20 de junio de 2022

Reseña de AIDP: Integral 6. Comienza el ciclo del Infierno en la Tierra

¡Saludos desde el mundo de la investigación de lo paranormal! En mi afán de leer y reseñar diferentes obras pertenecientes al universo de Hellboy, tuve la agradable sorpresa de disfrutar un montón de lo que podía ofrecer la serie de AIDP desde el comienzo. Como confirmación de esas maneras tan buenas que apuntaba esta cabecera, llevar ya un tiempo sumergido en las aventuras de la agencia, me encuentro aquí para comentaros qué me ha parecido "AIDP: Integral 6" de Norma Editorial.


Si bien el anterior integral recopilaba una serie de arcos argumentales ambientados en los primeros años de vida de la agencia, en esta sexta entrega cambia radicalmente la cosa. Y esto es así porque este sexto integral empalma directamente con los acontecimientos acaecidos durante todo el cuarto tomo, especialmente en la recta final de éste, a través del arco "El Rey del Miedo". Fue ahí cuando, a pesar de que Liz Sherman desató todo su poder para acabar para siempre con la amenaza de las ranas, a cambio provocó que se desatara un infierno en el planeta. No es que Liz quisiera causar ese efecto, pero, por diferentes razones, la victoria sobre las ranas tuvo como consecuencia directa que se manifestara una amenaza todavía para mayor para la humanidad. Teniendo en cuenta que Hellboy no puede ayudar a la agencia, pues está muerto y en el propio Infierno (leer "Hellboy en el Infierno: Integral"), tendrán que ser los habituales protagonista de AIDP quienes deban hacer frente a esta grave amenaza.


Llegados a este punto, hay que señalar que éste es el inicio de la mayor amenaza a la que se haya enfrentado jamás la agencia a lo largo de los cinco integrales anteriores. Sí, ha habido monstruos de todo tipo que han puesto en peligro las vidas de la gente inocente, unas veces controlados por alguien, y otras simplemente actuando por sí mismos. En casi todas las ocasiones los diferentes miembros de la agencia han logrado acabar con el peligro. Aunque también se ha convertido en costumbre el que las victorias lleven aparejadas muchas muertes de diferentes activos de dicha agencia. Trabajar aquí es un riesgo que muchas personas asumen desde que ingresan en sus filas, y es algo que, en una de las historias contenidas aquí, también conocen quienes integran la agencia rusa homóloga a la AIDP. Y será ahora, cuando los monstruos están presentes en diferentes rincones del planeta, cuando las personas normales de a pie sepan a lo que se enfrentan las distintas agencias paranormales del mundo. 

¿Qué autores han participado en este cómic? Como no podía ser menos, encabeza el equipo Mike Mignola (conocido entre otras cosas por "Batman: Luz de gas" o "Drácula de Bram Stoker"), creador de la agencia y Hellboy, y siempre presente en un rol u otro en las obras de este universo. Como figuras más importantes le acompañan entre otros el guionista John Arcudi (autor muy curtido en este mundo escribiendo en "Abe Sapien" o "Hellboy y la AIDP 1952"), los ilustradores Guy Davis (dibujante en "Batman / Edgar Allan Poe: Nunca más" y artista completo en "The Marquis"), Tyler Crook (co-creador de "Harrow County" o "Manor Black"), Duncan Fegredo (en su haber tiene obras como "Enigma" o "MPH") y el colorista Dave Stewart (muy ligado al Mignolaverso con series como "Bogavante Johnson" o "Sir Edward Grey: Cazador de brujas"). Traduce al castellano Héctor Lorda y rotula Martín Garcés.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis avanza lo siguiente:

"Empieza una nueva etapa en la historia de la AIDP. 

Tras la guerra contra las ranas, extraños y devastadores sucesos están teniendo lugar por todo el planeta. 

La AIDP es la única organización capaz de investigarlos, pero ahora está bajo la supervisión de las Naciones Unidas. 

Mientras Kate intenta mantener al grupo unido, será Abe el que se marchará sin avisar para enfrentarse a un monstruo que está haciendo desaparecer a poblaciones enteras."

Una de las consecuencias de lo que sucedió anteriormente, es que la AIDP ya no opera como agencia gubernamental con cierto margen de libertad, sino que ha pasado a estar supervisada por las Naciones Unidas. A fin de cuentas, la expansión y multiplicación de las amenazas mundiales han requerido que se produzcan sucesos drásticos y que, en cierto sentido, traen no solamente perjuicios, sino también algún efecto positivo, siendo el más notorio una mayor cantidad de recursos económicos y materiales posibles. Pues bien, al principio de este tomo, la agencia se encuentra investigando diferentes misterios a lo largo del mundo, siendo Abe Sapien quien se ocupe de uno de ellos relacionado con unas extrañas desapariciones.

Abe no se encuentra en su mejor momento dentro de la AIDP, pues a raíz de lo acontecido en el final de la guerra con las ranas, especialmente con las revelaciones de Llame Negra, se encuentra constantemente bajo el punto de mira de Devon, que cree que no es trigo limpio. Así pues, Abe encontrará una gran distracción en este nuevo caso, donde además tiene la intuición de que podría volver a encontrarse con Daimio, antiguo integrante de la agencia, que se volvió loco y mató a muchas personas. Pero algo dentro de Abe le dice que Daimio no obró en ningún momento de forma consciente, y no dudará en investigar las desapariciones y el posible paradero de su antiguo compañero. Mientras tanto, Johann y Panya tendrán un enfrentamiento, a raíz del creciente interés de Panya por las extrañas criaturas que desde hace un tiempo están encerradas en las instalaciones de la agencia. 


En los otros arcos argumentales del tomo, habrá nuevas amenazas. Valga como ejemplo la aparición de Fenix, personaje que tiene el poder de la clarividencia para anticiparse a ciertos desastres o ataques de monstruos que acontecerán. Este personaje en sí no es, al menos en lo visto aquí, una villana, pero a través de su búsqueda ocurrirán diferentes sucesos con importantes repercusiones para la agencia. Por otra parte, hay una pequeña historia donde sabremos qué ha sido de Liz, que desapareció tras acabar con las ranas, y que quería aislarse de todo. Y para rematar la faena, viene una extensa historia centrada en la agencia Rusa de investigaciones paranormales, y en una más que peligrosa amenaza que se cierne sobre su territorio, y a la que, para hacerle frente, pedirán ayuda a la AIDP. En este tramo del tomo conoceremos al perturbador e inquietante Iosif, director de la agencia rusa. Queda como postre una muy breve historia donde Kate Corrigan sabrá qué ha sido de Hellboy. Y es lo que os puedo contar. Como suelo decir, el resto... tenéis que descubrirlo mediante la lectura de la obra. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? No hay nada nuevo que pueda decir de la dupla Mignola-Arcudi, pues llevan ya bastante tiempo trabajando los guiones conjuntamente (aunque Arcudi se ocupe de la parte más pesada), y en ningún momento me han defraudado, estuvieran o no más inspirados a la hora de concebir sus historias. La intención aquí es dejar atrás la guerra de las ranas, y empezar a construir algo que dejará patas arriba nuestro mundo, y vaya si se consigue en este primer tomo del nuevo ciclo. Además, las nuevas incorporaciones a la serie, como la del indescifrable Iosif o el retorno (aunque breve) de Daimio, me han gustado. El ritmo narrativo es el habitual, con bastante acción, una buena gestión de las tramas, y la continuidad en el desarrollo de los personajes. 

En la parte visual sigo disfrutando bastante del arte de Davis, con ese estilo tan particular y que suele llevar aparejados más que interesantes diseños de la galería de monstruos que desfilan por estas páginas. También me ha gustado la aportación de Crook, que entra como reemplazo de Davis, y al que ya conocía bien de su labor en "Harrow County" (eso sí, aquí sus dibujos no están coloreados con acuarela, pero habría roto la coherencia visual). A pesar de que Crook y Davis tienen diferentes estilos, no he notado que el cambio haya perjudicado en nada a la serie, sino que también la enriquece por permitir que otra persona nos deje su sello. Y aunque Fegredo se ocupa de unas pocas páginas al final, siempre me encanta verle en acción, pus es de mis artistas favoritos del universo de Hellboy. 

En el color no me cansaré de elogiar el enorme talento de Stewart, que se adapta a la perfección al trazo de cualquiera de los dibujantes que desfilan por la colección. Es de mis coloristas favoritos, y tomos como éste, que van teniendo un constante cambio en las tonalidades de cada historia, son un recordatorio de las razones para que así sea. 

¿Merece la pena el cómic? Es una LECTURA MUY RECOMENDABLE, si bien es cierto que para quienes vayan al día con la serie, porque quienes empiecen por aquí pueden estar muy perdidos y no disfrutar del contenido como realmente se merece. El nuevo ciclo argumental presagia algo realmente grande y que removerá por completo los cimientos de la serie, yendo más allá de lo visto hasta ahora. En este punto, y por si acaso, os pregunto... ¿todavía no estáis leyendo AIDP? 

Por ir terminando, y sobre la edición de Norma Editorial, es de cartoné, forrado con tela y con cinta marcapáginas. Como contenido extra hay textos sobre la publicación editorial y comentarios, diseños y bocetos de diferentes autores. Esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones al respecto. De igual modo, te animo a compartir este texto con más gente para que llegue lo más lejos posible.