29 de octubre de 2022

Reseña de Abe Sapien: Integral 1. Este personaje también merecía vivir aventuras en solitario fuera de la AIDP

¡Saludos desde el mundo de la investigación de lo paranormal! En mi afán de leer y reseñar diferentes obras pertenecientes al universo de Hellboy, no he parado de llevarme agradables sorpresas y de disfrutar de muchos contenidos. Tras leer la serie principal, descubrí el maravilloso mundo de AIDP (Agencia de Investigación y Defensa de lo Paranormal), pero eso no fue suficiente. Es por eso que, tras enterarme de que cierto personaje también vería publicada su serie en formato integral, me animé a leer sus aventuras. Y hoy vengo a hablaros de "Abe Sapien: Integral 1" de Norma Editorial. 


Lo primero que quiero comentar es que Abe Sapien es un personaje que ya me resultaba curioso desde antes de empezar a leer cómics de Hellboy. Mi primera toma de contacto con el mismo fue a través de las películas de Guillermo del Toro, donde el actor Doug Jones era quien encarnaba el papel de Abe. Ya en esos largometrajes, se veía que estábamos ante un importante miembro de la AIDP, pues su importancia en cualquier investigación bajo el mar o relacionada con lo marítimo era crucial, pero además era un apoyo técnico muy útil para Hellboy. Ahora bien, cualquiera que lea un cómic de este universo se dará cuenta de que Abe es mucho más que lo que se ha podido ver en las adaptaciones al cine. Sus primeras apariciones a nivel editorial fueron precisamente acompañando a Hellboy en las historias "Despierta al demonio" y "Semilla de destrucción", pero con el tiempo se ha convertido en mucho más que el amigo y compañero del héroe principal. 


Hay que tener en cuenta que, para quienes no lleven mucho tiempo siguiendo los cómics del Hellboyverso, o bien no se hayan estrenado todavía con ninguno (no sé a qué esperáis), llega un momento en el que Hellboy, hastiado de muchas cosas y necesitado de descubrir su propia identidad y lo que le depara el mundo y su futuro, se marcha de la AIDP. Su salida de la agencia supondrá un enorme drama, teniendo en cuenta que, durante muchos años, ha sido el principal agente de la misma, investigando misterios y asuntos paranormales por todo el globo terráqueo. Pero cuando él se marcha, se creará un vacío que deberán llenar una serie de personajes como Abe Sapien, que se erigirá en uno de los líderes, aunque él no se haya sentido nunca como tal. En las historias de "Las tierras huecas" y "Una plaga de ranas", contenidas en el primer integral de AIDP, se irá viendo ese papel que desempeñará Abe en la agencia. Pasará el tiempo y también se marchará en una ocasión, ya que hará una serie de descubrimientos sobre su pasado que le descolocarán por completo, pues una vez fue humano y no siempre la criatura que conocéis. No obstante, regresará nuevamente y, en una misión, Abe será herido de gravedad, siendo introducido en un tubo de recuperación, donde comenzará a sufrir una serie de cambios en su ya de por sí extraña anatomía anfibia. Una vez que salga del tubo, será el punto en el que arranque este integral. 

¿Qué autores han participado en este cómic? Como no podía ser menos, encabeza el equipo Mike Mignola (conocido entre otras cosas por "Batman: Luz de gas" o "Drácula de Bram Stoker"), creador de la agencia y Hellboy, y siempre presente en un rol u otro en las obras de este universo. Como figuras más importantes le acompañan entre otros el guionista John Arcudi (autor muy curtido en este mundo escribiendo en "Abe Sapien" o "Hellboy y la AIDP 1952") y Scott Allie (con participaciones en "Made in Hell" o "Star Wars"). Los ilustradores son los hermanos Fiumara, Max (que ya estuvo en "AIDP" y colaboró en "Sandman") y Sebastian (que ha estado en series como "Bogavante Johnson" y novelas gráficas como "El retrato de Dorian Gray").  Como colorista está otro de los pilares del Hellboyerso, Dave Stewart (muy ligado al Mignolaverso con series como "Koshchei el Inmortal" o "Rasputín"). Traduce al castellano Héctor Lorda y rotula Martín Garcés.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? Aquí os comparto extractos de la extensa información editorial, aunque es cierto que ya os he adelantado parte de la misma: 

"La historia de Abe Sapien y su transformación durante los hechos de El infierno en la Tierra narrada en su propia colección.

Abe Sapien debutó en el primer número de Hellboy: Semilla de destrucción. Corría el año 1994 y su cortesía y cordialidad contrastaban con la rudeza de Hellboy. 

Ese contraste —junto a su espléndido diseño gráfico, mezcla de Kirby y Lovecraft— lo convirtió en uno de los personajes más queridos de la colección. Fue el primer secundario en merecer su propio spin-off (Los tambores de los muertos, en 1998). 

Y, cuando apareció la serie AIDP, fue una pieza clave en su engranaje narrativo. Desde entonces, hemos descubierto parte de su pasado, hemos asistido a su transformación en anfibio, lo hemos visto entrar en coma tras recibir un tiro a bocajarro, lo hemos visto efectuar una segunda metamorfosis y alcanzar un nuevo estadio físico cuyas consecuencias son difíciles de calibrar. 

Y lo hemos visto recuperarse del coma y lanzarse a recorrer el mundo luchando contra amenazas de todo tipo."

Como podéis ver, la vida de Abe Sapien, hasta el momento en el que comienza este tomo, no solamente ha sido muy larga y variada, sino que ha sufrido varias transformaciones físicas. Y es la última la que le hace parecerse mucho a cualquiera de los monstruos que campas a sus anchas por el mundo. Esto no lo digo por decir, pues a lo largo de los diferentes arcos argumentales del tomo se irá viendo que, en diferentes lugares de los Estados Unidos que visitará el personaje, su aspecto será un factor decisivo en el trato que recibirá de la población humana. 

Habrá lugares en los que le acogerán como a uno más, pues el Infierno en la Tierra, además de ser considerado así por las enormes monstruosidades que hay por todas partes, ha provocado que, por diferentes motivos, muchas personas humanas estén experimentando transformaciones en sus cuerpos, lo que lleva a que ver a un "monstruo" por su aspecto físico, ya se haya normalizado. Ahora bien, habrá sitios donde Abe sí que será recibido con odio y violencia, pues su aspecto, similar al de las ranas que fueron el preludio del Infierno, provoca que haya quien lo trate como un apestado. En un caso u otro, y en esto me gusta el tono de la serie, da igual el aspecto de un ser, lo que importa es lo que haga por sí mismo y para ayudar al mundo. Y Abe, que entre otras cosas busca respuestas a algunas dudas que tiene, no deja de lado su deseo de ayudar a la gente, pues forma parte de su naturaleza ser así, como también lo era Hellboy antes de morir. 


Y tras hablar a grosso modo de lo que os vais a encontrar en el tomo, sí que me apetece hacer, como acostumbro a veces, una mención de algunos de los arcos argumentales y sus tramas. En ese sentido, lo primero que hay que decir es que la mayoría de historias, aunque constituyan una trama río por el hecho de que Abe recorra el país buscando respuestas, son a su vez pequeñas peripecias del personaje. La primera de todas "Oscuro y terrible", muestra los primeros momentos de Abe tras recuperarse de sus heridas y salir del tubo donde estaba encerrado. Se verá una conversación con el personaje de Panya (nunca sé averiguar las intenciones reales de esta mujer inmortal), y luego ya acompañaremos a Abe mientras va a bordo de un tren, y posteriormente termina en un pueblo donde la acoge un sacerdote que interpreta de una forma muy peculiar la llegada de los monstruos al mundo. Otra historia es "La nueva raza del hombre", donde Abe se topa en una playa con un grupo de supervivientes de una población atacada por los monstruos. En "La forma de lo que ha de llegar", aparecerá una chica india que desciende de una larga estirpe de chamanes, y quiere formar parte de la AIDP para combatir el mal que hay en el planeta. También está "Hasta el último hombre", cuyo principal atractivo lo constituye el hecho de que en una población haya una enorme cantidad de huevos de monstruos cerca de eclosionar, y a su vez un grupo de gente joven que realiza peligrosos rituales para resucitar a los muertos. Y así podría seguir, pues quedan más historias y todas me han gustado, pero no quiero extenderme demasiado. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? En esta ocasión, Arcudi apenas participó, aunque sí co-escribió junto a Mignola el segundo arco argumental, y se nota, como es habitual, la calidad de su trabajo, que es muy sólido. Realmente el peso del tomo lo llevan Mignola y Allie, quienes realizan una labor fantástica, logrando que, gracias a historias como éstas, se resalte la gran necesidad que había de que Abe Sapien tuviera su propia serie. Necesidad que, siendo honesto, no tenía yo hasta hace poco, pues iba bien servido del personaje con su presencia en Hellboy, AIDP, e incluso en el tomo de "Nena (Babe)". Pero ojo, eso no quita que no le tenga cariño a Abe, simplemente lo veía en todas partes y no sabía si iba a empacharme del personaje. Pero me alegro mucho de haberle dado una oportunidad a su serie, pues los guiones son interesantes, las tramas están llevadas a buen ritmo narrativo, y me ha sorprendido muy gratamente la forma en que se aborda lo que es o no normal en un mundo en el que, por suerte o desgracia, hay muchos monstruos sobre el planeta, pero no todos los que son diferentes deben ser tratados así por su aspecto. Así que, en líneas generales, hay un gran trabajo de los guionistas, y da gusto leer obras como ésta. 

En cuanto al dibujo, me ha enamorado la labor de los hermanos Fiumara. Ya había disfrutado del talento de Max en AIDP, pero en esta ocasión ha sido un placer por partida doble, pues Sebastian me ha dejado con un gran sabor de boca, gracias a ese toque oscuro que tiene en su trazo, con ciertas reminiscencias del estilo de Mignola (más en algunas escenas que en otras eso sí, pero se aprecia la influencia). No podría quedarme con el trabajo de uno de los hermanos, pues cada uno de ellos tiene un toque diferente, y ambos me parecen perfectamente idóneos para narrar gráficamente las aventuras de Abe. Cualquier de los hermanos se desenvuelve igual de bien en las numerosas escenas de acción, pero también en los frecuentes pasajes en los que lo más importante no es lo que está por venir, sino lo que hablan los personajes cuando se están abriendo a otros y desnudan su alma.

Del color poco puedo decir que no haya menciona en algunas de las mil veces en que he valorado el trabajo de Stewart, uno de mis coloristas favoritos de la industria del cómic con diferencia. Me parece espectacular la versatilidad de este artista, que se amolda perfectamente al trazo del dibujante de turno, y también lo hace con su paleta de colores para el tono que requiere cada cabecera e historia del Hellboyverso. Qué bárbaro es Stewart. 

¿Merece la pena el cómic? Si os gusta Abe Sapien, ES UN TOMO GENIAL DEL PERSONAJE, fiel a la naturaleza del mismo, bien metido en la continuidad del Hellboyverso, y con historias interesantes aunque el trasfondo en algunas sea el mismo. Es esa lectura que alguien como yo no necesitaba, habida cuenta de que he visto al personaje en otras colecciones, pero que resulta que, una vez leída, sí que me ha resultado necesaria para el desarrollo de Abe tal como le iban las cosas. Y es la razón de que ya en el título del análisis dijera que Abe merecía vivir aventuras en solitario. Por lo tanto os animo a darle una oportunidad a este integral, con la única advertencia de que es mejor hacerlo cuando ya hayáis leído la colección de Hellboy, y hasta el octavo tomo integral de AIDP, ya que es el momento en el que se sitúa esta obra que os he reseñado. 

Por ir terminando, y sobre la edición de Norma Editorial, es de cartoné, forrado con tela y con cinta marcapáginas. Como contenido extra hay textos sobre la publicación editorial y comentarios, diseños y bocetos de los diferentes autores, lo habitual en estas ediciones integrales. Esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!

22 de octubre de 2022

Reseña de AIDP: Integral 8. Aprender a valorar las victorias parciales mientras se afrontan las cosas como vienen

¡Saludos desde el mundo de la investigación de lo paranormal! En mi afán de leer y reseñar diferentes obras pertenecientes al universo de Hellboy, tuve la agradable sorpresa de disfrutar un montón de lo que podía ofrecer la serie de AIDP desde el comienzo. Como lector, he ido disfrutando de cada arco argumental (grande o pequeño) de la colección, y hoy toca hablar de "AIDP: Integral 8" de Norma Editorial. 


A estas alturas de la serie, el mundo no es que esté en peligro, es que está al borde de la destrucción tal como van las cosas. Hay países que se han perdido, ciudades de las que no se sabe nada y con las que es inútil obtener cualquier tipo de información, y empiezan a repetirse las escenas de vehículos abandonados en puentes, carreteras o centros comerciales. Los seres humanos que vivían en las principales zonas atacadas por monstruos gigantes, no hacen sino menguar en número, y las fuerzas de la AIDP, a pesar de contar con el respaldo del ejército y el apoyo de los rusos, no pueden hacer frente a todas las amenazas emergentes o ya asentadas. Por si esto no fuera poco, la propia agencia está fragmentada, ya que sus principales líderes han muerto, o están desaparecidos, o abandonaron el servicio, o están recuperándose de heridas importantes. Éste octavo integral, de todos los que llevo leídos en la colección, es el que más sensaciones de auténtico desastre me ha hecho sentir hasta ahora (no hay que olvidar que tienen que publicarse algunos más), a pesar de saber que, tarde o temprano, debería triunfar el bien. ¿O no?


No está de más recordar que, aunque en cada integral de AIDP hay varios arcos argumentales, fue en el sexto cuando arrancó la saga río llamada "Infierno en la Tierra", en la que los monstruos ya comenzaron a aparecer en nuestro mundo con mucha más fuerza y presencia que hasta entonces. Y eso ya es decir mucho, teniendo en cuenta que, desde la fundación de la agencia, e incluso antes, ya existían en el planeta amenazas sobrenaturales, demoníacas o extraterrestres. Pues bien, volviendo a lo de antes, en ese sexto tomo de AIDP empezó la siguiente gran saga sobre la que pivota el curso de la serie, y sobre el cuál seguirá en los próximos volúmenes (hasta la fecha no hay más integrales publicados en España). Como en toda gran historia que se precie, se va construyendo poco a poco y sobre diversos elementos narrativos y personajes, que, tarde o temprano, terminan convergiendo, o sobre los cuales se planta una semilla para desarrollarse en otro lado. Una de las grandes virtudes (aunque también facilita perderse a veces con la retrocontinuidad) del llamado Hellboyverso, es que todo está conectado, y lo que no se desarrolla en una cabecera lo hace en otra, como el despertar de Abe Sapien, quien, tras llevar bastante tiempo recuperándose en el interior de un tanque de agua, despierta al inicio de este octavo integral, para no aparecer más (no os preocupéis, su historia sigue en los integrales de su propia colección). 

¿Qué autores han participado en este cómic? Como no podía ser menos, encabeza el equipo Mike Mignola (conocido entre otras cosas por "Batman: Luz de gas" o "Drácula de Bram Stoker"), creador de la agencia y Hellboy, y siempre presente en un rol u otro en las obras de este universo. Como figuras más importantes le acompañan entre otros el guionista John Arcudi (autor muy curtido en este mundo escribiendo en "Abe Sapien" o "Hellboy y la AIDP 1952"), los ilustradores Tyler Crook (co-creador de "Harrow County" o "Manor Black"), James Harren (en su haber tiene obras como "Rumble" o "Ultramega"), Laurence Campbell (ha colaborado en "5 Ronin" o "Sledgehammer 44") y Peter Snejbjerg (que ha estado en series como "Los libros de la magia" o "The Boys". Como colorista está otro de los pilares del Hellboyerso, Dave Stewart (muy ligado al Mignolaverso con series como "Koshchei el Inmortal" o "Rasputín"). Traduce al castellano Héctor Lorda y rotula Martín Garcés.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? El resumen de la sinopsis es el siguiente:

"Llegamos al ecuador de "El Infierno en la Tierra".

Liz Sherman sigue desaparecida y Abe Sapien yace en coma después de recibir un disparo de Fénix. 

La joven con poderes psíquicos ahora viaja por el suroeste de EE. UU. junto con el agente Devon. 

La agencia continúa su colaboración con el misterioso director zombi de la división de ciencias ocultas rusa, Iosif Nichayko, mientras Kate Corrigan planea su misión más importante hasta la fecha..."

Teniendo en cuenta que he hecho antes un pequeño resumen del punto en el que se encuentra la historia antes del inicio de este tomo, voy a prescindir de contar más de lo necesario nuevamente. El primer arco argumental que aparece aquí se llama "Erial", y viene a mostrar el periplo que Johann Krauss y unos cuantos agentes de la AIDP vivirán en el cumplimiento de una nueva misión. El avión en el que viajan será atacado por un enorme monstruo que provocará que dicho avión se estrelle. A partir de ahí, Johann deberá liderar al grupo de supervivientes para llegar hasta la ciudad donde debía llevarle el siniestrado medio de transporte. Por el camino, se enfrentarán a diversas amenazas, y harán un peculiar hallazgo, pues se toparán con Howards, otro agente al que, tiempo atrás, se vio en una historia de un tomo anterior. Dicho soldado tuvo un intenso sueño en el que portaba una espada muy peculiar, que ya había sido visto a su vez en otras historias, y, cuando Johann y los demás le encuentren, no solamente regresará al mundo consciente, sino que demostrará que ha sufrido una enorme transformación.

Por otra parte, también se encuentra el arco argumental de "Un día gélido en el Infierno", donde cambian los personajes protagonistas, y los focos recaen principalmente sobre Iosif Nichayko, el jefe de la agencia rusa equivalente a la AIDP. Además de Iosif y la agente Giarocco, cobra importancia la figura de Varvara (a la que vi por primera vez cuando leí "Hellboy y la AIDP 1952"), quien fuera la antigua directora de dicha agencia, y que actualmente está encerrada en una urna de cristal de la que no puede salir. A través de las páginas, se revelarán secretos sobre Varvara, así como el papel crucial que juega en todo esto una estación de comunicaciones que se ubica alrededor de una población atestada de monstruos y donde Iosif y un grupo de agentes se dirige. 


La tercera historia, titulada "Lago de fuego", está enfocada en mayor medida en Liz Sherman y Fenix, aunque ambas estén en distintas partes del país y vivan situaciones opuestas. Por una parte, Liz se encuentra todavía convaleciente en la cama de un hospital, a raíz de los últimos sucesos que ha ido viviendo en sus anteriores historias desde que abandonó la AIDP, y poco a poco se irá recuperando. La parte mala para ella, es que conocerá a un nuevo miembro del hospital donde está internada, y pronto se verán las malsanas investigaciones que este tipo lleva a cabo en su laboratorio. Por su parte, Fenix, que también se marchó de la agencia tras una breve estancia, llegará a un lugar lleno de gente que adora a un huevo gigante de monstruo. Ella está también a su manera en una fase de recuperación como la de Liz, aunque en su caso puramente psicológica, pues se encuentra un poco perdida a raíz de haber comenzado a fallar su don de tener visiones del futuro. Y cierra el tomo "El reino de la Llama Negra", un perfecto final donde todos los personajes convergen para afrontar una peligrosa misión en la ciudad de Nueva York, de la que nadie sabe nada desde hace mucho tiempo. Allí se encontrarán con un villano más que conocido por todos, y no quiero contar más al respecto.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? A estas alturas, es muy difícil que el dúo formado por Mignola y Arcudi me decepcione, porque suelen ofrecer un gran trabajo conjunto. Este octavo integral me ha gustado mucho por la forma en la que, durante las primeras historias, los personajes principales de la AIDP están diseminados por el mundo, y afrontando situaciones peligrosas, para reunirse en la última misión que encontraréis aquí. Todo esto viene reforzado por el gran trabajo previo en otros tomos desde luego, lo que confirma una vez más que estos guionistas ya no es que dominen a la perfección la serie, sino que son quienes deben estar al frente de ella sí o sí. Lo único que me ha chirriado un poco es que el personaje de Abe, tras despertar de su estado de coma, aparezca en unas pocas páginas y no se sepa más de él, aunque es algo en lo que se profundiza en el spin off protagonizado por él. Por lo demás, otro gran tomo con muy buen ritmo, profundidad de personajes, y mucha acción, elementos ya inherentes a esta serie. 

A la hora de hablar del apartado gráfico, me es más difícil quedarme con el trabajo de un dibujante concreto, pues los cuatro que participaron aquí rinden a un nivel muy alto, y he disfrutado enormemente de todas las historias. No son ilustradores desconocidos ni para mí ni en el Hellboyverso, por lo que siempre me resulta agradable volver a encontrarme con artistas como Harren, Campbell, Snejbjerg y Crook, siendo este último el que llevaba más tiempo colaborando en AIDP. Me gusta el trazo de cada uno de los cuatro, que tienen más semejanzas que diferencias entre sí, por lo que no me saca de la lectura pasar de una historia a otra y que se produzca el cambio de dibujante. Un trabajo muy disfrutable de cada artista.

No menos enriquecedor es ver una vez más el espectacular trabajo que realiza siempre Stewart, ese gran colorista que por suerte es uno de los pilares del Hellboyverso.

¿Merece la pena el cómic? Pues ROTUNDAMENTE SÍ. Es cierto que este integral es el punto medio de la saga del Infierno en la Tierra, y que su final deja totalmente los dientes largos por lo que vendrá después, pero me parece un fantástico tomo que no solamente engrandece lo que se venía desarrollando desde tiempo atrás, sino que refuerza esa sensación de que AIDP es una pedazo de serie. No sé cuándo publicará Norma el siguiente integral, pero estaré encantado de leerlo y comentaros qué sensaciones me deja. Si ya lleváis tiempo siguiendo esta serie, aquí tendréis una ración fantástica de lectura, y si todavía no sabéis qué es la AIDP... ¿vais a seguir sin remediar eso?

Por ir terminando, y sobre la edición de Norma Editorial, es de cartoné, forrado con tela y con cinta marcapáginas. Como contenido extra hay textos sobre la publicación editorial y comentarios, diseños y bocetos de diferentes autores, lo habitual en estas ediciones integrales. Esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!

14 de octubre de 2022

Reseña de El Sexto Revólver: Integral 2. Nuevas revelaciones sobre la creación de los revólveres, guerras de hermandades, y exploración de personajes

¡Saludos desde el lejano y salvaje oeste! No me cansaré de decir cuánto me gusta el western, un género que tiene mucho que ofrecer en cualquier vertiente en la que se quiera contar una historia. He leído y reseñado westerns de todo tipo en este espacio, y en esta ocasión vengo a seguir hablando de una colección que lleva poco publicándose en nuestro país, y que me está encantando. Voy a hablaros de "El Sexto Revólver: Integral 2" de Norma Editorial. 


Fue allá por el 2010 cuando, a través de Oni Press, comenzaron a publicarse las grapas de esta colección ya terminada en la actualidad, y que han llegado por primera vez a España en este 2022 gracias a Norma Editorial. En el momento de escribir estas líneas, hay publicados en castellano dos tomos integrales, y está cerca de salir un tercero. Además, y aunque lo dije en la reseña anterior, hay planes para hacer una serie de televisión de "El Sexto Revólver". Queda por ver si terminará sucediendo, pues ya sabéis cómo es el mundo del cine y la televisión, y la de proyectos que quedan abandonados, enterrados y en el limbo, especialmente en cuanto a adaptaciones de series de cómic o videojuegos se refiere. No obstante, lo que es evidente leyendo esta colección, es que tiene un potencial tremendo como producto audiovisual. 


Una de las cosas que se le achaca en ocasiones al cómic americano (especialmente el de superhéroes) en los últimos años, es el modo de narración descomprimida, en el sentido de que, partiendo de una idea de terminada para una trama, el guionista de turno se empeña en estirar sus posibilidades lo máximo posible, en ocasiones logrando boicotear el potencial de su historia y frenando el ritmo de la misma. Esto no se aplica en este caso, porque no solamente se trabaja y aborda muy bien la trama principal y las secundarias que van apareciendo, sino que el ritmo narrativo es muy alto y constantemente pasan cosas de interés. Profundizaré más adelante al respecto, pero una de las cosas que me encanta de esta serie, además de mezclar western con fantasía y aventuras, es precisamente tener la sensación de que, si no llega a ser porque yo mismo me refreno un poco, me podría ventilar un integral en una sola tarde. Así es gente, este tomo tiene alrededor de 300 páginas de historias, pero se lee que da gusto de rápido, y lo he disfrutado una barbaridad. 

¿Qué autores han participado en esta serie? Siguen al frente los creadores de la misma, el guionista Cullen Bunn (autor entre otras obras de "Harrow County" o "Lucky Devil") y el ilustrador Brian Hurtt (conocido por dibujar en "Gotham Central" o "Queen & Country"). A ellos se une en un par de números como dibujante Tyler Crook (que ha colaborado en "AIDP" y es co-creador de "Harrow County"), dándose la circunstancia de haber coincidido también los tres en "Manor Black". Del color se ocupa nuevamente Bill Crabtree (que ha participado en el universo "Hellboy", y trabajó largo tiempo coloreando "Invencible"). La traducción al castellano es de Alberto Díaz y la realización técnica de Gaizka Medrano. 

¿Qué historia nos encontraremos aquí? No está de más recordaros que esta colección constará de seis volúmenes integrales, y que en este segundo se recopilan las grapas número 12 a la 23. La trama es la siguiente:

"Continúan las aventuras de ritmo endemoniado situadas en un oeste americano lleno de monstruos y magia. 

Acompañados de una misteriosa orden de monjes, Becky y Drake viajan en secreto a bordo de un tren con la intención de enterrar el cuerpo del General Hume en suelo sagrado.

Pero tras sufrir un terrorífico asalto al tren, Drake desaparece sin dejar rastro. 

Sola, Becky irá en busca de Drake en un viaje que la llevará de una fortaleza en las montañas a un pueblo decadente y un emplazamiento subterráneo."

Se me hace un poco complejo resumiros lo acontecido en el primer integral (podéis leer aquí la reseña del mismo) debido a la gran cantidad de cosas que pasaron, pero intentaré hablar de la trama previa. En "Los dedos del muerto", se nos hablaba por primera vez de la existencia de los seis revólveres, y hacía acto de presencia Drake Sinclair, uno de los protagonistas, que terminaría conociendo más adelante a Becky Montcrief, que había heredado de su padre el sexto revólver. Pues bien, el revólver de Becky es el más poderoso de todos, pues permite ver el pasado y el futuro. Ahora bien, el gran villano del tomo anterior fue el General Hume, que escapó de la muerte, y junto a sus secuaces, fueron tras Drake y Becky, librándose continuas batallas por todas partes, siendo la última vista la acontecida en Nueva Orleans, donde el General fue derrotado, y encerrado en un ataúd fuertemente sellado. 

Precisamente en Nueva Orleans se dio la aparición de muchos miembros de la Espada de Abraham, quienes aparecen ya al principio de este segundo tomo, escoltando a Drake y Becky mientras todos viajan en tren a la sede de la hermandad. En dicho tren va también el General Hume en su ataúd, y también están a bordo cinco de los seis revólver, pues Drake y Becky consiguieron reunirlos poco a poco. El restante está en posesión de la mujer del General. Será ésta quien envié a un buen contingente de pistoleros resucitados para rescatar a su marido y recuperar las armas. Por si una tropa de muertos vivientes a caballo no fuese suficiente, Drake deberá enfrentarse a una enorme momia (personaje sobre el cual sabremos más en el tomo), y poco después desaparecerá, sin que Becky sepa si su amigo está muerto, o ha sido apresado por sus enemigos.


Precisamente, a raíz del posible destino de Drake, entrará en escena Gord, quien ya ayudó a los protagonistas en sus batallas más importantes contra el General, y que en esta ocasión hará un viaje por su pasado, viéndose aquí un poco más de luz respecto a la creación de los seis revólveres. Por otra parte, Becky sabrá más de la Espada de Abraham, y de los grandes rivales, los Caballeros de Salomón. También logrará, usando su revólver, tener una visión de Drake, obteniendo una posible pista de dónde podría empezar a buscarle. Esa pista le llevará a una ciudad llamada Penitencia, habitada por personas deformes, y donde también hay facciones enfrentadas, en este caso por el uso y disfrute de un pozo de agua. No os cuento más, pero anticipo que seguirá habiendo mucha acción, no quedándose atrás el desarrollo de personajes y las revelaciones importantes respecto a la trama. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? No voy a descubrir la pólvora si os digo que me encanta la labor de Bunn a los guiones, porque en la anterior reseña ya ensalzaba su aportación a esta serie que ofrece acción en abundancia, donde pasan cosas constantemente, y se desarrollan los personajes en buena medida. Y francamente, no puedo decir nada malo que haya encontrado en los guiones de Bunn, pues al final, hasta en los capítulos que puedan ser más lentos de desarrollo, hay cosas de interés que disfrutar, y la historia no deja de avanzar por interesantes caminos. Me gusta que se siga haciendo de vez en cuando el recordatorio de los diferentes poderes de los revólveres, porque si hace un tiempo de la última vez que uno leyó el primer tomo (como ha sido mi caso), puede haber olvidos con el potencial de cada arma. Por otra parte, me gusta el ritmo narrativo a lo largo del tomo, y me descoloca en el mejor de los sentidos el hecho de que, cuando creo que ya lo he visto todo en esta historia, puedan aparecer personajes (como ese vaquero con cuatro brazos, o la momia gigante) que me recuerdan que esto es una verbena y que uno se lo pasa aquí en grande. Ya no se trata de que, como fan del western, me lo pase como un enano leyendo esto, sino que es genial la manera en la que puede funcionar una historia con vaqueros, armas malditas, muertos vivientes, momias, seres mutantes, fantasmas y demás. Así que Bunn es todo un vaquero que hace un gran trabajo. 

Y si me tengo que quitar el sombrero ante el guionista, el trabajo de Hurtt merece que directamente lo tire al aire, porque me ha encantado... otra vez. Efectivamente, ya en el primer tomo me dejó gratamente sorprendido la labor de Hurtt, artista capaz de regalar no solamente escenas de acción espectaculares, sino muy golosas páginas dobles. Y aquí se repite la fórmula, rindiendo nuevamente el ilustrador a un nivel muy alto, quedando para el recuerdo escenas como las del asalto inicial al tren, o todo lo acaecido dentro de la sede de los Caballeros de Salomón, sin dejarme atrás la parte de la trama en la que Gord empieza a visitar su pasado. Mención aparte merece el número mudo, ya que el arte de Hurtt hace que se entienda perfectamente lo que sucede sin necesidad de leer textos Por otra parte, también me ha gustado la aportación de Crook al conjunto, ya que se encargó de un número ambientando en el pasado, y también del que cierra el tomo. Su estilo es diferente al de Hurtt, pero también me gusta, y no me ha sacado de la obra el cambio cuando ha tenido lugar.  

El color de Crabtree, quien ya se ocupara de esta misma labor desde el inicio de la serie, vuelve a ser muy disfrutable. Debido a la gran cantidad de personajes de distinta índole que aparecen, y a la diversidad de escenarios donde transcurren la trama principal y las secundarias, Crabtree hace un sobresaliente trabajo a la hora de completar las páginas con sus paletas de colores. 

¿Merece la pena el cómic? No he sido muy discreto previamente para darle misterio a la respuesta, pero INDUDABLEMENTE SÍ. Si ya habéis leído el tomo anterior y os dejó buen sabor de boca, aquí tenéis más de lo mismo, lo cual no es malo mientras tenga esta calidad y esté tan bien narrado e ilustrado. Me encanta leer obras de este tipo que me dejen tan satisfecho y con tantas ganas del siguiente tomo. Si todavía no conocéis esta serie, pero os gustan el western, la fantasía y lo sobrenatural, ya estáis tardando en haceros con el primer tomo para acabar consiguiendo este también. El viaje por estas páginas merece la pena, es intenso y no deja indiferente. 

Sobre la edición de Norma Editorial, es en cartoné y tiene mucho contenido extra, incluyendo varias entrevistas a los diferentes artistas de la obra, el proceso creativo de un capítulo entero, y algunas portadas especiales. No suelo pronunciarme mucho respecto a la maquetación de un cómic, pero me encanta el trabajo que se ha hecho aquí, con detalles tan buenos como poner en las páginas el nombre del arco argumental al que pertenece cada historia. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!

11 de octubre de 2022

Reseña de diferentes obras pertenecientes al Mignolaverso

Un saludo gente lectora. A estas alturas no es ningún misterio que me gusta el mundo que Mike Mignola ha construido en el mundo de las viñetas. Parece mentira, pero quién iba a pensar en su día que, recién publicada la primera aventura de Hellboy, con el paso de las décadas se habría expandido tanto el universo en torno a este personaje, y por extensión sobre el creador del mismo. Si bien hay algo llamado "Hellboyverso", del cual me ocupo en otras reseñas de este blog, en esta ocasión quiero hablar aquí de alguna que otra obra publicada bajo el ala de lo que se conoce como el "Mignolaverso". 

Y es que, para quien no lo conozca muy bien todavía, Mike Mignola suele ser ilustrador, guionista o portadista de las diferentes obras donde pone su sello. Mi idea aquí es analizar algunas de esas obras que pueda leer y que no tengan nada que ver con Hellboy o su peculiar universo expandido (como AIDP, Abe Sapien, Bogavante Johnson...). Espero que os resulten de utilidad las reseñas.



Este cómic es el tercero en hacer aparición en España de otra serie con personajes fijos como el profesor Meinhardt, el Sr. Knox y la Srta. Van Sloan, que son unos reputados cazadores de monstruos. Previamente Norma había publicado en nuestro país "El Sr. Higgins vuelve a casa" y "Nuestros encuentros con el mal". No obstante, aunque no sea el primer cómic de esta serie, me atrajo la perspectiva de leerlo con la sensación de que no me hacía falta conocer nada de este universo previamente para disfrutar de la obra, cosa que ha resultado ser así, pues es fácil meterse en la historia y conocer a los personajes, sin sentirse perdido por no haber leído las otras obras. 

Llevo ya el tiempo suficiente leyendo las historias con el sello Mignola como para saber que me gusta el tipo de universos que se muestran y la clase de historias que se cuentan, a pesar de que, en ocasiones, termine siendo todo un poco repetitivo. Hay que adelantar que, en este cómic en concreto, Mignola únicamente hace la portada, por lo que su nombre en dicho apartado es un reclamo comercial un poco engañoso. 

Pero más adelante hablaré de eso, pues ahora toca compartiros la sinopsis de la obra: 

"Sumérgete en un inquietante misterio victoriano con un giro tan retorcido como encantador. 

No es la primera vez que el profesor Meinhardt, el Sr. Knox y la Srta. Van Sloan, reputados cazadores de monstruos, se unen para investigar lo oculto y acabar con los horrores del mundo, pero ahora se enfrentan a una cuestión que les ha atormentado durante años: ¿Qué fue de su amigo, el cazavampiros James Falconspeare?"


Las primeras páginas arrancan con buen ritmo, ya que muestran a los diferentes personajes protagonistas mientras acceden al interior de una gran torre, en cuyo interior no tardarán en encontrarse con un vampiro. Habrá una intensa pelea con el no muerto mientras consiguen acabar con él, y la escena servirá, además de para conocer el trabajo que desempeñan cada uno de los personajes principales, para verles en acción y saber sus nombres (cosa útil para quienes, como yo, no habían leído antes los otros cómics). Después pasarán los años, y poco a poco, se irá viendo que el profesor Meinhardt, el Sr. Knox y la Srta. Van Sloan recibirán unas cartas que les ha enviado aparentemente Falconspeare, el único miembro del cuarteto del que hace tiempo que nadie sabe nada. 

Será así como arrancará una investigación para descubrir el paradero de su amigo y camarada de armas, que llevará al trío de personajes hasta un lugar donde desde hace tiempo pasan cosas malas. Una vez en en dicha localización, cada personajes se pondrá a investigar posibles pistas que permitan al grupo descubrir qué ha sido de Falconspeare y dónde puede estar. ¿Estará vivo o muerto? ¿Se habrá enfrentado a alguna amenaza maligna que le superó? La forma de saber el destino del personaje, es a través de la lectura del cómic. 

¿Qué valoración merece el trabajo del autor? Aquí hay que usar el singular, pues ya he comentado antes que Mike Mignola aparece en la cubierta del tomo, pero únicamente hace la portada del mismo. Lo recalco para que no induzca a confusión o alguien compre el cómic pensando que lo haya escrito Mignola. Aquí actúa como autor completo Warwick Johnson-Cadwell (con obras en su haber como "Helena Crash" y "Samurai Jack". Respecto al guion, no es que Johnson-Cadwell se haya estrujado mucho el coco la verdad, pues la trama en sí en bastante sencilla y vulgar, llena de tópicos aunque sea de corta extensión. Lo anterior no quita el hecho de que la lectura sea dinámica y rápida, ya que el cómic en sí es entretenido, aunque no derroche originalidad. En ese sentido, el guion, aunque no sea para tirar cohetes, es pasable, y no me importaría leer otra aventura de estos personajes en el futuro.

Ahora bien, mi mayor problema con el cómic ha sido el apartado gráfico. Johnson-Cadwell tiene un estilo artístico de esos en los que lo amas o lo odias, y en mi caso me quedo en un término medio con más tendencia al odio. El trazo es tosco, un tanto primitivo, y en muchas ocasiones me he quedado con la sensación de estar viendo un cuaderno de bocetos que nunca llegó a pasar por el siguiente proceso en la creación de un cómic. El color de la obra, aplicado por el mismo dibujante, no está mal, por lo que ha sido el dibujo lo que más se me ha indigestado. Pude ver algunas imágenes de la obra antes de leerla, pero no pensé que fuera a resultarme luego tan tosco y poco apetecible a la vista.

¿Merece la pena el cómic? Aunque entretiene, ME DEJA CON BASTANTES DUDAS, en gran parte por el apartado gráfico. Si esto no os resulta un problema porque os gusta el arte del autor, posiblemente os merezca la pena darle el beneficio de la duda. En otro caso, únicamente lo veo como un cómic recomendable a las personas completistas del "Mignolaverso" que quieran tener más obras donde, de alguna forma, haya tenido algo que ver Mike Mignola. Sobre la edición de Norma, es en formato cartoné y no contiene ningún extra. 



Esta obra fue la primera que salió en nuestro país con los mismo autores, y los personajes del profesor Meinhardt y el Sr. Knox, aunque mi orden de lectura no ha sido de forma cronológica, sino un tanto desordenada (empecé por la tercera parte publicada aquí en España, reseñada más arriba), razón por la que mantengo mi orden de lectura aquí también en los análisis. Es cierto que "Falconspeare" no me dejó la mejor de las impresiones, pero sí comentaba que no me importaría leer otra aventura de los personajes, razón por la que llevé a término aquello. 

Como fan del Mignolaverso y de las historias oscuras que suelen desarrollarse en dicho universo artístico, lo que sin duda me atrae de esta serie que, a falta de un nombre mejor, podría ser la de "El profesor Meinhardt y el Sr. Knox", es la importante presencia de los vampiros. En las dedicatorias al principio de este tomo se puede leer que Mike Mignola es fan de la película "El baile de los vampiros" (1967) dirigida y co-escrita por Roman Polanski, y esa influencia se nota bastante en el cómic.

En este punto os dejo con la sinopsis de la obra:

"Empiezan los preparativos en el castillo Golga para el festival anual de los muertos vivientes, mientras un par de indómitos cazadores de vampiros interrogan a un hombre recluido en un monasterio del Mar Báltico. 

El misterioso Sr. Higgins desea ante todo evitar el escenario de la muerte de su esposa y la verdad de lo que realmente le sucedió en el castillo, pero la valentía de sus heroicos interlocutores, dispuestos a eliminar a los vampiros de la faz de la tierra, inspira a Higgins a salir de su escondrijo para acabar con el único sufrimiento que le preocupa… el suyo propio."


Tardarán poco en hacer acto de presencia los protagonistas, el profesor Meinhardt y el Sr. Knox, ya que el primero sufrirá la indeseada visita de un ser de la noche, que se colará en su habitación, con la finalidad de coger algo en posesión del profesor. Poco después de solventarse la situación, tanto el profesor como su acompañante el Sr. Knox, visitarán a un hombre llamado Higgins, que está recluido en un monasterio. A través de la conversación con él, los visitantes le revelarán que son cazadores de vampiros, y tienen como objetivo erradicar a los no muertos de la faz del planeta. A su vez, la visita a Higgins no es casualidad, pues este hombre sufrió una horrible tragedia en el pasado en el castillo Golga, y es precisamente en ese escenario donde se va a celebrar una reunión anual de vampiros de diferentes rincones del mundo. Ni que decir tiene que sería la oportunidad perfecta para que los cazadores lograran su gran meta. 

Al mismo tiempo que ellos hacen algunos progresos con Higgins, otra parte de la trama se centra en el vampiro propietario del castillo Golga, donde están empezando a llegar muchos de los no muertos invitados. Este vampiro se enterará de la presencia de Meinhardt y Knox en una localidad cercana al castillo, y en lugar de suspender o posponer su gran fiesta, no parará hasta que los cazadores acaben como "invitados" suyos en su propiedad. Pero Higgins, que también terminará en el mismo lugar, empezará a tener una vez más recuerdos de su estancia allí muchos años atrás. Por tanto, de alguna manera, volverá "a casa".

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Tanto Mignola como Johnson-Cadwell escriben un guion que, sin destacar por su innovación en el género, sí que entretiene y está bien narrado. La trama avanza a una alta velocidad aunque tenga sus momentos más pausados al principio, pero hacia la mitad es un no parar de sucesos. Quizás se resuelve todo demasiado rápido para mi gusto, pero esto ya es un sello que suelen tener muchas historias donde Mignola está implicado, que se resuelven en pocas viñetas. No obstante, la influencia de la película de Polanski es notoria tanto en las localizaciones como en lo referente a la fiesta en el castillo Golga, aunque luego ya haya diferencias destacadas. Los personajes de Meinhardt, Knox y Higgins son interesantes, y este cómic me ha dejado mejor poso que "Falconspeare", abriéndome las ganas de leer la obra que me falta de las publicadas en España de esta serie. Por lo tanto, sin ser un cómic que os vaya a cambiar la vida, es ameno de leer y tiene sus virtudes. 

Respecto al dibujo, obra de Johnson-Cadwell, sigue sin ser santo de mi devoción, pero sí confieso que lo he disfrutado más que en "Falconspeare". Ya no sabría decir si ha sido porque me he acostumbrado un poco a su trazo, o debido a que aquí me ha parecido notar una mayor cantidad de trabajo y detalles en la mayoría de viñetas. En cualquier caso, si bien me gustaría que esta serie tuviera un dibujante mejor y de estilo más realista y menos cartoon, eso no implica que no me quede satisfecho con lo que hay, siendo pasable el arte de Johnson Cadwell, que además se ocupa de aplicar el color, y realiza una buena labor respecto a ese cometido. 

¿Merece la pena el cómic? Puedo decir que, SI OS GUSTAN LAS HISTORIAS DE VAMPIROS, MERECE LA PENA DARLE EL BENEFICIO DE LA DUDA. Como fue el primer tomo que llegó a España de esta serie, y aunque yo empecé por el tercero, os recomiendo que, si le dais una oportunidad, lo hagáis por éste primero. Así podréis saber si os gusta lo que ofrece a nivel narrativo o de dibujo, y en consonancia a eso profundizar o poneros con otra cosa. En otro orden de cosas, también es una obra interesante para completistas del Mignolaverso. Sobre la edición de Norma, es en formato cartoné y no contiene ningún extra. 

6 de octubre de 2022

Reseña de El largo y tortuoso camino. La autobiografía de Jordi Sierra i Fabra, uno de los escritores más prolíficos de España

Un saludo gente lectora. Esta reseña tiene un componente muy especial, pues voy a hablaros de una obra donde las viñetas se combinan con la literatura de un modo mágico. A través de este cómic objeto de reseña podremos saber más sobre la vida, sueños y obra de Jordi Sierra i Fabra, uno de los autores más prolíficos de nuestro país. Hoy toca abordar el análisis de "El largo y tortuoso camino" de Norma Editorial.


Habitualmente en las reseñas tengo poca tendencia a copiar, salvo la sinopsis oficial de la obra, otra información de la misma, excepto cosas que considero importantes para transmitiros, tal como se ha querido que nos lleguen para captar su importancia. La editorial Norma me ha facilitado un poco de información extra sobre la obra, y paso a compartir una parte al respecto: "A Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 19747), se le conoce como el autor de los 500 libros, aunque ya son algunos más, pues cada año incorpora al menos dos o tres títulos más a su bibliografía. Un caso único de inspiración y productividad en las letras españolas, capaz de tocar todos los géneros y los más diversos estilos, y que ha seducido a varias generaciones de lectores." 


Os comparto otro extracto bastante interesante, relativo a la fecha de edición de este cómic en este 2022: "Justo cuando se cumplen 50 años de su primer libro, publicado en 1972, y 25 de su título más popular, "Campo de fresas", Jordi Sierra i Fabra rememora la temprana llamada de la escritura, así como la oposición de su padre, las golpizas que le propinaban algunos gamberros en la escuela, y su tartamudez, entre otros factores que marcaron aquella época". Como podéis ver, Jordi no tuvo precisamente una infancia fácil (cosa que por desgracia siguen teniendo muchas personas actualmente), pero su creencia en sí mismo y el ahínco que tenía en querer ser escritor, son cosas que definirían el modo en que afrontaría la vida, con sus buenos y malos momentos. Y he ahí algo que me toca la fibra sensible, porque yo también tenía desde la infancia el gusto por contar historias, y con el paso de los años he intentado cultivar y fomentar ese amor por la narración. Lógicamente, no soy más que un principiante al lado de alguien como Jordi, pero conocer la historia de otra persona con amor por contar historias, no hace sino aumentar las posibilidades de que sienta cada vez más empatía por una figura como la suya, alegrándome de que lograra vivir como siempre deseo, escribiendo libros. 

¿Qué autores han participado en este cómic? Al frente del guion, no hay mejor persona para contar su vida que el propio Jordi Sierra i Fabra (que ya hecho otras incursiones en las viñetas como "¡Qué fuerte!" o en "El pequeño país") con ayuda de Sergio Colomino en los guiones (autor del que he reseñado sus obras de "Sherlock Holmes" en este blog), siendo el ilustrador y colorista Carlos Moreno (conocido por "Primavera Graphic Sound" o "Viaje a Xambala"). 

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La editorial avanza lo siguiente:

"La inspiradora autobiografía en cómic de uno de los grandes escritores de nuestro tiempo. 

Jordi Sierra i Fabra soñó con ser escritor en una época ingrata, la España de la posguerra, más propicia a las pesadillas que a los sueños. Por suerte tenía un incentivo. Era tartamudo y se dio cuenta de que cuando escribía no trastocaba las palabras. 

Fue el inicio de un aprendizaje literario largo y accidentado que lo enfrentó a su padre, y lo obligó a luchar contra todo y contra todos para alcanzar la categoría de escritor.

Con más de 500 libros publicados, entre obras de ficción y ensayos divulgativos, Jordi Sierra i Fabra es uno de nuestros escritores más populares. 

Con la inquietud y curiosidad que le caracteriza, para contar la historia de su vida ha elegido el mundo del cómic, uniendo fuerzas con el dibujante Carlos Moreno. Juntos firman una biografía conmovedora y apasionante."

Es evidente que, entre lo que os he contado antes y la sinopsis, queda bien claro el carácter de esta lectura. Exceptuando las primeras páginas, que sí muestran a un Jordi Sierra i Fabra de adulto, el resto de la obra sigue una evolución más o menos cronológica de su vida (exceptuando algunos comentarios o flashbacks que son de momentos posteriores), lo que nos permite conocer varios detalles que marcarían al personaje desde su infancia. Por una parte está el hecho de que Jordi fuera tartamudo, lo cual le granjearía no pocos momentos incómodos al ser objeto de burla de sus compañeros e incluso maestros. Pero además de lo anterior, lo más importante del joven Jordi es que, desde muy temprana edad, tenía claro que quería ser un narrador de historias, aunque no gozase del apoyo de su padre, quien constantemente y con los años intentaría quitarle esa idea de la cabeza.

La verdad es que no quiero contaros demasiados detalles de la obra en sí, pero sí he considerado oportuno ir comentando las primeras etapas vitales de Jordi. Al margen de su situación escolar, también se nos muestra un grave accidente que tuvo y que casi le da un auténtico disgusto para el resto de su vida. El tiempo irá pasando, el colegio irá dando paso a otras etapas educativas, y Jordi crecerá, logrará hacer un grupo de amistades, comenzará a experimentar un auténtico despertar cultural gracias a la llegada de la música y el cine a su vida, y tendrá gratas sorpresas, como descubrir la identidad de algunos de sus escritores favoritos (como Silver Kane, que más de uno recordará por novelas a lo Marcial Lafuente Estefanía). También habrá un bonito momento cuando Jordi, que además de contar historias también disfruta dibujando, llegue a conocer la redacción de la editorial Bruguera, mítica cabecera patria que tantas y tan buenas historietas de humor sacara a la luz para beneficio del mundo de las viñetas.


La vida seguirá y Jordi, que ya empezará a tener trabajos (aunque sea evidente que no le hacían precisamente feliz), además de seguir progresando como melómano y cinéfilo, tendrá sus primeros flirteos serios con las mujeres. Pero no todo orbita en torno a eso, porque también entrará en escena la sombra del servicio militar obligatorio, cosa que, lejos de despertarle interés, le provoca emociones totalmente opuestas. Cabe recordar que Jordi tenía claro desde muy pequeño que lo suyo era la escritura, y con cada época eso será un elemento indispensable de su día a día. Es por eso que, sin entrar mucho en detalles, un momento culmen de su vida será, lógicamente, la edición de su primer libro. A partir de ahí, haceos a la idea de cómo de prolífico es el autor si cuenta en su haber con más de 500 libros. ¿Qué hombre y qué vivencias se ocultan tras ese imponente número? Las respuestas en esta obra.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Es curioso, porque a la hora de valorar el guion de Sierra i Fabra, más que como guionista, tengo la tendencia de analizar su trabajo como narrador. Hay que tener presente que estamos ante una autobiografía, y que los saltos temporales o los comentarios del autor, si bien en ocasiones me sacan de una lectura cuando no tienen una motivación buena, en este caso son bastante útiles, pues a fin de cuentas hay que ver todo de la siguiente manera: es el propio autor contando su vida, y quién mejor que él para hacerlo como vea oportuno. Por eso me resulta difícil valorar una obra de esta índole de una forma genérica, pues creo que el disfrute de la misma depende en cierta medida del interés que te suscite el autor, y del modo en que te pueda atrapar o no lo que se cuenta. En mi caso ha sido una grata sorpresa saber más del escritor, pues en mi época de instituto leí unos cuantos libros suyos (siendo precisamente uno de ellos "Campo de fresas"), y me apetecía saber más sobre esta persona. El ritmo narrativo es pausado, pero las páginas están llenas de vida y recuerdos (como soy de Granada, me gustó mucho ver en una de las páginas a Carlos Cano), dando esa sensación de que estamos ante una persona que nos descubre su vida, y eso le otorga un toque intimista a la lectura, que es la principal sensación que me ha dejado. Por lo tanto, valoro positivamente el trabajo del autor con el guion.

Respecto a Moreno, que se ocupa del dibujo y el color, lo primero que tengo que decir es que, aunque no había leído previamente ninguna obra suya, me ha dejado con muy buen sabor de boca. Moreno tiene un estilo gráfico moderno y jovial, que encaja bien con el tipo de historia que tenemos en esta obra. Me gustan especialmente esas escenas en las que el joven Jordi tiene diferentes ensoñaciones mientras piensa cosas, pues deja patente lo que siempre he pensado, y es que nuestra mente es un campo esperando a que lo sembremos con nuestras ideas, para ver madurar la creatividad y los resultados. Teniendo en cuenta que Sierra i Fabra es un autor que asocio a menudo con un público juvenil, el trazo de Moreno me parece el mejor acompañamiento para esta obra. Unido a eso está el más que notable apartado del color, lo cual no hace sino redondear esa sensación de que me ha merecido la pena abordar esta lectura también por su apartado gráfico.

¿Merece la pena el cómic? Si obviamos el hecho de que las autobiografías suelen tener un público más minoritario, CLARO QUE MERECE LA PENA, pues permite conocer las raíces de una figura clave en la literatura española. Estamos ante un cómic que me recuerda algo que pienso cuando le digo a alguna persona que se anime a escribir, pues una de las cosas principales es tener ilusión, y escribir y escribir. La clave es creer en uno mismo, como Jordi Sierra i Fabra creyó en él y, contra viento y marea, cimentó su vida en torno a los libros. Si alguien disfruta escribiendo, tiene curiosidad por hacerlo tarde o temprano, o quiere saber más del autor, esta obra es más que recomendable. 

Por lo demás, y respecto de la edición de Norma, es en tapa dura, y trae como contenido extra una introducción del propio autor contando cómo llegó a salir la idea de escribir este cómic, así como otras cosas de interés. Como simpática anécdota está el hecho de ver en algunas páginas las instalaciones de Norma, así como la figura de Óscar Valiente, director y editor en esta empresa. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!