21 de abril de 2022

Reseña de Atom Agency 2: Pequeña Escarabajo. La agencia recibe un nuevo caso de investigación

Un saludo para todo el mundo. Fue allá por mayo de 2021 cuando os hablé en este espacio del primer álbum de una nueva serie europea sobre una agencia de investigación, pues había disfrutado un montón con aquella lectura, y me quedé con ganas de más. Es ahora, ya en este 2022, cuando salió la continuación de aquella obra, y no solamente he vuelto a pasarlo bien, sino que aquí me tenéis, para hablaros de "Atom Agency 2: Pequeña Escarabajo" de Nuevo Nueve.


Hay que recordar que esta serie pertenece a Dupuis, quien lanzó este segundo álbum en 2020, y que gracias a Nuevo Nueve hemos podido disfrutar de esta obra en este 2022. Como llevo un par de años leyendo muchos cómics europeos, no puedo hacer otra cosa que agradecer la enorme labor que una editorial como Nuevo Nueve ejerce a este respecto, trayendo tantos y tan interesantes contenidos aquí a España. Aunque he de admitir que no todo son buenas noticias, pues hace poco me enteré de que "Atom Agency" no tendrá más entregas, al menos no a corto plazo y durante un tiempo indeterminado. La razón no es la falta de ventas, sino el hecho de que su dibujante, Olivier Schwartz, ha firmado un contrato para dedicarse a ilustrar las próximas aventuras de Spirou. En un caso como éste, y siendo consciente de que parte del encanto de esta colección reside en la labor conjunta de sus autores y podría resentirse de cambiarse al ilustrador, no queda otra cosa que esperar y desear que no pase demasiado tiempo hasta que aparezca un tercer álbum de "Atom Agency". Porque precisamente aquí se ha notado que una de las tramas principales estaba pensada para continuarse en la próxima obra, y queda este álbum un tanto inconcluso.


Ahora bien, cuando se produce algo como eso, lo mejor que nos queda es disfrutar de lo que se ha podido leer (e incluso releer) hasta la fecha de esta serie, como son "Atom Agency 1: Las joyas de la Begum" y el cómic objeto de reseña. En este sentido, este segundo álbum sigue los mismos patrones ya expuestos en el anterior, sosteniéndose la narración a medio caballo entre una situación de misterio, el día a día de los diferentes personajes protagonistas, y situaciones con raíces en hechos reales. Quizás uno de los elementos más potenciados aquí es la cultura armenia, pues varios de los protagonistas son de ascendencia armenia, y aunque vivan en Francia, siguen viviendo conforme a las costumbres de su país. Si bien en este punto se contraponen dos maneras de hacerlo, una la de Tigran Vercorian, totalmente chapado a la antigua y respetuoso de cada tradición armenia, mientras que su hijo Atom es diferente, pues no quiere que algunas cosas que se le imponen por su procedencia, deban condicionarle su camino hacia la felicidad. Es por eso que este álbum no recorre un sendero muy diferente al anterior, aunque sí se magnifiquen algunos aspectos ya expuestos con anterioridad. Aunque sí que hay que indicar que, al menos en mi caso, esta continuación me ha parecido más floja que la anterior por diversas razones, aunque sobre eso hablaré al final. 

¿Qué autores han participado en este tomo? Al frente del guion se encuentra Yann Le Pennetier (escritor entre otras obras de "Basil & Victoria" o bastantes aventuras de "Marsupilami"), mientras que del dibujo se ocupa Olivier Schwartz (conocido por "Gringos locos", donde repetía con Yann, o "Inspector Bayard"). Al color tenemos a Isabelle Merlet (ha trabajado en "El canto de las Estrigias" o "La gran Odalisca") y Hubert Boulard (1971-2020), conocido artísticamente también como "Hubert" (guionizó "Belleza" o ejerció de colorista en "Los naúfragos del tiempo"), quien antes de su fallecimiento pudo colaborar en este segundo álbum de "Atom Agency". La traducción al castellano la realiza Lorenzo F. Díaz y la rotulación Fernando Fuentes.

¿Qué historia nos encontraremos aquí? La sinopsis nos describe lo siguiente:

"Nadie ha visto a la heroica enfermera Annette (Pequeña Escarabajo) desde que terminó la guerra. Es una heroína de la “Rochambelle”, unidad integrada en la segunda División Acorazada del General Leclerc.

Cinco años después, el cuartel general de la policía de París está en el punto de ebullición, ya que el comisario Vercorian le pisa los talones al enemigo número uno de la sociedad, René La Canne. 

Cuando un viejo compañero de guerra de la segunda División le pide ayuda para encontrar a Annette, Vercorian le pasa el asunto a su hijo, Atom, alabando sus méritos. 

Los detectives de la Agencia Atom, que se están cansando de los casos de infidelidad, se lanzan de mala gana al caso de la veterana de guerra desaparecida."

La trama arranca en Francia, en 1945. Una pequeña columna de vehículos de la Resistencia es atacado por los nazis, quienes acabarán dejando muertos y heridos antes de ser eliminados por sus enemigos. Para socorrer a quien necesite atención médica y ser llevado a un hospital, aparecerá una ambulancia conducida por Annette, una mujer más conocida con el mote de "Pequeña Escarabajo". Durante la guerra su labor es muy importante, pero tras el final de la contienda bélica, nadie volverá a saber qué fue de ella, y tendrán que pasar varios años hasta que, un tanto de rebote, le llegue a la Agencia Atom el encargo de buscar a Pequeña Escarabajo.

Aunque la agencia no aceptará en primera instancia el caso, porque les llega la petición de ayuda a través de un hombre que conoció a Pequeña Escarabajo, y los demás piensan que es una de esas investigaciones más que tiene que ver con una infidelidad en una pareja. Al estar tan cansados de dedicarse siempre a ese tipo de casos, su reticencia inicial hará que la búsqueda de Pequeña Escarabajo no se inicie hasta avanzada la trama. Por otra parte, Tigran Vercorian se pasará gran parte del tiempo obsesionado con atrapar a un peligroso criminal de la ciudad, y hacerlo antes de que otro inspector importante lo haga, ya que así daría un golpe de efecto demostrando el poderío de la prefectura de policía donde trabaja.


Así las cosas, la trama girará principalmente en torno a esas dos tramas mencionadas: la búsqueda de Pequeña Escarabajo, y los intentos de Tigran de atrapar a ese peligroso criminal. Sin embargo, alguien del pasado de Tigran también entrará en escena contactando primero con Atom, y le contará al hijo del policía que su padre tiene algunos secretos de su pasado de los que tarde o temprano deberá responder. Como Tigran también estuvo en la Segunda Guerra Mundial, al igual que esta figura que entra en escena, es una sub-trama que irá plantando algunas semillas, pero que, desafortunadamente, ve cortado su desarrollo hasta que aparezca un tercer álbum de la serie, ya que el final de este segundo únicamente cierra la trama de Pequeña Escarabajo, pero no la de Tigran, y queda todo en el aire. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? A la hora de hablar de la labor de Yann en este cómic, y como lo veo necesario, tendré en cuenta lo que ofreció en el primer álbum para realizar una comparativa. Hay que decir que en esta ocasión, el guion de Yann no me ha resultado ni tan redondo ni tan satisfactorio. Mantiene el buen trato de los personajes para seguir contando un poco de cada uno (muy interesante saber más de las costumbres armenias por la familia Vercorian), pero en cuanto a la trama y el interés de la misma, al diseminar la narrativa en diferentes frentes, me he quedado con la sensación de que por abarcar mucho se ha apretado poco. En este sentido, la búsqueda de Pequeña Escarabajo ha sido muy breve y sencilla y casi carente de dificultad, cosa opuesta a lo que sucedió en el primer tomo, donde la trama central ocupaba prácticamente la totalidad de la obra. Por otra parte, el inicio de la trama dirigida a Tigran (la relacionada con su pasado), y que queda inconclusa aquí, está claro que será la que se desarrolle en el siguiente álbum de la serie. Pero no se sabe cuándo será, y eso deja un mal regusto, teniendo en cuenta que en el tomo anterior sí quedó todo cerrado. De todas formas, y pese a lo expuesto, Yann realiza un trabajo correcto, aunque unos peldaños por debajo de lo demostrado antes.

Respecto a Schwartz, y usando de baremo el álbum anterior, vuelve a realizar un trabajo espléndido. Con un trazo muy limpio, y heredero de la bd clásica pero un toque más moderno y enérgico, el ilustrador vuelve a regalar muchos de esos planos aéreos de diferentes escenarios, donde hay muchos personajes haciendo diferentes acciones, y eso ayuda y mucho a dotar de vida la obra. Como hay presencia de escenas más pausadas con otras donde hay acción, Schwartz se maneja perfectamente en ambos casos, como ya hizo en el otro tomo, confirmando así que es un gran artista, que podrán volver a disfrutar quienes le sigan la pista en los próximos álbumes de Spirou. 

Sobre el color de Merlet y Boulard, se mantiene el notable trabajo que se pudo ver en el tomo anterior, con predominio de colores intensos y animados tanto en escenas de día como en aquellas otras de noche, por lo que la combinación con el trazo del dibujante es bastante acertada. 

¿Merece la pena la obra? Por mi parte opino que ES UN CÓMIC DISFRUTABLE, y que, pese a no mantener el alto nivel del álbum anterior, no es tampoco un mal producto. Es cierto que, si habéis leído antes "Atom Agency 1: Las joyas de la Begum" eso puede condicionar el disfrute que os genere leer esta continuación, pero lo importante es que, sea en el apartado narrativo, el artístico o cualquier otro, la historia os guste y os deje con ganas de seguir la serie, cuando quiera que se reanude. Si os acercáis por primera vez a esta obra sin haber leído el otro tomo, puede que os suponga un chasco saber que aquí únicamente se concluyen un par de tramas, pero otra queda en el aire, por lo que es mejor que empecéis directamente por el álbum anterior.

Por ir terminando, y sobre la edición, es en el bonito cartoné que usa la editorial y no tiene contenido extra. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. ¡Hasta otra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones al respecto. De igual modo, te animo a compartir este texto con más gente para que llegue lo más lejos posible.