25 de octubre de 2021

Reseña de Undertaker 1: El devorador de oro. Una obra que hace memorable la figura del enterrador en el western

¡Saludos desde el salvaje y lejano oeste! No es ningún misterio lo mucho que me encanta el western en todos los formatos en que puede disfrutarse, siendo algunos de ellos el cine, las series, o los cómics. Es esto último lo que me ha traído aquí en una nueva ocasión, para hablaros de una de mis últimas lecturas. Y no se trata de un cómic más, pues gracias a esta obra, la figura del enterrador cobra un valor que no ha tenido por lo general en otras ocasiones. Toca hablaros de "Undertaker 1: El devorador de oro" de Norma Editorial. 


El primer tomo de esta serie, que hasta la fecha tiene publicadas seis entregas, vio la luz en 2015 gracias a la editorial Dargaud-Lombard, llegando en 2019 a tierras españolas gracias a Norma Editorial. Si miráis reseñas de los diferentes tomos publicados en internet, seguramente veáis muchas opiniones positivas y que ensalzan las virtudes de esta serie. Hacía bastante tiempo que tenía ganas de poder echarle el guante a estos cómics, así que, tras haber roto al fin el hielo, puedo decir que las valoraciones tan positivas que había leído en distintos lugares de internet no exageraban, pues se trata de un material de muy alta calidad. Y lo mejor de todo, es que ha logrado que una figura por lo general tan discreta en el western como es la del enterrador (a pesar de que a este gremio nunca le falte trabajo), haya cobrado un protagonismo tan importante y llamativo. 


Una de las cosas curiosas que leí en las reseñas de esta obra, es que hay gente que equipara la serie, por su calidad y arte, a la colección de "Blueberry". He de confesar que aunque ésta última sea una de las series más conocidas en el terreno del western en las viñetas, apenas he leído un par de historias, por lo que no me veo muy capacitado para mencionar nada a ese respecto. Aunque sí que puedo decir que aquellas historias de Blueberry que leí no eran auto-conclusivas, sino que continuaban en otros álbumes, y aquí me he encontrado eso mismo, pues este primer tomo de Undertaker no tiene un final cerrado, sino que emplaza directamente a leer el siguiente tomo por cómo son las últimas páginas. Y he de decir que, aunque lo comentaré más adelante, las viñetas finales del primer tomo son todo un gran gancho para querer pillar rápidamente el siguiente tomo y ver cómo seguirá la historia.

¿Qué autores han participado en este cómic? Los creadores son el guionista Xavier Dorison (escritor de obras como "Aristophania" o "Long John Silver") y el ilustrador Ralph Meyer (que colaboró anteriormente con Dorison en "Asgard", y también es conocido por "Ian"), un tándem que ya había formado equipo antes de esta serie. También participa como colorista Caroline Delabie (quien dio color al arte de Meyer en títulos como "Página negra" y "XIII Mistery: La mangosta"). La traducción al castellano es de Unai Velasco.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis es la siguiente:

"Jonas Crow, enterrador, debe llevar el ataúd de un ex-minero convertido en millonario a la vena que una vez hizo su fortuna.

Un funeral que debe ser tranquilo, con un detalle: antes de fallecer, Joe Cusco se tragó su oro para llevárselo a la eternidad. Mala suerte, el secreto se rompe y provoca la furia de los mineros de Ciudad Anoki.

¿Cómo dejar enterrada tanta fortuna, cuando para sobrevivir sudan sangre y agua por las venas?

Como dice Jonas, la muerte nunca llega sola."

La historia no se anda por las ramas y nada más empezar conocemos a Jonas el enterrador, personaje que se encuentra sentado delante de su carro, esperando a que aparezca algún nuevo encargo para ponerse manos a la obra. No tardará mucho en aparecer un aviso en el que un millonario pide un enterrador con urgencia, razón por la que Jonas pondrá rumbo a Ciudad Anoki. Eso sí, antes de partir, conseguirá hacerse con un buitre que le acompañará durante su viaje.

Una vez que Jonas llegue a Ciudad Anoki, conocerá a Joe Cusco, el millonario que puso el aviso buscando un enterrador, y que le propondrá algo insólito a Jonas. Además de eso, y teniendo en cuenta que se ha producido un derrumbamiento en la minal local, no tardará en caerle otra oferta de trabajo al enterrador, que tendrá una ocasión inmejorable para que el lector vea sus habilidades profesionales. No obstante, la llegada de Jonas no despierta las simpatías de algunas personas, que intentarán descubrir si este hombre foráneo, de presencia indeseada, tiene algún trapo sucio. No es ningún secreto el hecho de que la figura del enterrador nunca ha sido muy querida por la gente, teniendo en cuenta a lo que se dedica, y eso es algo que se notará fácilmente en esta lectura. Porque una cosa es necesitar de ese tipo de servicios alguna vez, y otra muy distinta disfrutar de la persona que los ofrece. Si además ese personaje indeseado esconde un pasado violento... pues queda claro que cuando eso salga a la luz, todo puede estallar.


No voy a comentar más detalles de la trama, por si he ofrecido más información de la necesaria, pero me parecía indispensable compartiros algunas de las cosas que puede ofreceros este cómic, ya que se trata de la primera entrega de una serie muy buena. Y ojo, no considero que uno haya de ser necesariamente fan del western o del cómic franco-belga para paladear bien este producto, basta con tener afición por las buenas historias, bien contadas tanto narrativa como gráficamente. Desde los primeros compases se nota que Jonas es un tipo sombrío y seco, de esos que han elegido su oficio con el deseo de pasar un tanto desapercibido, pero además para dejar atrás su pasado. Y no os creáis que este personaje es plano en su desarrollo, porque poco a poco se irán conociendo más detalles de él, como las ambiciones que tiene para el futuro, lo que hacía antes de ser enterrador, o la manera en que, cuando considera necesario, le gusta ayudar a gente en peligro. Con ecos del Clint Eastwood de las pelis del oeste presentes en su ser (me viene en concreto a la mente "El jinete pálido"), puedo asegurar que conocer a Jonas no os dejará indiferentes. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Cuando un guionista plantea una serie abierta, debe estar lo bastante fino para ofrecer una primera entrega que suscite el interés del lector por lo que cuenta, pero que además genere esas ganas de querer seguir las aventuras del personaje. En este sentido, Dorison hace un trabajo excelente, pues escoge la figura del enterrador para construir la historia en torno a él, y logra que un personaje que suele pasar desapercibido en la mayoría de historias del género, cobre importancia y haga gala de un poderoso magnetismo para seguirle la pista. Para ser éste un primer tomo de la serie, el tiempo narrativo me parece el adecuado, hay suficientes escenas de acción y desarrollo inicial del elenco de personajes, y se plantan las semillas de un fruto que comienza a recogerse aquí, pero que todavía no se ha agotado, ya que el final del cómic emplaza directamente a pillarse el siguiente para saber cómo sigue. No cabe otra cosa que valorar muy positivamente la labor de Dorison.

Y otra pieza clave para que esta obra sea magnífica, es el trabajo de Meyer en el apartado gráfico. Con un estilo claramente deudor del mejor cómic franco-belga en el género, Meyer tiene un trazo elegante y muy trabajado, que otorga importancia a la expresión facial de los personajes, sin descuidar por ello todo lo que les rodea, lo cual redunda en un excelente trabajo en el fondo de las viñetas. Hablo de pasada, pero sí que el apartado gráfico me hace recordar un poco a las escasas historias de Blueberry que he leído, aunque también me ha hecho rememorar otros westerns modernos que he tenido el placer de disfrutar como lector. Me ha parecido muy buena la labor de Meyer, y si ya me tenía ganado el guion de Dorison para leer más tomos de esta serie, el dibujo de Meyer es otra poderosa razón para seguir hasta donde quieran llegar los autores.

Por último pero no menos importante, hay que ensalzar también el gran trabajo de Delabie en el color, donde ha ayudado a Meyer. La gama de colores elegidos es otro de esos elementos que hace pensar en el cómic clásico del western franco-belga, pero también tiene la suficiente fuerza visual para que un lector moderno disfrute de ello. La paleta de colores se complementa muy bien con el trazo de Meyer, y no hace sino poner el broche de oro a una obra sobresaliente.

¿Merece la pena el cómic? Aunque ya veo a Jonas tomarme a ojo las medidas para mi ataúd si hablo mal de él... indudablemente SÍ. Este primer tomo sirve de introducción perfecta a un nuevo personaje que puede quedar grabado para siempre en la mente de los amantes del género, y quizás en los que, sin ser fans del western, sí lo sean de los buenos cómics. Antes de encarar esta lectura, y habida cuenta de la inmensa cantidad de valoraciones positivas que había leído al respecto, estaba dispuesto a encontrarme a llevarme un chasco por las expectativas, o bien hallar una gran historia, y eso es precisamente lo que he tenido el placer de disfrutar, con el añadido de toparme con lo que puede ser un gran personaje como Jonas Crow.

He de comentar que ya es mi segunda sorpresa agradable con los westerns que publica Norma, pues también me encantó "La estrella del desierto: Integral 1", obra que vuelvo a recomendaros una vez más. Por ir terminando, y sobre la edición, es de cartoné y no tiene contenido extra, pero como me ha dejado con muchas ganas de leer el siguiente tomo, ya lo considero un éxito. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!

22 de octubre de 2021

Reseña de Black Magick 1: El despertar. El inicio de una emocionante serie donde lo policíaco y la brujería se unen a la perfección

¡Saludos gente lectora! No os imagináis cómo me gusta hacer reseñas de cómic cuando son la consecuencia de habérmelo pasado en grande con una lectura, porque es cuando más ganas tengo de gritar (en este caso escribir) a los cuatro vientos que le echéis el ojo a tal o cual obra, porque os puede sorprender gratamente. Habitualmente siempre encuentro cosas que valorar para bien de las lecturas que os reseño, y el título de hoy no es una excepción. Toca hablaros de "Black Magick 1: El despertar" de Norma Editorial. 


Esta serie, iniciada en el 2016 a través de la editorial americana Image Comics, llegó a España en 2019 a través de Norma Editorial, quien hace poco tiempo ha publicado el tercer tomo de la misma. No tengo ni idea de hasta qué número llegará, porque depende de muchos factores, entre otros el deseo de sus creadores, Greg Rucka y Nicola Scott, ya que Image es una de esas editoriales en las que los derechos de los personajes pertenecen a los autores. Al ser ésta una serie que ambos artistas realizan mientras trabajan también para otras editoriales más fuertes en la industria americana, a veces pasa un buen tiempo hasta que van apareciendo una nueva tanda de números. No obstante, por mi experiencia con esta lectura, es uno de esos casos en los que ser paciente merece la pena, porque el producto merece y mucho la pena.


Puede que os preguntéis... ¿qué hace tan especial a esta serie? En lo que a un servidor concierne (como siempre digo, lo que a mí me encanta puede no causar el mismo efecto en otra persona), mi flechazo con esta obra tiene que ver con un juego de ordenador llamado "Gabriel Knight", que vio la luz en 1993 gracias a Sierra On-Line. En la adolescencia y en una etapa más adulta he jugado a las secuelas de este primer juego de aventura gráfica, e incluso a ese mismo en una edición especial que tenía entre otras cosas los gráficos mejorados. Pero fue en la niñez donde seguir las andanzas de Gabriel Knight me cautivó, aunque quizás la trama del juego no fuera la más idónea para la edad que yo tenía por aquel entonces. El mundo de Gabriel era mezcla de investigación y elementos sobrenaturales, así como también tenía una fuerte presencia del vudú o la brujería. Y cuando comencé a leer el cómic objeto de reseña, me sentí de nuevo como si estuviera jugando a aquella aventura gráfica (hasta el apartado artístico me hizo rememorar los gráficos del juego del 93), con la diferencia de que el personaje protagonista era una mujer y no un hombre, y su trabajo no era el de librera, sino el de policía. El disfrute estaba asegurado desde las primeras páginas.

¿Qué artistas han participado en este tomo? Los creadores de esta serie, que ya han colaborado en otras ocasiones, son el guionista Greg Rucka (famoso entre otras cosas por co-escribir junto a Ed Brubaker "Gotham Central", o por crear "La Vieja Guardia"), y la ilustradora Nicola Scott (conocida por dibujar en colecciones como "Aves de presa" o "Wonder Woman"). La traducción al castellano es de Víctor Manuel García de Isusi.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? Es el momento de compartiros la sinopsis editorial:

"Se acerca la noche de las brujas. 

Rowan Black conoce: el olor de la carne quemada en la hoguera; el poder que tiene la mano izquierda de un asesino; lo peligroso que es derramar sangre sobre piedra durante la luna nueva. Rowan Black es bruja.

Rowan Black sabe: que una placa no vale sino lo que valga la persona que la lleva; que el móvil de un crimen está sobrevalorado; que siempre has de cuidar de tu compañero. Rowan Black es policía.

Y también sabe algo más. Sabe que la magia es real."

Vaya que si Rowan sabe que la magia es real, pues, como la misma sinopsis menciona, es una bruja, perteneciente a un aquelarre. En las primeras páginas del cómic el lector es testigo de una de las reuniones de su aquelarre. Mientras intentan realizar un ritual, el teléfono de Rowan comenzará a sonar. Este simple suceso deja bien claro que no siempre será fácil para ella sobrellevar las dos vidas que tiene, como policía y como bruja. Tras atender la llamada, tendrá que ir al escenario de un secuestro, ya que el sujeto que retiene a un grupo de personas solamente quiere hablar con ella. Una vez allí, sucederá algo inesperado..

Más adelante, Rowan deberá investigar la muerte de una persona que apareció con una de sus manos amputada. Por otra parte, una sociedad secreta europea mandará a uno de sus agentes a examinar sobre el terreno una serie de sucesos peculiares que están ocurriendo en Portsmouth, donde reside y trabaja Rowan. Y esto no será todo, pues poco a poco Rowan se dará cuenta de que están empezando a suceder cosas muy malas, y están conectadas entre sí. Esto solamente es un resumen de lo que podréis encontraros a lo largo de los cinco números que recopila el primer tomo de la colección. Además, el quinto número termina con un gancho final de los buenos, de esos que te deja con ganas de hincarle el diente lo más rápido posible al siguiente tomo. 


Uno de los puntos fuertes de la serie, que tiene un ritmo pausado pero no por ello carente de interés y de elementos que hagan la lectura absorbente, es el trato que se le da a los personajes. Desde Rowan Black, de la cual podemos ver su debilidad por su compañero de trabajo Morgan, y su afecto por su amiga y compañera de aquelarre Alex, hasta otros personajes como los ya citados, o los demás que aparecen en la narración. Esto no es casualidad, pues una de las virtudes de Rucka como narrador es el desarrollo de los protagonistas, y el hecho de que se maneja muy bien en el terreno de lo policíaco, siendo en este caso un complemento perfecto el mundo de la brujería. Personajes al margen, se va tejiendo una trama donde van uniéndose los pedazos de información que se han ido dosificando poco a poco, y se produce esa unión con el toque adecuado de naturalidad, no exento de golpes de efecto cuando es menester. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Rucka es un autor que ya me gustaba desde antes de leer esta obra, pues me agrada la manera en la que cuenta las historias donde lo policíaco se une a otros elementos, como en este caso el de la brujería. Otra virtud de Rucka es que sabe cómo retratar mujeres protagonistas fuertes y muy interesantes de seguir, logrando que, al sentir aprecio por el personaje, uno se sienta un poco más inmerso en la narración de cuanto acontece. Y ojo, que otros personajes tienen tanto interés como Rowan, pues he ahí la virtud del trabajo de caracterización y desarrollo del guionista. La historia en ningún momento decae en interés, y aunque tiene un ritmo lento en ocasiones, me parece el idóneo. Son solamente cinco números, pero suficientes para ver el gran universo que se está cimentando aquí, y el gran trabajo desempeñado por Rucka. 

Y no menos sobresaliente me parece la labor de Scott en el apartado gráfico. Tal y como leí en una opinión de un lector de Whakoom sobre la obra... el dibujo de Scott parece más propio de una serie cerrada que de una abierta, por el altísimo nivel de calidad y de detalle, y la pulcritud del trazo. La ilustradora consigue mostrar unos rostros muy realistas y expresivos de los personajes, pero también se nota un exhaustivo trabajo para dotar de fondo y personalidad a las viñetas, manejándose también a la perfección cuando hay que dibujar escenas con un poco de acción. Parte del mérito de que esta serie sea tan interesante, es por el arte de Scott, cuyo tipo de trazo encaja como un guante con los géneros narrativos entre los que se mueve la historia.

En cuanto al color, donde Chiara Arena ha echado una mano a Scott, hay que decir que generalmente las páginas son de tonalidad sepia, excepto en los momentos en los que la magia o algún objeto con dicho poder entran en escena. En estos casos sí hay color, resultando una decisión muy acertada en mi opinión, por el buen contraste que nos queda de las escenas con y sin presencia de la brujería. 

¿Merece la pena el cómic? No será necesaria la aparición de la magia para decir que rotundamente SÍ. Este primer tomo me ha encantado, dejándome con ganas de hincarle sí o sí el diente a la continuación, y convirtiéndome en un seguidor de las andanzas de Rowan Black, un personaje de lo más carismático, como también muchos otros que aparecen aquí. Ya me suelen gustar de forma aislada las historias policiales y las que tienen magia o brujería presentes, así que he disfrutado de lo lindo viendo mezcladas ambas cosas en estos primeros números de una serie muy buena, tanto por el alto nivel del tándem artístico, como por todas las cosas que ofrece en este arranque. Huelga decirlo, pero si todavía no habéis leído esto... ¿a qué esperáis para darle una oportunidad?

La edición de Norma Editorial es en formato rústica, y contiene como extras algunas portadas alternativas e información sobre los artistas que han participado en este primer tomo. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima!

19 de octubre de 2021

Reseña de Marsupilami 6: Fordlandia. Descubriendo un poco más de Palombia y los secretos de su selva

¡Huba! Vuelvo a escribiros desde la selva de Palombia, hogar del Marsupilami, el famoso animal de cola infinita y piel amarilla creado por André Franquin. Ya sabéis que llevo un tiempo reseñando los distintos álbumes publicados del personaje por orden cronológico, y esa lectura ordenada me permite conocer cada vez más cosas del ficticio país de Palombia y sus habitantes. Y lógicamente, en esta sexta entrega, se sigue cumpliendo esa premisa. Hoy os hablaré de "Marsupilami 6: Fordlandia" de Editorial Base. 


He de comenzar diciendo que no deja de sorprenderme lo que puedo encontrarme en esta colección. Cuando me pongo a leer un nuevo número de las aventuras del Marsupilami, estoy predispuesto a echarme unas risas y ver al animalillo meterse en más de un entuerto, como también a conocer más cosas del ficticio país de Palombia. Y en este caso, además de la ración habitual de lo que ya esperaba encontrar, se han añadido dos sorpresas, la de introducir en la narración a los personajes de Henry Ford y a Howard Hughes, cada uno de ellos vinculado a Palombia a través de un elemento diferente, sobre los cuales hablaré más adelante. 


Al margen de lo anterior, y como viene siendo costumbre, en esta historia se vuelven a usar distintos personajes ya presentados en episodios previos, los cuales se conocen entre sí, y tienen como mayor vínculo entre ellos el de conocer al Marsupilami. Esto en cuanto a personajes buenos, porque también aparecen algunos "villanos" (aunque su torpeza haga que no sean un gran peligro) ya habituales de la colección, permitiendo que un lector asiduo del Marsupilami esté ya bastante familiarizado con todas las piezas que se ponen sobre el tablero. Y ojo, sigo manteniendo la opinión de que este tipo de cómics están destinados a un público infantil/juvenil, pero eso no quita que alguien que no pertenezca a estos grupos, no vaya a disfrutar de lo que se cuenta. A fin de cuentas sigo leyendo esta colección porque me lo paso bien y me supone una lectura perfecta para desconectar un rato de todo, sin más pretensiones que las de estar entretenido.

¿Qué autores han participado en este tomo? Están al frente los mismos del episodio anterior. Tenemos aquí a Yann Le Pennetier (escritor entre otras obras de la reseñada en el blog "Atom Agency", o de "Basil & Victoria"). Sus colaboradores son a los guiones el propio Franquin (1924-1997), y el dibujante Luc Collin, conocido como "Batem", que es un autor que durante toda su carrera prácticamente ha estado ligado a los álbumes del Marsupilami. Al color les acompaña Vittorio Leonardo (conocido por colaborar en "Homenaje a Gil Pupila y M. Tillieux", y por "Natacha"). De la traducción se ocupa David Aliaga Muñoz.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La trama es la siguiente:

"Una despampanante mujer llega al corazón de la selva palombiana buscando a su quinto marido, para lo cual necesitará la ayuda del cazador Bring M. Backalive, y el capitán Bombonera y su viejo barco: el Santa Calamidad.

Su búsqueda pondrá en peligro a dos pequeños marsupilamis a los que, nuestro querido protagonista, tratará de poner a salvo.

¡Todo esto y mucho más en la sexta entrega de una de las colecciones más emblemáticas del cómic francobelga!"

Si sois lectoras/es habituales del Marsupilami, ya conoceréis de sobra al cazador Bring M. Backalive, uno de los habituales villanos del animal de cola infinita. Aunque este antagonista tardará un poco en hacer su entrada en escena. Las primeras páginas nos ubican en la selva palombiana, para ver de qué manera afecta a su día a día la construcción de una de las mayores presas del mundo. Además de esto, la pareja del Marsupilami será secuestrada, por lo que el animal amarillo intentará por todos los medios descubrir el paradero de su enamorada. 

En su búsqueda se irá encontrando con viejas amistades, como son Bip y Sara, la pareja de jóvenes que vive en la selva y ya han aparecido en otros cómics de la colección. También tendrá su importancia el regreso de otro conocido de la serie como es Noé, el payaso domador de animales que vive en Palombia junto a su fiel Marsu, animal que también ha desaparecido, y al que busca el payaso. Por si esto no fuera poco, en esta historia hará aparición una exhuberante mujer que quiere contratar los servicios de Bring M. Backalive para encontrar a su quinto marido. El esposo desaparecido estaba obsesionado con un suceso que tendría lugar en Palombia, y para ello la mujer querrá ir a Fordlandia, una localización abandonada pero que en su día fue una de las instalaciones en activo del mismísimo Henry Ford.


A lo largo de esta aventura, Ford no será la única figura histórica que tendrá su aparición en esta obra, pues también se mencionará el nombre de Howard Hughes, y el lector podrá ver la aparición del famoso avión "Ganso de abeto", diseñado por la compañía de Hughes. Este avión, pese a su imponente diseño, nunca llegó a realizar más que un vuelo de prueba, y solo se construyó uno, ya que posteriormente el proyecto fue abandonado por diferentes insuficiencias en las prestaciones del avión. No obstante, tendrá un peculiar papel en esta historia, y para descubrirlo no hay más opción que animarse a leer el cómic, y ver de qué forma está esto vinculado a las desapariciones de varios Marsupilamis.

¿Qué valoración merece el trabajo de los artistas? A riesgo de ser reiterativo por lo que ya he comentado de Yann en otras reseñas, si bien no cuenta historias muy originales, sí que me gusta la manera en la que narra las aventuras del Marsupilami. Me gusta el hecho de ir conociendo más cosas de Palombia y sus localizaciones, y es agradable ver que personajes aparecidos en otras entregas de la colección no son simple relleno, sino que luego tienen sus dosis de protagonismo en otras historias. Sigue estando presente una forma simpática de escribir el guion, por lo que alguna que otra risa me he echado en esta lectura, valorando positivamente el trabajo de Yann.

Con el desempeño de Batem tengo las mismas sensaciones que con Yann. Batem está ya más que asentado como dibujante de la colección y sigue siendo un buen narrador gráfico, consiguiendo escenas bastante humorísticas con su arte, y manteniendo ese característico trazo del cómic franco-belga. Poca queja tengo del artista y su trabajo, pues como habréis deducido ya, si sigo leyendo la colección del Marsupilami a estas alturas, es porque me satisface tanto el apartado narrativo como el gráfico.

Y sobre el color de Leonardo, como ya realizó esta labor en otros álbumes anteriores de la serie, me sigue resultando positivo su trabajo, que complementa bien a su compañero Batem.

¿Merece la pena el cómic? Si os gusta el Marsupilami, SÍ. Ya tengo el bagaje suficiente con el personaje como para disfrutar de cada nueva entrega y paladear bien cada nuevo dato de Palombia, o la aparición de cada personaje que no hace sino enriquecer el mundo en el que tienen lugar las aventuras del animal de cola infinita. Esto no implica que si no os gusta el Marsupilami no vayáis a tener una buena lectura, pero no estaría de más que, si leéis esta obra, sea tras haberse puesto al día con las entregas anteriores, para sentirse más familiarizado con todo. Hay humor, la narración es fluida, y no es un mal cómic, ya que lo he disfrutado como buena lectura de divertimento.

Por último, y sobre el formato de Ediciones Base, este tomo está publicado en tapa dura, y tiene el lomo del color de la piel del Marsupilami, lo que le da un toque bonito para tener en vuestras estanterías. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver otra reseña del personaje tenéis la de "Marsupilami: Historias cortas por..." o si queréis reseñas de otro tipo las podéis encontrar aquí. ¡Hasta otra!

16 de octubre de 2021

Reseña de Transformers / Regreso al futuro. Viajes en el tiempo y robots que se transforman en cualquier cosa

¡Saaaaaaludos desde 1985! ¿O debería ser desde 2015? Ya he perdido la cuenta con tanto viaje en el tiempo a bordo del DeLorean que tan famoso hizo la saga cinematográfica de "Regreso al futuro" dirigida por Robert Zemeckis, y protagonizada por Michael J. Fox y Christopher Lloyd. Si ya molaba ver a un coche deportivo viajando de una época a otra, imaginad cómo puede ser de divertida la experiencia lectora si entran en juego algunos robots gigantes que se transforman en cualquier cosa. Como díria Marty McFly... ¡qué fuerte Doc! Así que hoy toca hablar del crossover "Transformers / Regreso al futuro" de Norma Editorial. 


No es ningún misterio que, en el mundo de los cómics, juntar a dos franquicias siempre es atractivo, ya sea uno seguidor de ambas, o de una de ellas. Es algo de lo que os hablé en mis reseñas de "Cazafantasmas / Tortugas Ninja" y "Cazafantasmas y Tortugas Ninja 2". Lógicamente las editoriales lo hacen por razones comerciales, y no necesariamente porque una u otra colección venda menos, sino porque experimentos de este tipo suscitan un interés adicional por leer lo que puede salir de estas mezclas. En estos casos el factor nostalgia entra con fuerza en el juego, y lo sé porque me ha pasado eso. Desde la infancia me sentí seducido por una franquicia como la de "Regreso al futuro", y he visto incontables veces cada una de las películas de la trilogía. Incluso he jugado a una aventura gráfica de ordenador bastante divertida que sigue explorando las posibilidades de los viajes en el tiempo. Es por eso que para mí el gran gancho a la hora de escoger esta lectura, fue ver a los míticos Marty McFly y Doc Brown metidos en otro embolado temporal.


Aunque no hay que olvidar la otra cara de la moneda, pues en este cómic también están los Transformers, robots procedentes de otro planeta y que han terminado en la Tierra, teniendo lugar una constante batalla entre las dos facciones que hay, los Autobots y los Decepticons. Confieso que nunca he sido muy fan de esta franquicia, pero no porque me pareciera mala o carente de interés (rara es la vez en la que no me deja un buen sabor de boca ver cómo un robot se transforma en otra cosa), sino porque no siempre se puede seguir la pista a todo lo que hay. No obstante, sí que he visto algunas películas de los Transformers dirigidas por Michael Bay, y con lo visto en ellas he tenido de sobra para no sentirme perdido en ningún momento en este crossover. Porque es una de sus virtudes, el que un lector que haya seguido mínimamente una u otra franquicia, no tendrá problemas para disfrutar el cómic.

¿Qué autores nos encontraremos aquí? El guionista es Cavan Scott (conocido por "Star Wars: The High Republic" o "Vikingos: Deidad"), y su compañero al dibujo Juan Samu (que por estas fechas ha terminado el crossover "Elvira meets Vincent Price" y ha ilustrado algunos números de "Marvel Action:: Black Panther"). Al color se encuentran Candice Han (que da color al primer número de "Evil Ernie" y ya participó en "Valkyrie Saviors") y David García Cruz (conocido por una de las colecciones de "Dungeons & Dragons" o "Transformers: Unitron"). De la traducción al castellano se ocupa Raúl Sastre.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? Paso a compartiros la sinopsis editorial:

"¡Llega el crossover ochentero que no creías que fuera posible!

Marty McFly ha regresado de una aventura temporal increíble, ¡pero lo que no sabe es que la máquina del tiempo de Doc Brown ha llamado la atención de los Decepticons!

Las malvadas máquinas de Cybertron pondrán en peligro el futuro de Hill Valley y de toda la Tierra, pero por suerte Marty y Doc contarán con un nuevo aliado capaz de viajar en el tiempo… ¡el Autobot Gigavatio!"

Uno de los grandes aciertos del inicio de la historia, es que fácilmente puede ser la continuación de lo que sucedía al final de "Regreso al futuro 1", en el sentido de que Marty McFly vuelve a su época, a 1985, para ver cómo su gran amigo Doc Brown sobrevive al ataque de los terroristas libios que iban tras él. Pues bien, es a raíz de ese suceso donde comienza a caminar este crossover, pisando sobre un terreno ya conocido para los fans de la saga cinematográfica, y que no "obliga" al lector a estar al día en la lectura de todos los cómics que hay de esta misma franquicia, los cuales publica la misma editorial. 

Por otra parte, y para quienes no sean muy conocedores del universo de los Transformers, a lo largo de los cuatro números del crossover se nos facilita la información necesaria para conocer bien a los Autobots y los Decepticons, máquinas llegadas a la tierra de otro planeta. En este tomo se ven claramente los diversos elementos que suele reunir un crossover de estas características, como son la presentación de todos los protagonistas (con un índice al inicio para facilitar el reconocimiento de cada personaje), la introducción de un conflicto que les obliga a colaborar, y la batalla para vencer a los enemigos que ponen en peligro la existencia del mundo. El elemento de interés aquí es que, a la batalla de los distintos bandos de los Transformers, se añadan los viajes en el tiempo.


Porque, como quizás hayáis imaginado ya, será un viaje en el tiempo lo que provoque el gran conflicto a resolver en esta historia, que no es otro que el hecho de que Marty McFly se acueste tan tranquilamente la noche de su regreso a 1985, y al despertarse se encuentre un mundo dominado por los Decepticons. En esta nueva realidad, los humanos son esclavizados por las máquinas (con Biff como compinche de los conquistadores), y Marty tendrá que averiguar cómo ha sucedido eso. Pero no estará solo, porque, entre otros aliados, descubrirá que el DeLorean... ¡es un transformer llamado Gigavatio! Así que, una vez que Marty entre en contacto con los Autobots, humanos y robots podrán unir sus fuerzas para acabar con la tiranía de los Decepticons. Como diría Marty... ¡qué fuerte Doc!

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Respecto a Scott a los guiones, hay que decir que no ofrece precisamente una historia que venga a reinventar nada, pues los cuatro números de este crossover van por los mismos caminos que otras lecturas similares que he leído de este tipo, sin tener a su favor la originalidad de la premisa. Ahora bien, me he divertido mucho leyendo este cómic, porque Scott tira del factor nostalgia con frases y guiños de las franquicias, se nota que aprecia a los personajes, y al mismo tiempo cuenta su historia de un modo muy dinámico. Hay momentos para el humor y otros para la acción, y queda un buen balance para tener una lectura a disfrutar, razón por la que me he quedado con un buen sabor de boca. 

En lo tocante a Samu, realiza una labor notable en el apartado artístico. Tiene un trazo con toques de dibujo tipo cartoon, pero también se nota la influencia del cómic americano. Me gusta la manera en la que muestras las transformaciones de los robots, y creo que Samu también se desenvuelve con soltura en las escenas de acción. A ello se añade el aspecto positivo de que, dentro del toque cartoon, se puedan reconocer los rostros de los personajes que salieron en las películas, permitiendo un disfrute extra de esta obra.

Por último, Han y Cruz hacen un buen trabajo poniendo el color a esta obra. No hay nada que me chirríe teniendo en cuenta el estilo artístico de Samu y las paletas de colores tan variadas que eligen Han y Cruz, por lo que también cumplen con su cometido para bien.

¿Merece la pena el cómic? Si eres fan de "Regreso al futuro" o de "Transformers", claro que SÍ, te lo podrás pasar bien y tendrás papeletas para disfrutar como un enano de la experiencia. Esto no implica que alguien que no siga una franquicia u otra vaya a encontrarse una mala obra, pues es entretenida y va directa al grano. En cualquier caso, si tras leer esta reseña os suscita la curiosidad leer este crossover, dadle el beneficio de la duda.

Respecto de la edición de Norma Editorial, se trata de un tomo de tapa dura que trae como contenido extra bastantes portadas, tanto las oficiales como algunas variantes. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima!

12 de octubre de 2021

Reseña de Revival: Compendium 1. Los muertos vuelven a la vida y sus rutinas, y los vivos deben lidiar con ello

Un renovado y resucitado saludo querida gente lectora. La obra que voy a reseñar hoy no es sobre muertos vivientes al estilo zombi, para nada, sino que se desmarca un poco del género al contarnos una historia cuyo motor principal es el regreso a la vida de las personas muertas de una pequeña población, y las repercusiones de todo tipo que ello conlleva. Y su objetivo no será comer cerebros, sino encontrar su lugar en este nuevo escenario, en el que siguen conservando sus recuerdos. Por lo tanto voy a hablaros de "Revival: Compendium 1" de Aleta Ediciones. 


Publicada en los Estados Unidos a través de Image Comics en 2018, esta serie nos llegó a España gracias a Aleta Ediciones, que viene publicándola en varios tomos de tapa blanda, y que, ahora que está cercano el final de la colección en tapa blanda, ha comenzado a sacarla recopilada también en formato de tapa dura como el que os reseño hoy. Este compendio contiene los primeros 11 números de "Revival", publicados anteriormente en dos tomos de tapa blanda. Como la colección finalmente quedará en 8 tomillos, en el formato de tapa dura se quedará en 4. Sea cual sea el formato que la persona lectora elija para disfrutar de esta historia, merecerá la pena darle el beneficio de la duda.


En alguna reseña anterior he comentado que no soy muy fan del género (o sub-género si lo preferís) de los muertos vivientes. He visto películas de zombis, y algunas las he disfrutado bastante, ya fuera por su calidad, por su carisma, o por la ventaja que le concedía al producto la falta de pretensiones más allá del puro entretenimiento. Pero al margen de eso, no es de mis elecciones predilectas a la hora de ver una película o serie, o afrontar una lectura en cualquier formato. Ahora bien, claro que he leído cosas en el contexto de las viñetas. Y hay casos, como me ha pasado en este "Revival", en que el inicio de la historia me atrapa por algunas virtudes que se encuentran en los primeros compases de lo que será una larga historia. Desconozco si a medida que lea más números mi interés decaerá o no, pero al menos aquí los muertos vivientes no aparecen para alimentarse de los vivos, sino que vuelven de la muerte con plena conciencia y recuerdos de lo que fue su vida hasta que les llegó la hora. Y eso me ha gustado para iniciar una serie como ésta.

¿Qué autores han participado aquí? El guionista es Tim Seeley (conocido por series como "Bloodshot" o por escribir el cómic que hace de secuela de la película "Jóvenes ocultos"). A los dibujos está Mike Norton (que ha participado en algún tomo de "A.I.D.P", y ya coincidió con Seeley en "El ocultista), mientras que del color se ocupa Mark Englert (que ha realizado esta labor en "Babyteeth" o "Halcyon"). La traducción al castellano es de Daza Estudio. 

¿Qué historia nos encontraremos aquí? Es momento de compartir la sinopsis oficial:

"Durante un solo día, los muertos volvieron a la vida en el centro rural de Wisconsin. 

Ahora le toca a la agente Dana Cypress tratar con lo que ello conlleva: el escrutinio de la prensa, los fanáticos religiosos y la cuarentena impuesta por el gobierno.

En un pueblo donde los vivos tienen que aprender a convivir con aquellos que suponían muertos, la agente Cypress deberá resolver un brutal asesinato. 

Y todos, vivos o muertos, son sospechosos."

Que la última frase no os desconcierte, pues, aunque obviamente habrá muertes y sospechosos a lo largo del cómic, esto no es una especie de obra a lo Agatha Christie. No tardará más que unas páginas en producirse ese fenómeno de la resurrección, con la diversidad de consecuencias que eso tendrá, tanto para las familias que perdieron a sus seres queridos y ahora los ven de vuelta, como por el interés mediático y religioso que eso hará surgir en todas las personas que viven en otras partes del país pero se han enterado de lo sucedido en esta pequeña localidad. 

Es ahí donde veo un interesante punto de partida. Se van presentando a los protagonistas sobre los que gravitará la narración, que serán numerosos, y al mismo tiempo se empieza a mostrar la manera en la que se va a tratar de partida este asunto de la resurrección. Mientras la policía intentará cerrar los accesos a la población afectada por este fenómeno, será cada vez mayor el interés de prensa, religiosos, científicos y demás personas por querer recabar información de primera mano en lo concerniente a las personas que han vuelto a la vida. Habrá quien vea esto como una demostración de la existencia de Dios, como habrá quien quiera analizar científicamente las nuevas vías de información sobre el ser humano que todo esto representa, pero no serán los únicos intereses que se verán en la narración.


Dana Cypress, como una de las protagonistas, y debido a su trabajo de agente de la ley, vivirá muchas situaciones relacionadas con las personas resucitadas. Entre ellas se encuentra el hecho de investigar algunos asesinatos donde estas personas pueden estar implicadas. Porque volver de la muerte es una cosa, pero regresar sin consecuencias... otra muy distinta, como se irá comprobando en la lectura. Además de esto, en diferentes pasajes del cómic aparecerán una especie de seres incorpóreos que tienen un claro vínculo con la resurrección de la gente, pero que, a tenor de lo leído en este primer tomo, queda sin esclarecer, aunque se vayan dando unas primeras pinceladas. Lo que es indudable es que cada personaje que aparece y está unido a un resucitado, vivirá ese retorno de distintas maneras, para bien y para mal, mostrando lo mejor y lo peor del ser humano.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? En cuanto a Seeley, hay que decir que, en el lado positivo de su trabajo, plantea una historia interesante partiendo de un género algo manido como es el de los muertos vivientes. En lugar de ofrecernos la aparición de unos seres hambrientos de carne humana, cuenta lo que significa regresar a la vida para gente que se conserva casi tal como estaba antes de pasar al otro barrio. Obviamente no sienten emociones o padecen dolor, pues tienen tendencia a recuperarse de cualquier herida o golpe, pero esas personas sí conservan recuerdos, y en algún caso será evidente que habrá consecuencias si su muerte no fue por causas naturales. Seeley maneja a muchos personajes y en ocasiones es algo brusco el cambio de escenario para contar el avance de la trama, pero en líneas generales, no aburre con su escritura y creo que realiza una aceptable labor en este inicio de serie. En ocasiones se ve venir lo que pasa y no hay mucho margen de sorpresa, pero tampoco hay que desmerecer los aciertos del guion.

Sobre el dibujo, me ha gustado bastante, porque el estilo de Norton me ha hecho recordar en ocasiones el trazo de Oosterveer en otra serie de Aleta Ediciones, como es "The Unknown". Y si bien en aquella ocasión la tendencia era tener a veces unos dibujos más oscuros, aquí hay una mayor luminosidad, aunque en ambos casos me gusta igualmente el apartado gráfico. Norton tiene un trazo elegante y limpio en su estilo, y se puede apreciar una buena gama de expresiones en los rostros de los personajes, lo cual es muy positivo por la gran variedad de situaciones en las que se ve envuelto cada uno. En resumen, me ha gustado bastante el trabajo de Norton aquí.

Sobre el color de Englert, se acopla muy bien al trazo del ilustrador, y no he encontrado nada que destaque en un mal sentido, siendo por lo tanto un acompañamiento que complementa y realza el apartado gráfico. 

¿Merece la pena el cómic? Para ser el primer tomo de una serie, SÍ me ha merecido la pena, pues entre virtudes y defectos, para mí destacan más los aciertos presentes aquí. Vuelvo a decir que para hacer una valoración global de la obra he de esperar a leer los restantes tomos, pero al menos en este inicio, me he quedado con ganas de continuar la lectura y ver qué más puede ofrecer "Revival", y eso lo valoro para bien, pues si algo no te deja con ganas de seguir, esas dudas rara vez conllevan una conclusión positiva. Os animo a concederle el beneficio de la duda, ya sea en formato de tapa dura o tapa blanda, para ver si queréis seguir la colección en siguientes entregas.

Respecto de la edición de Aleta, este compendio es de tapa dura, y contiene muchos extras, como portadas e ilustraciones, páginas de guion, diseño de personajes y biografías de los autores. Es una edición de lujo la verdad, ideal para quienes valoréis que un cómic tenga como alicientes todo este tipo de extras. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima!

8 de octubre de 2021

Reseña de Juez Dredd: Heavy metal Dredd. Una recopilación muy bizarra del personaje que no dejará indiferente

Saludos ciudadanas y ciudadanos de Mega-City Uno. No es ningún secreto que soy todo un fan del Juez Dredd, el mítico justiciero del cómic británico. Lo atestiguan no solamente la guía de lectura que he elaborado, sino también las múltiples reseñas de cómics que he hecho de diversos títulos y podéis encontrar en este blog. Y hoy vengo a hablaros de la que posiblemente sea la recopilación de historias más bizarra y grotesca que he leído hasta la fecha. Se trata de "Heavy metal Dredd" de Ediciones Kraken.


Estamos ante uno de esos casos donde el título no engaña, y donde, para poder disfrutar de la lectura o sacarle un buen regusto, quien se aproxime a ella debe ser consciente de que aquí va a encontrarse algunas de las historias más bizarras del Juez Dredd. Esto último es algo que un lector curtido ya sabe de antemano, pues parte del éxito del personaje reside en el hecho de que sus aventuras tienden a veces a ser tan exageradas como grotescas, pero sin que ello suponga una pérdida de calidad, sino que conserva la capacidad de no dejar indiferente a nadie, para bien o para mal. Hay ocasiones en las que lo grotesco viene solamente en lo argumental, y otras en el tipo de trazo del dibujante que se ocupe de uno o varios episodios, pero en este tomo viene a ser muy frecuente el caso en el que ambas cosas confluyen, tanto argumentalmente como gráficamente. 


A raíz de alguna opinión que he leído a veces sobre las historias de Dredd y la exaltación del fascismo o los estados totalitarios que se hacen en sus historias, pongo de manifiesto que eso no quiere decir que sea una lectura para tomarse totalmente en serio o que pretenda fomentar ninguna ideología en quien las lea. Esto lo digo porque a fin de cuentas, y aunque a la gente le cueste entenderlo, Dredd nació (al menos así lo he entendido desde que sigo al personaje y lo disfruto como lector), como una sática/crítica de hacia dónde podría llevar la existencia en la vida real de un mundo arrasado por un holocausto nuclear, y donde en las pocas ciudades organizadas que hay, la única ley es la que imponen los jueces, que tienen capacidad para juzgar y ejecutar cualquier sentencia, por delitos de lo más ridículos a veces. El que estos cómics provengan del Reino Unido no hace sino conferirles ese humor negro propio de muchos británicos, por lo que, volviendo a lo anterior, en este tomo hay mucho, pero que mucho humor negro y bizarradas por un tubo. 

¿Qué autores han participado aquí? A los guiones están Alan Grant, John Smith, Jim Alexander, David Bishop y uno de los padres de la criatura, el omnipresente John Wagner. Como dibujantes han participado Simon Bisley, John Hicklenton, Deam Ormston, Brendan McCarthy y Colin Macneil. Y la traducción al castellano es de Marcos Randulfe. 

¿Qué historias nos encontraremos aquí? La sinopsis menciona apenas las tramas de un par de capítulos, pero denota claramente lo que hallaréis en estas páginas:

"¡Esta colección de momentos caóticos hardcore es un bestial puñetazo en toda la cara!

¡Conjunto de relatos empapados de sangre, locura y obscenidad! 

Enmarcados en la Mega-City Uno constituyen una satírica bofetada, y perfila insólitos delincuentes como Mort Rifkind, unos letales mutantes besogramas y un grupo de simios asesinos controlados por unas abuelas indignadas..."

Es cierto que algunas de las historias contenidas en este tomo ya las había leído en otras recopilaciones del personaje, como el blues del Juez Dredd o la aparición de Johnny el motero, y si ya me parecieron un tanto peculiares en su momento, en esta relectura el efecto ha sido similar. Pero esas han sido de las historias más normales que me he encontrado, porque luego la cosa ha ido por unos derroteros que han hecho que el título de este tomo haga merecer la consideración de "heavy".

Aquí hay cabida para historias donde los integrantes de un grupo musical (en un claro homenaje bizarro a "Los Beatles") deciden someterse a continuas operaciones de cirugía para lograr su ascenso a la fama, simios que atacan a la gente siendo controlados por abuela hartas de la criminalidad en Mega-City Uno, o hombres obesos que quieren matar a su antiguo líder porque éste ha adelgazado. Y si eso os parece poco, también podéis ver hasta dónde puede llegar un fanático de una estrella musical, lo que sucede cuando Dredd debe encontrar a unos criminales disfrazados de Elvis en una convención dedicada al mítico rey del rock, o conocer al hombre que mató (mejor dicho, casi mató, o al menos lo intentó), al Juez Dredd. 


No quiero hablar de todas las historias, pero creo que ha quedado claro que lo de "heavy" no es por llamar la atención, sino que se lo gana a pulso. Será raro el episodio que deje indiferente a la persona lectora, y en varios casos las aventuras del Juez Dredd pueden rozar la repulsión por lo grotesco del apartado gráfico, o la constante violencia explícita que hay en la mayor parte de las viñetas. No os exagero si os confieso que es posiblemente el cómic que he leído de Dredd (aunque me quedan muchos archivos completos por leer todavía) en el que reparte más estopa y se cepilla a más delincuentes. Y esto tiene su mérito, porque la violencia es un elemento intrínseco al personaje y llevo ya un tiempo curtiéndome con las peripecias de este juez, jurado y verdugo. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? En el apartado de guionistas, y teniendo en cuenta que una de las cosas que hacen destacar al Juez Dredd es la originalidad y surrealismo de la mayor parte de sus historias, este tomo demuestra que las historias seleccionadas cumplen esos parámetros. Esto me deja una buena sensación respecto a la labor de los escritores, en el sentido de que no todas las historias me han gustado, pero no me han dejado indiferente, y eso es algo positivo, ya sea una indiferencia para bien o para mal. 

He de confesar que lo que menos me ha gustado es el dibujo que me he encontrado aquí, pues a pesar de varios los ilustradores, tienen un estilo bastante similar que es grotesco y bizarro. Y ojo, en otras reseñas he defendido el hecho de que al Juez Dredd le sientan bien cualquier tipo de trazos en el apartado gráfico, pero es cierto que este tipo de dibujo aquí presente es menos cargante cuando aparece en pequeñas dosis. Como no es el caso, sino que todo el cómic tiene este estilo feísta, no me ha gustado tanto la obra en este aspecto.

Respecto al color, partiendo de la base de que el tipo de dibujo aquí presente no suele ser de mi agrado, no puedo decir otra cosa más que no destaca ni por cosas buenas ni por cosas malas, simplemente cumple su función de dar colorido a estas historias.

¿Merece la pena el cómic? DEPENDE. Puede sorprender que diga esto teniendo en cuenta lo mucho que me gusta el Juez Dredd, pero no es un cómic apto para todos los estómagos ni paladares. Ni por asomo lo recomendaría a alguien que quiera iniciarse con el personaje, pero es posible que para gente que ya lleve un tiempo leyendo las peripecias de Dredd, le pueda resultar una lectura cuanto menos curiosa. En ese aspecto no aconsejo o desaconsejo que lo leáis, solo advierto de que es una lectura bastante bizarra, con lo bueno y lo malo que eso conlleva.

Respecto al formato, este tomo es de tapa dura. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. También os dejo el enlace de mi guía de lectura del Juez Dredd, pensada para quienes deseen iniciarse con el personaje. ¡No quebrantéis la ley y sed buenos!

3 de octubre de 2021

Reseña de Juez Dredd: Los archivos completos 02. Del épico viaje por la Tierra Maldita a la saga del loco Calígula

Saludos ciudadanas y ciudadanos de Mega-City Uno. No es ningún secreto que soy todo un fan del Juez Dredd, el mítico justiciero del cómic británico. Lo atestiguan no solamente la guía de lectura que he elaborado, sino también las múltiples reseñas de cómics que he hecho de diversos títulos y podéis encontrar en este blog. Una vez leído el primer tomo de estos archivos completos, tenía ganas de retomar el hilo de las publicaciones en orden cronológico del personaje. Y he aquí que toca hablar de "Juez Dredd: Los archivos completos 02" de Ediciones Kraken. 


No tengo más que palabras de elogio para todo lo que me he encontrado en este segundo integral del personaje, que recoge los años 2100 y 2101 en la vida del Juez Dredd. Este tomo contiene los progrs 61 a 115, y en su interior se encuentran los dos primeros arcos argumentales de gran extensión en el recorrido editorial del personaje. Pero muy, muy extensos en comparación a lo que había publicado previamente. Ahora bien, hay que decir que estas dos grandes tramas requerían semejante cantidad de episodios por distintas razones. En primer lugar, porque Dredd tendrá que viajar a la Mega-City Dos para salvar dicha ciudad de una enfermedad, y para ello deberá atravesar la Tierra Salvaje, viviendo una auténtica epopeya para llegar a su destino. 


Y en segundo lugar, la otra gran historia de estos archivos completos requería una gran extensión porque aparece la figura del Juez Cal "Calígula" (siendo la clara inspiración para el personaje la figura histórica de Cayo Julio César Augusto Germánico), quien ascenderá al poder como Juez Supremo, y sumirá a Mega-City Uno en una época de terror y locura bajo su mandato. En este caso, la evolución de la trama va mostrándonos la progresiva locura del Juez Cal, quien corromperá hasta límites extremos el sistema legal que durante tantos años intentaron los Jueces mantener en pie. Pero sobre eso, al igual que en lo referente al viaje de Dredd a la Tierra Maldita, hablaré posteriormente. 

¿Qué autores han participado aquí? Entre los numerosos autores cuyo trabajo hay recopilado aquí, nos encontramos a los guiones a dos de los tres creadores del personaje, como son John Wagner y Pat Mills (nunca hay que olvidar que el otro creador es el ya fallecido Carlos Ezquerra). Además les acompaña en esa labor Chris Lowder. En el apartado gráfico hay dos leyendas del cómic como Brian Bolland y David Gibbons, pero también otros ilustradores como Mike McMahon, Brendan McCarthy, Brett Ewins, Garry Leach y Ron Smith. La traducción al castellano es de Carlos López Órtiz. 

¿Qué historias nos encontraremos aquí? La información editorial es breve pero nos adelanta esto:

"Ahora puedes redescubrir las raíces de este personaje legendario en esta serie de novelas gráficas que recogen todas las aventuras de Dredd en orden cronológico, completas y sin cortes.

Este segundo volumen presenta la primera epopeya de Dredd: "La Tierra Maldita."

El tomo comienza con una historia en la que Dredd se encontrará con un amigo que ha escapado de Mega-City Dos, tras propagarse una enfermedad en dicha población. Ese personaje está infectado, y Dredd comprobará en persona de qué modo afecta dicha enfermedad a un ser humano, por lo que, tras fabricarse una vacuna para contrarrestarla, alguien debe llevarla al lugar donde se encuentra ubicada la gente infectada. No se puede ir en ninguna nave voladora porque los infectados tienen tomada las pistas aéreas de Mega-City Dos, y es por eso que Dredd deberá recorrer la Tierra Maldita para llevar la vacuna donde es necesaria.

Para cumplir con éxito esta misión, Dredd contará con la ayuda de varios jueces y robots de combate, algunos vehículos de combate capaces de resistir grandes batallas, y además le acompañará Spikes Harvey Rotten, un ex-convicto que intenta rehabilitarse, y que es de los mejores motoristas de Mega-City Uno. Esta caravana, mientras intenta llevar la vacuna a Mega-City Dos, pasará muchos apuros a lo largo de su travesía por la Tierra Salvaje, donde se encontrarán con mutantes, dinosaurios, ratas voladoras (sí, tal como estáis leyendo), jueces corruptos que han convertido Las Vegas en una ciudad donde ya no hay ningún resquicio de la ley, e incluso extrarrestres (gran aparición la del entrañable alienígena Pellizcos, con el que Dredd entablará una buena relación). Pero claro, después de afrontar esta misión, cuando Dredd regrese a su ciudad, tendrá que afrontar un gran peligro, pues está acusado de... ¡asesinato!


Hay que decir una cosa a favor de la adaptación cinematográfica protagonizada en su día por Sylvester Stallone, y es que en dicha película, la trama era una mezcolanza de las historias de muchas de las primeras aventuras del personaje en las viñetas. En ese sentido, Stallone también era acusado de asesinato en la película, y era condenado y enviado a una prisión especial. A lo largo de dicha película, también acababa atravesando la Tierra Maldita, y se podían encontrar otros detalles ya reflejados en los primeros progs del personaje. Y retomando esa acusación de asesinato sobre el mayor defensor de la ley, coincidirá con la entrada en escena del juez Cal, personaje que rápidamente llegará a lo más alto de la cadena de mando de los Jueces, e instaurará un reinado del terror en Mega-City Uno. Y Dredd tendrá que librar una lucha sin cuartel para devolver la tranquilidad a su hogar. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Aunque los guiones sean trabajados por varias personas, hay una agradable coherencia en el transcurso de las historias, síntoma de que se respetaba el desarrollo del personaje para darle el mejor enfoque posible. Todo el pasaje de la Tierra Maldita es una auténtica macarrada por la enorme cantidad de situaciones bizarras en las que se verá envuelto Dredd, y en ese sentido la lectura es amena, intensa, y rara vez deja indiferente, logrando que alguien que es fan del personaje (como es mi caso), esté en su salsa. Pero además de lo anterior, me ha gustado mucho la progresión que se ha seguido con el juez Cal a la hora de plasmar su progresiva locura. Desde que llega al poder, irá tomando una serie de decisiones y actuando de una manera que no deja lugar a dudas de que le falta un tornillo, pues además de nombrar juez a un pez que tiene por mascota, se considerará una deidad, ordenará ejecutar a personas que no estén en su hogares señalado un toque de queda, o mandará erigir un alto muro que rodee toda la Mega-City Uno, para que nadie escape de allí. Y son solamente algunas de las cosas que pasarán con él. Así que estoy más que contento con el trabajo de los guionistas.

En el apartado gráfico, hay que decir que siguen siendo historias en blanco y negro, y se mantiene un estilo más o menos homogéneo, a pesar de que se nota cuando hay cambios de dibujante por el trazo de cada uno. Del más tosco (pero no por ello desagradable a la vista) de McMahon, a la elegancia de Bolland, Smith o Ewins. Trazos aparte, el apartado visual sigue siendo de notable calidad, y casa bien con el tipo de historias que se nos cuentan, por lo que no será difícil que el trabajo de cualquiera de los numerosos dibujantes que ilustraron estos episodios os deje con buen sabor de boca. 

¿Merece la pena el cómic? Indudablemente sí. Si ya sois fans del personaje y habéis leído el anterior tomo de archivos completos, lo pasaréis en grande. Si siendo fans habéis leído cosas sueltas, tampoco os decepcionará. E incluso si no habéis leído nada de Dredd y tenéis curiosidad, opino que esta lectura no os va a dejar indiferentes y podréis disfrutar de una parte de lo que puede ofrecer el universo del Juez Dredd a quien decide acercarse a él. 

Por lo demás, este segundo tomo de los archivos completos tiene el color naranja de fondo, ya que cada tomo tiene uno diferente, y trae algunas portadas de los progs. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. También os dejo el enlace de mi guía de lectura del Juez Dredd, pensada para quienes deseen iniciarse con el personaje. ¡No quebrantéis la ley y sed buenos!

26 de septiembre de 2021

Reseña de Lucky Luke Classics 3: La balada de los Dalton. Lo que hay que sufrir para cobrar una herencia

¡Un saludo desde las polvorientas tierras del salvaje oeste! Ésta no es mi primera lectura de las aventuras de Lucky Luke, pero sí me estreno leyendo la colección de aventuras clásicas del personaje, realizadas por los creadores del mismo. Esto es así porque mis anteriores reseñas en este blog estuvieron dedicadas a "Un cowboy entre algodones" de la línea según Morris, y también hablé de "El hombre que mató a Lucky Luke", obra que está fuera del canon del personaje pero que es de mucha calidad. Pues dicho lo anterior, toca hablaros de lo que ha supuesto para mí leer este "Lucky Luke Classics 3: La balada de los Dalton" de Ediciones Kraken. 


Esta obra objeto de reseña no es ni de lejos la tercera aventura en orden cronológico del personaje, ya que, para cuando fue publicada por Dargaud y Lucky Comics, ya existía esta figura desde hacía varias décadas, y desde sus inicios se publicaron sus historias. Es por eso que no está de más recordaros los orígenes de este popular vaquero de las viñetas. Lucky Luke, el hombre que dispara más rápido que su sombra, fue una creación de Maurice de Bevere (1923-2001), cuyo alias artístico era Morris. Este vaquero vio la luz por primera vez en 1946, concretamente en el "Almanach 47 de Spirou", y nació como un homenaje y a la vez una parodia de las aventuras del lejano oeste. A la vista de que a día de hoy se han hecho adaptaciones al cine, series de dibujos, videojuegos y demás, queda claro el enorme éxito y huella que ha dejado en el mundo esta creación de Morris. 


En lo que a Ediciones Kraken se refiere, que es la editorial que desde hace unos cuantos años publica las aventuras del personaje en España, la primera edición de esta obra apareció en 2013, y es ahora en 2021 cuando ha tenido lugar la publicación de una segunda edición de la misma. Que no os desanime empezar a leer la colección a través de esta tercera entrega, pues no es necesario ser un lector/a habitual de Lucky Luke para disfrutar de sus aventuras, ya que son de carácter auto-conclusivo. En esta ocasión el tomo contiene tres historias, la principal que da nombre al cómic, y otras tres más breves pero no por ello menos interesantes, cuyas tramas abordaré más adelante. 

¿Qué autores han participado en este tomo? Como guionista estuvo al frente de esta obra René Goscinny (1926-1977), figura mítica del cómic europeo (co-creador de "Astérix el Galo" o "Iznogud"), y uno de los grandes colaboradores que tuvo el ilustrador Morris (1923-2001), vinculado casi de forma completa a trabajar con el personaje de Lucky Luke (aunque también dibujó por ejemplo las aventuras en solitario de "Rantanplan"). De la traducción al castellano se ocupa Carlos López.

¿Qué historias nos encontraremos aquí? Si bien hay cuatro en el tomo, la sinopsis de la más extensa es la siguiente: 

"Para vengar a su tío y heredar su fortuna, los Dalton tendrán que matar a un chino, al director de una cárcel, a un indio, a un médico, a un buscador de oro, a un jugador profesional, a un conductor de locomotora y a un enterrador, todos ellos enemigos de su tío. 

¡Pero Lucky Luke está al tanto!"

Imaginad la gran ironía que tiene lugar cuando los hermanos Dalton, que están en la cárcel gracias al buen hacer de Lucky Luke como defensor de la ley, se enteran de que ha fallecido uno de sus tíos, y que para heredar su cuantiosa herencia, deben asesinar a los miembros del jurado que le condenaron a muerte. Pero la única condición del testamento, es que haya un testigo que presencie los asesinatos de dichas personas... ¡y tiene que ser Lucky Luke!

Es así como arranca esta historia, en la que los cuatro hermanos Dalton deberán escapar de la cárcel, y además establecer una especie de alianza con Lucky Luke (que , para que éste presencie cómo liquidan uno a uno a todos los miembros del jurado que sentenció a muerte a Henry Dalton. En caso de que no acaben con todas estas personas, el dinero de la herencia iría a parar a causas benéficas, y eso es algo que los Dalton no están dispuestos a permitir. ¿Les ayudará Lucky Luke, un recto defensor de la ley, a cumplir con su objetivo de matar a esas personas?


Esto es todo cuanto os contaré de la primera historia. De las otras tres del tomo, dos se centran en Jolly Jumper, el carismático caballo de Lucky Luke. Aunque generalmente es un animal alegre y lleno de vitalidad, en la primera narración atravesará un raro período de melancolía, el cual preocupará terriblemente a Lucky Luke, que intentará averiguar qué le sucede a su fiel compañero de aventuras. En la siguiente ocasión, veremos al vaquero intentar descubrir quién robó su caballo y dónde lo tiene escondido. Y para cerrar este álbum, habrá una historia en la que nuestro solitario vaquero deberá formar a toda una agrupación de nuevos agentes de la ley, los cuales inicialmente no tiene muchas aptitudes para ser licenciados como sheriffs. ¿Logrará el bueno de Lucky Luke convertir a un grupo de torpes hombres en buenos defensores de la ley?

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Como haría un vaquero en ciertas ocasiones, no me queda otra que quitarme el sombrero en señal de respeto por el trabajo de Goscinny y Morris. Empezando por el guionista, me he reído bastante con la primera de las historias del tomo, la que da nombre al mismo, y donde los Dalton me han sacado muchas sonrisas a lo largo de la historia. Es posible que, exceptuando a su líder Joe, sean la familia de villanos más tonta del mundo de las viñetas, pero uno les coge cariño por su capacidad para provocar risas en una lectura. Goscinny narra con dinamismo y humor una buena aventura que he disfrutado bastante, como también he hecho con las otras narraciones más cortas, donde Morris ha realizado otro buen trabajo con su creación.

Y respecto al apartado gráfico, Morris tiene el trazo clásico del cómic franco-belga de la época, pero no por ello es un estilo vulgar, sino que demuestra el talento que poseía este autor, capaz de sacar sonrisas simplemente con las imágenes que dibujaba, sin necesitar el apoyo de los textos para que el lector pueda echarse a reír. 

Respecto del color, es también el clásico de la época, bien acompasado con el trazo del dibujante, y que no desentona, jugando un buen papel cuando en ciertas escenas cómicas la tonalidad debe ser más intensa o inusual al resto de la obra. 

¿Merece la pena el cómic? Qué voy a deciros si el western me encanta en todas sus vertientes, desde la más seria a la más humorística. SÍ que merece la pena acompañar a Lucky Luke en sus peripecias por el lejano oeste, pues hay cabida para las risas y la evasión mediante la lectura de obras como ésta, que lejos de ser hijas de su época, envejecen bien y, al menos en mi caso particular, me ha dejado bastante satisfecho como lector. La mejor historia es la más extensa de todas, pero el resto son simpáticas y se dejan leer.

Si sois fans de Lucky Luke y no conocéis esta obra, os podrá gustar. Si sois gente nueva con el personaje, igualmente es una buena manera de comenzar con él ya que, guste más o menos, puede que os deje con ganas de leer mas del personaje.. Por ello os animo a darle una oportunidad. El tomo de Kraken es de tapa dura. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías, podéis hacerlo aquí. ¡Hasta la próxima y tened cuidado con los peligros del salvaje oeste!