19 de noviembre de 2022

Reseña de Lord Gravestone: La saga. Una más que apetitosa historia en lo visual y lo narrativo, con criaturas de la noche y maldiciones vampíricas

¡Un saludo criaturas de la noche! Para nadie es un misterio el hecho de que las historias protagonizadas por vampiros sean populares. Desde la aparición del Drácula de Bram Stoker en adelante, tanto el campo de las letras como el audiovisual han ofrecido incontables historias protagonizadas por estos seres no muertos. En este mismo espacio, sin ir más lejos, he reseñado varios cómics con Drácula de protagonista, ya fuera en la adaptación de la película de Coppola realizada por Roy Thomas y Mike Mignola, como en la versión de Fernando Fernández (mucho más fiel a la novela de Stoker).

Y aquí me encuentro ahora, dispuesto a ir compartiendo mis impresiones de "Lord Gravestone", una nueva serie que publica Tengu Ediciones (y que previamente ha ido saliendo en Editions Glénat), donde se presentan entre otros elementos a los vampiros, esos seres que tanta fascinación terminan despertando siempre, y que tanto juego dan en un terreno como el de los cómics. 


Hay que decir que en las historias de vampiros, y teniendo en cuenta lo que contaba antes sobre la enorme cantidad de series, películas, libros o cómics que han visto la luz al respecto, es difícil sorprender. Una cosa es que algo rompa los esquemas por lo visual, porque las imágenes siempre atraen al principio, cuando una persona está curioseando antes de comprar o leer un cómic. Pero claro, también es importante que la trama pueda tener sus elementos de interés, y, en el caso que nos ocupa, y aunque me adelante un poco al decir esto, puedo deciros que este primer tomo me ha sorprendido muy gratamente por la historia y el enfoque.

¿A santo de qué comento lo anterior? Tiene que ver con uno de los ejes sobre los que orbita el cómic, y que hace referencia a la forma en que un ser vivo pasa a convertirse en un vampiro. Habitualmente asociamos el hecho de que la mordedura es lo que provoca el resto, y no es algo erróneo. Pero hay algo más que se tiene que producir de forma previa, y que condiciona la transformación al hecho de que sea el mismo vampiro que inició el cambio, quien debe morder a la víctima para que se inicie la conversión definitiva. Si no se produce primero lo que en la obra se llama el "beso rojo", cuando una persona es mordida sin más, muere. Si se da dicho beso la persona se inicia un cambio, que cristalizará cuando luego reciba el mordisco. Y este enfoque, que no es precisamente novedoso pero sí atrayente, es una de las cosas que me ha enganchado a la serie. 

¿Qué podemos esperar de este primer tomo? La sinopsis nos dice lo siguiente: 

"John Gravestone, el único hijo de un cazador de vampiros muerto en batalla, prometió desde el principio vengar a su padre y continuar con su trabajo. Por ahora, la educación austera impuesta por su tío aún no le ha permitido cumplir su promesa. 

Pero estaba escrito que el heredero de la lápida seguiría los pasos de su padre y un día se enfrentaría a los mismos demonios que él. Además, cuando la extraña Camilla von Holbein, poderosa striga y enemiga jurada de su familia, resurge del pasado, John finalmente puede abrazar su destino. 

Un destino digno de la leyenda que lleva su nombre. Un primer ciclo en tres actos con una atmósfera oscura y gótica, Lord Gravestone mezcla escritura moderna y fábula vampírica inspirándose en las fuentes del género."


El tomo muestra en sus primeras páginas lo que será la vida de Gravestone más adelante, llena de dolor, maldición y monstruos. Se verá a John, el pequeño Gravestone, junto a su madre, acompañados de una monja, mientras intentan escapar de una jauría de lobos. La madre estuvo rezando antes, ya que su marido debe hacer frente a una serie de peligros que forman parte de día a día, y sobre los cuales se nos hablará ya avanzada la trama. Pues bien, cuando los personajes están huyendo, se producirá una escena que inevitablemente, me hizo pensar en uno de mis personajes favoritos del cómic de superhéroes, Puño de Hierro, pues Danny Rand, el hombre tras la máscara, presenció cómo unos lobos atacaron a su madre, tal como le sucederá al pequeño Gravestone. Poco después de esa escena, el tiempo avanzará.

La mayor parte de este primer tomo mostrará a John Gravestone ya de adulto, si bien se reparte el protagonismo entre él, su tío Teófilo, y la pareja de vampiros formada por el príncipe Aqueronte y Camilla Von Holbein. Por una parte, John intentará cumplir su destino y relevar a su padre como cazador de monstruos, mientras vive un romance con una mujer llamada Mary. Teófilo, que vive en Roma y se dedica a formar a nuevos cazadores de monstruos, será pieza clave a la hora de conocer la existencia de los vampiros antes mencionados, muy peligrosos para cualquier ser humano convencional. A medida que este primer tomo avance, se narrará más sobre la época en la que Teófilo y el padre de John, Luther, intentaron dar caza a Aqueronte y Camilla, dando como resultado la cacería una maldición que recaería sobre la estirpe Gravestone en adelante. Y así, entre enfrentamientos con criaturas de la noche, un personaje buscando ser el heredero digno de su apellido, romance y violencia, transcurre esta historia.

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? El guionista, Jérôme Le Gris (con obras publicadas como "El Dios Serpiente" o "La edad perdida"), teje una historia que, a pesar de transitar por elementos más que conocidos para quienes tenemos ya un bagaje con las lecturas vampiriles, engancha y es muy disfrutable. A lo largo de las páginas he tenido esa sensación constante de estar ante una trama plagada de erotismo, acción, aventura y tragedia, y en una obra de esta índole, es justo lo que quería, y lo que me ha hecho sentir altamente satisfecho con la lectura. Que Le Gris haya querido alterar un poco el convencional modo en que una persona se convierte en vampiro me ha gustado, porque no redescubre nada, pero deja claro que no tiene interés por contar una historia tirando de clichés fáciles. El ritmo narrativo está muy bien gestionado, habiendo momentos para todo tipo de escenas habituales del género, se dedica tiempo al desarrollo de personajes, y no tengo más que palabras positivas para Le Gris. 

Respecto al apartado gráfico, Nicolas Siner (que ya había trabajado con Le Gris en "Horacio de Alba") se ocupa del dibujo y el color, realizando una labor sobresaliente. Nada más empezar la obra hay una página doble que es una declaración de intenciones, pues en el cómic va a tener un gran peso el diseño de escenarios, y la expresividad de los personajes. Me encanta el arte de Siner diseñando los diferentes escenarios en los que transcurre la historia, y en más de una ocasión me ha hecho recordar a la saga de videojuegos de Castlevania, sensación que se reforzaba cada vez que veía a los vampiros en acción. Aunque sea reincidir en esto, tan importante me ha parecido en un cómic como este que la historia merezca la pena, como el hecho de que las localizaciones en las que transcurre todo ayuden a crear una atmósfera oscura y deprimente, evocando esas películas de monstruos ambientadas en la época victoriana. El color es otra delicia, ya que resalta las virtudes del trazo del propio Siner, y aunque la tendencia es que sean tonalidades más apagadas, no deja de haber momentos para que otras más luminosas también tengan su presencia. 

¿Merece la pena el cómic? Queda por ver el nivel de la obra completa, PERO ES UN PRIMER TOMO FANTÁSTICO para adentrarse en la historia que se nos propone. La narrativa es dinámica, el apartado gráfico un caramelo, y la escena final deja con los dientes largos, pues lo que necesité en el momento en que acabé la lectura era tener a mano el segundo tomo. Obra recomendable a todas luces a quienes gusten de las historias de vampiros, de género oscuro o fantástico, o simplemente a quienes deseen disfrutar de un producto bien hecho. La edición de Tengu es muy bonita y de tapa dura. No esperéis mucho para hincarle el colmillo a esta obra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones al respecto. De igual modo, te animo a compartir este texto con más gente para que llegue lo más lejos posible.