20 de marzo de 2021

Reseña de Tango: Integral 1. Una dosis de acción, aventura y colegueo con aire a western moderno

Hola nuevamente a esta sección de reseñas gente lectora. Para un servidor, siempre es un placer dedicar un tiempo a contaros qué me ha parecido tal o cual cómic que he leído y exponeros las razones por las que os animo o no a darle una oportunidad a una lectura concreta. Hoy toca hablaros de una publicación de Ponent Mon que, ya desde que leí su sinopsis y empecé a curiosear sobre ella, intuía que me iba a encantar, cosa que así pasó. Y por eso voy a desgranaros poco a poco qué podemos esperar de "Tango: Integral 1".


Aunque es Ponent Mon quien ha publicado en España las andanzas de John Tango, su primera aparición fue en el 2017 a través de la editorial Le Lombard. Hasta la fecha, ya son cinco los álbumes publicados de esta colección en el mercado franco-belga, estando los dos primeros recopilados en el integral que os reseño en esta ocasión. Eso ya nos deja varias cosas claras, como el hecho de que "Tango" es una serie que funciona bien (esto es, genera buenas ventas y además ha sido bien acogida por el público) y por eso sigue, y que por otra parte la gente de Ponent Mon tiene material de sobra para seguir sacando integrales del personaje. Desde luego me agradaría que así fuera, porque esta lectura me ha dejado muy buen sabor de boca y, aunque no cuente nada nuevo, lo hace con soltura y carisma, que ya es decir bastante.


Son varias las cosas que, entre el primer y segundo álbum aquí recopilados, me han ido enganchando al personaje de John Tango. Precisamente la primera historia es la que tiene un aire a western moderno, tanto por las localizaciones, como por los tiroteos, algunas escenas a caballo, y la manera de actuar de Tango, que me recordó a esas películas de Clint Eastwood en las que, pese a ser el protagonista un tipo solitario que va a lo suyo, siente el deber de ayudar a las personas que le rodean y están en aprietos. Y si bien el otro arco argumental discurre por otros derroteros, cambiamos el aroma al salvaje oeste por el colegueo puro y duro entre personajes. En ese sentido, la relación de Tango con cierto personaje me ha recordado bastante a la que mantenían Nathan Drake y Victor "Sully" Sullivan en cualquiera de las entregas de la saga de videojuegos "Uncharted".    

¿Qué artistas tenemos al frente de este tomo? Comenzando por el guionista, está la figura de Alexis Matz (que en su haber cuenta con títulos como "Asesino" o "Balas perdidas"), al que acompaña en los dibujos Philippe Xavier (quien ha ilustrado entre otras "Cruzada" o "Invierno 1709"), mientras que de los colores se ocupa Jean-Jacques Chagnaud (participó en algunos álbumes de "Barbarroja", y también en "Donde no alcanza la mirada..."). Estos dos últimos ya habían hecho equipo anteriormente en otro proyecto, como fue el caso de "Conquistador". Y no hay que olvidarse de otra parte importante en este caso, del traductor Fabián Rodríguez Piastri, que es uno de los habituales de Ponent Mon. 

¿Qué historias nos vamos a encontrar aquí? Como os he anticipado, hay dos álbumes recopilados, cuya sinopsis os comparto aquí:

"Western moderno, lleno de acción y suspenso de construcción clásica, pero adictiva.

En "Un océano de piedra", John Tango cree estar a salvo en un rincón perdido de la Cordillera de los Andes. Ha rehecho su vida. Pero aquí, como en todas partes, todo el mundo tiene secretos. Cuando unos hombres armados asaltan a sus vecinos y amigos, Tango interviene y desencadena una serie de imprevisibles acontecimientos. Después de todo, cuatro años de tranquilidad tampoco está tan mal…

En "Arena roja", Tango vuelve al mar y se enfrenta a un grupo de narcotraficantes que tienen amenazados a Mike -abuelo de Tango- y sus amigos en una idílica isla de camino a Las Bahamas. Una historia llena de acción."

Para comenzar a analizar un poco la primera aventura, hay que poneros en antecedentes. John Tango es un tipo que tiene una vida tranquila en un lugar perdido por los Andes. En apariencia no sería el lugar que uno se imaginaría para pasar una temporada de relax, pero para el protagonista, la zona donde se encuentra instalado es justo lo que necesita, y tiene una existencia pacífica, cogiéndole cariño a una de las mujeres de la zona. No obstante, Tango es un hombre con un pasado difícil, que no eligió porque sí aquella zona de los Andes para quedarse, sino que lo hizo motivado por ciertos sucesos de su pasado, los cuales irán saliendo un poco a flote cuando deba ayudar a algunas personas que ha ido conociendo en los últimos tiempos, y que se ven envueltas en grave peligro.

A raíz de este primer arco argumental, Tango entablará relación con un personaje (prefiero que descubráis quién leyendo el tomo) que hará que juntos vivan una serie de aventuras más adelante. Será precisamente a través del segundo álbum, cuando sigamos conociendo más cosas del pasado de Tango, ya que tendrá que prestar ayuda a su abuelo y otras personas, que son acosadas por un grupo de narcotraficantes que quieren apropiarse de la isla donde esta gente lleva toda su vida residiendo. En esa tesitura, Tango y su nuevo amigo deberán hacer cuanto esté en su mano para hacer frente a esa banda de criminales que no entienden de negociaciones amistosas para resolver los problemas. 


Y a grosso modo ya podéis imaginar qué tipo de aventuras vivirá Tango a lo largo de este primer tomo integral, siempre teniendo que hacer frente a personajes con malas intenciones para con los demás, y que harán que el protagonista tenga que sacar a relucir sus habilidades para el combate y la supervivencia. No son argumentos originales y ya se han escrito antes historias de este tipo, pero como suelo decir, cuando algo está bien narrado, hace que eso importe poco si nos lo pasamos en grande. Además, aunque Tango es un personaje de tendencia solitaria, cosa que confiesa a menudo, es inevitable que nos brinde momentos llenos de humor y compañerismo cuando conecta con diferentes personajes que va conociendo a lo largo de la narración. Es esa mezcla entre western moderno y lo que se conoce en el cine americano como "buddy movie" lo que convierte la serie de Tango en algo que se disfruta de una forma bastante amena. 

¿Qué valoración se merecen los autores del tomo? Empezando por Matz, realiza una labor fantástica dotando en todo momento de dinamismo a la narrativa, bien a través de pasajes llenos de acción, pero también mediante otros donde la amistad, la camaradería y las aventuras tienen cabida, sin dejar de lado la interacción entre personajes o la profundización en algunos de ellos que generan bastante simpatía. Y aunque en pequeñas dosis, se nos van desvelando incógnitas del pasado de Tango, lo cual ayuda a conocer más del personaje principal. Además, Matz logra engranar las piezas de tal forma que empieces a leer una página tras otra, y cuando te das cuenta, te has ventilado una historia entera

Pero en eso último también tiene gran parte de culpa el talento de Xavier en la parte gráfica, que tiene un estilo dinámico y cinemático, de buen nivel de detalle, y que se amolda muy bien a cualquier tipo de escena. Tiene algún defecto como dibujar algunos rostros de personajes iguales (como las mujeres con las que está Tango, o el abuelo de éste y su vecino en la primera historia), pero cumple bastante bien. Se tiene la sensación de que, al margen de leer, podríamos estar tranquilamente ante una serie o una película de acción, y eso es algo positivo.

Y respecto a Chagnaud, realiza una labor altamente satisfactoria con el color, usando tonalidades y paletas de colores muy acertadas. Del mismo modo, logra desempeñar una gran labor en el colorido de los escenarios por los que se mueve Tango, que van desde los “océanos” de piedra de los Andes (con presencia del famoso salar de Uyuni en varias páginas), a lugares paradisíacos de las Bahamas o distintas partes de Argentina.

¿Merece la pena el tomo? Por supuesto que SÍ. Este tipo de historias ya las hemos visto antes, pero precisamente una de sus virtudes es que está todo concebido de tal manera que se lee de un tirón, y yo he disfrutado bastante de lo que ofrece este personaje. Y seamos honestos, Tango es una lectura muy agradecida para quienes disfrutamos de este tipo de historias con acción, momentos a lo duelo del salvaje oeste, huidas a caballo o coche, y ayuda de personas en una difícil situación. Si el culmen a esto es una narrativa ágil y un dibujo dinámico y de toques cinematográficos, pues mejor todavía.

Para ir terminando, queda hablar de la edición de Ponent Mon, que ha publicado este primer integral de Tango en formato de cartoné, donde al final se incluyen algunas páginas sobre cómo se hicieron ciertos pasajes de la obra. Espero que no pase mucho tiempo hasta que vea la luz un nuevo integral con más aventuras de Tango, porque merecen la pena y estaré más que contento de poder leerlas. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones al respecto. De igual modo, te animo a compartir este texto con más gente para que llegue lo más lejos posible.