27 de mayo de 2021

Reseña de Juez Dredd: Los archivos completos 01. Los inicios de un personaje inolvidable en el mundo de los cómics

Saludos ciudadanas y ciudadanos de Mega-City Uno. A estas alturas de la película, no es ningún secreto que soy todo un fan del Juez Dredd, el mítico justiciero del cómic británico. Lo atestiguan no solamente la guía de lectura que he elaborado, sino también las múltiples reseñas de cómics que he elaborado de diversos títulos. Pues bien, tenía una espina pendiente a pesar de todo, y era leerme sus primeras historias. Y tras haberlo hecho... he aquí que toca hablar de "Juez Dredd: Los archivos completos 01" de Ediciones Kraken.  


He de contaros un secreto. Cuando meses atrás no había tocado ni un cómic del Juez Dredd, me asaltaba esa duda que más de una persona habrá tenido... ¿por dónde empezar? Porque estamos ante un personaje que, desde 1977, sigue en activo editorialmente, y eso es algo que puede apabullar a más de un lector potencial. En mi caso, mirando diferentes webs y guías de lectura por internet, terminé tirando de intuición a través del catálogo de Ediciones Kraken, quien tiene los derechos de distribución actualmente en España. Empecé por tomos recopilatorios, ya que me intimidaba un poco el hecho de estrenarme con este cómic objeto de reseña, por si la edad le pasaba factura o lo hacía de digestión algo más pesada. 


¿Me equivoqué con esa premonición? Sí, en ese aspecto siempre he sabido que no iba a ganarme la vida como adivino, aunque a veces acierte ja ja. ¿Cambiaría la decisión que tomé y empezaría directamente a leer al personaje con este primer recopilatorio de archivos? No, estoy muy satisfecho de la manera en la que me inicié, y pienso que, si he disfrutado como un enano de este cómic, es porque han influido todas mis lecturas previas. Al final hay una especie de ley no escrita con muchas cosas que puede ser aplicable también al mundo de las viñetas, y es que las cosas llegan cuando deben de llegar. Y por si alguien desconoce qué es esto de los "archivos completos", son tomos recopilatorios que agrupan las historias del personaje cronológicamente desde su creación. Dicho en otras palabras, una lectura pensada para seguir por orden la vida del Juez Dredd. Este primer tomo contiene los Progs 02 a 60.

¿Qué autores han participado aquí? Para empezar, los padres de la criatura, el escritor John Wagner y el ilustrador Carlos Ezquerra (1947-2018). Pero además de ellos, tenemos a un montón de artistas talentosos como los guionistas Joe Collins, Gerry Finley-Day, Robert Flynn, Kelvin Gosnell, Peter Harris, Charles Herring, Pat Mills o Malcolm Shaw. Y en la parcela de dibujantes figuran Massimo Belardinelli, Brian Bolland, John Cooper, Ian Gibson, Mike McMahon, Ron Turner y Bill Ward.

¿Qué historias nos encontraremos aquí? Aquí dejo la sinopsis editorial:

"Ahora puedes redescubrir las raíces de este personaje legendario en esta serie de novelas gráficas que recogen todas las aventuras de Dredd en orden cronológico, completas y sin cortes.

Durante casi 30 años, un hombre ha dominado la escena del cómic británico. Es juez, jurado y verdugo, un hombre de la ley del futuro sin piedad que reparte justicia con puño de hierro en las calles de Mega-City Uno. 

Él es el Juez Dredd."

Está tan bien descrito el primer párrafo que no se me ocurre otra forma de comenzar el análisis de la trama, ya que este tomo se trata de eso mismo, de descubrir las raíces del personaje desde sus primeras historias. Y aunque pueda sonar a tópico, os puedo asegurar que desde sus inicios, se asentaron las bases del gran universo que es a día de hoy el del Juez Dredd. Por hacer una comparativa con otro personaje que me gusta, me vienen a la cabeza las primeras historias del Spiderman de Stan Lee y Steve Ditko, que cimentaron a lo grande el camino que con el paso de las décadas recorrería todo autor que ha trabajado con el lanzarredes, pues la mítica galería de villanos y de personajes en la vida de Peter Parker ya estaban desde el primer día. Y esto mismo ocurre con el Juez Dredd, aunque a él no le vamos a ver nunca sin su casco, excepto en un capítulo donde se lo quita y, como podéis ver en la imagen adjunta... ¡sale censurado!

La primera historia, correspondiente al PROG 2, supone toda una declaración de intenciones de lo que vendría posteriormente, al describirnos cómo es un día en la futurista Mega-City Uno allá por el 2099. Pero eso no es todo, porque en apenas unos párrafos se nos cuenta quiénes son los jueces, valedores del mantenimiento del orden en una población donde hay una alta tasa de criminalidad, y se muestra la prisión conocida como "La isla del Diablo", rodeada por carreteras donde los vehículos pasan las 24 horas a velocidades muy altas, enloqueciendo a los presos. Lógicamente a lo largo de cada capítulo se va ampliando la información referente a Mega-City Uno, el sistema de justicia rápida, y la devoción del Juez Dredd por la ley, pues incluso cuando está descansando en su hogar, Dredd siempre tiene algún libro de legislación a mano para consultarlo. Si se define de una forma muy rotunda la brutalidad de la sociedad que vemos en estas viñetas, sucede eso mismo con la ejemplificación de que Dredd es la ley, el héroe que el pueblo necesita aunque no sea la persona más amable del mundo, porque la simpatía no gana batallas, y cada día en la mega urbe es una guerra. 

Una de las cosas que me ha encantado, es que para ser de finales de los 70, las historias contenidas aquí derrochan mucha originalidad y encanto. Pensaréis que, si estamos ante un tomo de más de 300 páginas, y la extensión de cada episodio no va más allá de 4 o 5 páginas, y para más inri, todo es violencia y delitos, es algo que termina saturando. Pues lo cierto es que no me ha pasado eso, y en la mayor parte de tramas he encontrado puntos de interés en unos casos u otros. Hay desde un gran arco argumental que retrata una guerra de los humanos con los robots y sus posteriores consecuencias, a otro en el que el Juez Dredd debe ir a defender la ley en la Luna durante un tiempo. Conoceréis la existencia de un hotel de lujo automatizado que se vuelve loco y aterroriza a sus huéspedes, veréis la rudeza que hay en una carrera ilegal en moto por la Mega-City Uno, o la mafia del cómic. Pero hay lugar a mucho más, como conocer a Rico, el hermano gemelo de Dredd y antiguo juez, que vuelve para saldar cuentas con su pasado, y hasta habrá momentos para el humor con la presencia de la asistenta de Dredd, la italiana María, y el gentil y obediente robot doméstico Walter, que no se despegará de su amo. 

¿Qué valoración merece el trabajo de los autores? Toca analizar en conjunto el trabajo de los guionistas. No me queda otra que ponerles una nota muy alta, porque no ha habido ninguna historia que me aburriese o estuviese carente de interés, y tanto las que son auto-conclusivas como las que continúan durante varios números, no dan lugar a la calma. Da la sensación de que cada autor que ha escrito sobre Juez Dredd proyecta en sus guiones las situaciones más alocadas que se le ocurren, y eso se refleja en una lectura intensa, divertida y macarra. No hay que olvidar que en gran parte este cómic es una sátira, y el sello británico del humor negro está muy presente, cosa que se agradece porque le viene que ni pintado al universo de Dredd.  

Los ilustradores me dejan las mismas impresiones que los escritores. Ya he dicho en otras reseñas que por alguna razón casi cualquier estilo gráfico me encaja bien con el Juez Dredd, y eso se refrenda continuamente. En este caso todo el cómic es en blanco y negro, lo que permite ver mejor el trazo de cada autor, desde el más elegante a alguno más tosco. Esto tiene una consecuencia buena, y es que hará que con tantas historias aquí, disfrutéis de unas u otras, en función de vuestras preferencias respecto a los estilos de dibujo de cada persona. 

¿Merece la pena el cómic? Nos ha fastidiado, por supuesto que SÍ. Estamos ante una delicia británica que recoge las primeras aventuras del Juez Dredd, que asentaron por completo las bases de un universo que luego se fue expandiendo y sigue vigente en la actualidad, ¿se puede pedir más? Es una lectura que recomiendo tanto a alguien que quiera iniciarse con el personaje, como también para quien ya sea un lector más veterano pero todavía no le haya hincado el diente a este material. Y claro está, también animo a cualquier persona aficionada a las historias satíricas, de acción o de ciencia ficción a darle una oportunidad, porque podría gustarle Mega-City Uno y querer disfrutarla más en las viñetas. 

Respecto de la edición, es en formato rústica, y no contiene extras, pero con más de 300 páginas de historietas macarras... ¿hace falta algo más? Por lo demás, este primer tomo de los archivos completos tiene el color rojo de fondo, ya que cada tomo tiene uno diferente. Y esto es todo por mi parte, si queréis ver más reseñas mías podéis hacerlo aquí. También os dejo el enlace de mi guía de lectura del Juez Dredd, pensada para quienes deseen iniciarse con el personaje. ¡No quebrantéis la ley y sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, significa que has dedicado un tiempo a leer estas líneas. Gracias por hacerlo. Adelante, ahora no seas tímid@ y cuéntame tus impresiones al respecto. De igual modo, te animo a compartir este texto con más gente para que llegue lo más lejos posible.