pero sin duda Ers ya rendía a un gran nivel en esta época previa. Los rostros de los personajes son bastante expresivos teniendo en cuenta el tipo de diseño que tienen, y hay algunas páginas, en especial cuando suceden cosas mágicas, que son muy buenas, como la que tenéis aquí al lado. También son bastante interesantes los diseños de Yorthopia. En líneas generales, hay un trabajo bastante disfrutable, que se ve beneficiado del color aplicado por Smulkovski, cuya paleta complementa muy bien el dibujo de Ers, y en algunas escenas tiene ocasión de lucirse bastante. 

¿Merece la pena este primer tomo? Es una OBRA RECOMENDABLE PARA AMANTES DE LO MÁGICO, LO PARANORMAL Y EL CÓMIC FRANCO-BELGA. Esto no quiere decir que otro tipo de público no la disfrute, ni mucho menos, pues tiene bastantes puntos de interés, las tramas están bien contadas, y los sucesos paranormales tienen bastante interés. Pero sí es cierto que, si estáis acostumbrados a leer historias con elementos mágicos y paranormales, la disfrutaréis un poco más. Personalmente he disfrutado de la lectura, y tengo muchas ganas de saber cómo acaba la colección, por lo que volveré por aquí cuando haya podido leer el segundo y último integral.

Respecto a la edición, Nuevo Nueve ha sacado la obra en tapa dura de tacto rugoso y dándole al tomo el aspecto de un libro antiguo de piel algo desgastado, lo cual ha sido una maravillosa elección. Tiene marcapáginas de tela y algunos textos de interés como contenido extra. Hasta la próxima. 

1 de noviembre de 2022

Reseña de The Umbrella Academy 3: Hotel Oblivion. La rebelión de los villanos que fueron encarcelados por Sir Reginald Hargreeves

Un saludo desde la cobertura que me proporciona ante la lluvia un inmenso paraguas. Si habéis visitado antes mi sección de reseñas, seguramente os hayáis dado cuenta de que tiendo a analizar pocas colecciones de superhéroes, excepto aquellas que, por su propia idiosincrasia o elementos, se alejan de los cánones convencionales del pijameo americano. Pues bien, hoy estoy aquí para hablaros de otra de esas colecciones que me ha sorprendido gratamente en sus inicios, aunque luego me haya gustado menos en su desarrollo. Toca reseñar "The Umbrella Academy 3: Hotel Oblivion" de Norma Editorial.


Se ha producido una curiosa situación con los cómics de esta colección, y su posterior adaptación en formato de serie para Netflix. Por una parte, la primera temporada de dicha serie adaptaba el arco argumental del tomo "Suite Apocalíptica", y si bien respetaba gran parte del material original, ya se iba mostrando que la adaptación recorrería un camino propio. Esa tendencia se veía con más claridad en la siguiente temporada, que abordaba la historia de "Dallas" con muchas más libertades creativas que la anterior. Y la cosa ha seguido así, ya que, de los diferentes tomos que he podido leer y reseñar en el blog, y haciendo la comparativa con la adaptación de los mismos de forma audiovisual, "Hotel Oblivion" es la historia que menos puntos en común tiene entre un formato y otro. 


Lo anterior puede ser bueno o malo en función de lo que os esté gustando más, pues hay personas que me han dicho que les atrae más la serie que los cómics, y, a raíz de mi experiencia lectora en esta ocasión, llego a esa misma conclusión. Aunque siendo sincero, la serie no es que me enamore tampoco, pero sí que me gusta y se deja ver, y voy viendo las distintas temporadas que salen de la misma. Ahora bien, esa sensación ya no la tengo con los cómics, pues en este tercer tomo la historia no está mal del todo, pero por las razones que expondré más adelante, no me ha entusiasmado demasiado. Hay que decir que, tras un gran arranque en esta serie, en la que se recibieron premios importantes por el primer tomo publicado, la dificultad estaba en mantener un nivel constante de calidad, y eso es algo que afecta no ya a este caso en concreto, sino a cualquier serie de cómic que no sea puramente pijameo de Marvel o Dc, pues ahí se seguirán publicando números sin importar mucho la calidad, siempre que las ventas acompañen. Por todo lo dicho, os recuerdo que a fin de cuentas lo que comparto aquí es mi opinión, y que cada persona tendrá su propia valoración de un cómic, que es algo que intento recalcar cuando algo me ha decepcionado un poco, pero puede gustar a otras personas. 

¿Qué autores han participado en este cómic? Los creadores son el guionista Gerard Way (que además de esto ha escrito en "La Patrulla Condenada" o creado "The True Lives of the Fabulous Killjoys") junto al ilustrador Gabriel Bá (que ha participado en "AIDP" o "Hellboy: En el Infierno"). Se ocupa del color Nick Filardi (que ha trabajado en series como "Los Comandos Aulladores de SHIELD" y "Powers"). Traduce al castellano esta edición Sergio Colomino, y se ocupan de la realización técnica Vanessa Cabrera y Juan Pacheco.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis dice lo siguiente:

"Gerard Way y Gabriel Bá regresan para un nuevo episodio en las extrañas vidas de los antiguos superhéroes adolescentes conocidos como The Umbrella Academy.

Cuando la aparición de cada vez más lunáticos con superpoderes puso en peligro a sus protegidos, Sir Reginald Hargreeves creó la solución definitiva…

Pero ahora los demonios del pasado han vuelto para vengarse."

La principal premisa del tomo es sencilla, ya que Sir Reginald Hargreeves, el fundador de la Academia Umbrella, es quien se deshace de los villanos, una vez que son derrotados por sus pupilos. Cuando un malo es derrotado, y siempre que no acabe muerto o hospitalizado tras la pelea, habitualmente se le enviaría a la cárcel, y es algo en lo que Sir Reginald opta por una solución diferente, ya que envía a los villanos de turno al Hotel Oblivion, un lugar sin ubicación exacta en el tiempo o en el espacio, y donde pueden pasar muchos años encerrados sus prisioneros. Sí que la existencia del hotel tiene lugar en la adaptación televisiva, pero se le da un uso muy diferente a todo eso, por lo que poco o casi nada comentaré al respecto.

Pues bien, como decía, Sir Reginald encontró la solución perfecta para evitar que los villanos a los que se enfrentaban sus "hijos" (que más que eso son pupilos) volvieran a darles la tabarra en otras ocasiones. Quienes estéis acostumbrados a leer pijameo, ya sabéis lo habitual que es que, en una misma cabecera, el héroe se enfrente una y otra vez a la misma galería de villanos, precisamente por la falta de contundencia en las victorias (por eso para El Castigador o Lobezno, que se cargan a la mayoría de sus rivales, les suelen aparecer villanos diferentes). Pero claro, la estrategia de Sir Reginald tiene un fallo, que reside en el hecho de que, si junta a todos estos personajes en un mismo lugar... ¿Qué pasará si logran escapar algún día?


Por otra parte, mientras una de las tramas se centra en esos villanos atrapados en el mundo del Hotel Oblivion, los diferente miembros de la Umbrella Academy andan desperdigados por ahí. En Asia estarán Luther y Diego, quienes entrarán en contacto con un viejo amigo de Sir Reginald, el doctor Zoo, el cual logrará realizar con éxito un viaje entre el espacio y el tiempo. Número 5 seguirá ejerciendo de asesino, aunque en esta ocasión recibiendo dinero por sus servicios, y recibirá el encargo de investigar la corporación Perseus. Vanya, que sigue su recuperación física tras los acontecimientos de los dos últimos tomos, estará acompañada en primera instancia de Allison, y luego de su "madre" robótica (ya que fue creada por Sir Reginald para cuidar a los niños en su infancia), siendo esta última quien intentará descubrirle a la chica quién es realmente. Klaus aparecerá actuando como esclavo de un grupo de moteros que quieren aprovechare de su don de hablar con los muertos. Y por último, Allison, que ya había estado ayudando a Vanya, también tendrá su propia trama, relacionada primero con su hija, y luego con ayudar a Número 5. Al final, y aunque no lo parezca a priori, todo el mundo acabará reunido a su manera para enfrentarse a la gran amenaza del Hotel Oblivion. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? En esta ocasión admito que Way, que había realizado una labor satisfactoria en los tomos previos, no me ha parecido que esté tan fino aquí. El tono de la serie sigue oscilando entre lo raro y lo superheroico, aunque de esa forma tan peculiar que reside en el espíritu de la colección desde sus inicios. Ahora bien, en esta ocasión las tramas ya se pasan de extrañas, y me parece que están mal llevadas tanto en ritmo (los cortes son un tanto bruscos y el desarrollo de personajes no es tan bueno como en otras ocasiones) como en forma, quedando bastante forzado el modo en que al final todos los personajes convergen en el mismo escenario para hacer frente a la legión de villanos que ataca el mundo. Fijaos en cómo son las cosas, que a pesar del gancho final del tomo, con la aparición de otra versión de la Academia Umbrella (que sí está en la tercera temporada de la serie), mis ganas de seguir la colección han menguado bastante. Por lo tanto no es que Way haya hecho un pésimo trabajo, ya que con sus fallos y aciertos, sí que hace una historia entretenida al menos, pero en lo que a mí concierne, en esta ocasión su labor no pasa de correcta sin más. 

En lo relativo al apartado gráfico, Bá está a buen nivel, aunque en esta ocasión me he fijado en que hay más de una viñeta que parece estar hecha a toda prisa, como si el artista se hubiera conformado con hacer un boceto rápido para entintarlo de la misma forma y pasar a otra cosa. Sigue persistiendo ese trazo muy mignoliano que está presente desde el primer número, manteniéndose el buen uso de los claroscuros en la mayoría de ocasiones. En ese sentido, no es que Bá haya bajado el nivel demasiado, pero sí que he tenido la sensación durante la lectura de que algo me fallaba con respecto a los tomos previos. No tiene por qué ser bueno o malo, pero me ha dejado esa extraña sensación. En cualquier caso, sigue gustándome el arte de Bá, y ha sido lo más destacable del tomo. 

Sobre el color, a cargo de Filardi, se mantiene una línea continuista en relación al trabajo previo de Dave Stewart, por lo que, si no me hubiera fijado en los créditos de la obra, posiblemente no hubiera notado el cambio de colorista, lo que es algo bueno, ya que se destaca el acierto al elegir a Filardi, aunque en algunas viñetas se vea cómo se ha salido de los trazos de Bá para el acabado final con el color. A pesar de eso, Filardi está a un buen nivel, sumando y no restando. 

¿Merece la pena el cómic? Por el rumbo que toma la serie, PUEDE DEJAROS SENSACIONES ENCONTRADAS, aunque se merece el beneficio de la duda si sois fans. Si ya lleváis un tiempo leyendo esa colección, o bien habéis visto la adaptación de Netflix, puede que no os pille de sorpresa que se enrarezca todavía más la historia, aunque cosa diferente es que os guste más o menos. En mi caso, no es que me haya desencantado del todo, porque, como decía antes, no deja de ser un trabajo correcto. No es brillante, pero se deja leer, y podría ser peor, así que no he perdido del todo el interés en la cabecera, pero sí que me lo pensaré más antes de continuar con cualquier otro tomo de la misma. 

Por último, y respecto de la edición, este tercer tomo de Norma que he leído es en formato de tapa blanda (aunque también está en tapa dura), y trae como contenido extra comentarios de los creadores, bocetos, diseños o ilustraciones. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!